Sociedad

TUCUMÁN

Preocupante: Manzur afirma que en los hospitales se dispone de apenas 250 camas

Al mismo tiempo recomienda el método sanitario alemán con implementación de test masivos, pero no hay certezas de cuándo, ni cuántos llegarán a la provincia.

Miércoles 25 de marzo | 12:42

En una entrevista para La Gaceta, el gobernador de la provincia, Juan Manzur, aseguró que "recorrí el Hospital del Este, donde ya hay unas 100 camas listas para lo que se precise en esta pandemia. De ese total, 40 pueden ser utilizadas como terapia intermedia. Ese hospital y el Centro de Salud son los establecimientos de referencia respecto del coronavirus (...) En el Centro de Salud ya tenemos listas 50 camas y seguimos avanzando con el monitoreo".

Además informó que hay poco menos de cien camas adicionales en los hospitales de Aguilares, Alberdi y La Cocha. Esta información contrasta con las de la Ministra de Salud, Rossana Chahla, quien hace unos días había asegurado que disponían de más de 1800 camas. Recordemos que la ministra también se contradijo hace unos días, cuando pasó de informar que contaban con 40 respiradores y 100 camas entre el Centro de Salud y el Hospital del Este (12/3) a asegurar cinco días después que disponían de 267 respiradores y cerca de 1800 camas (17/3).

Estas cifras preocupan no solamente por el evidente falseo de la información por parte del gobierno provincial y las autoridades del Siprosa, sino también porque resultarían completamente insuficientes para atender a la totalidad de los infectados esperables cuando llegue el pico de la enfermedad.

Entre los distintos escenarios que maneja el Ministerio de Salud de la Nación, en el mejor de los casos la cantidad de infectados ascenderá a unas 250 mil personas en todo el país. Si a nuestra provincia sólo le toca el 5% de los casos, estamos hablando de 12.500 infectados. Aun cuando haya casos que puedan ser atendidos en sus domicilios, una gran parte de estos casos al momento de presentar síntomas de fiebre o insuficiencia respiratoria irán derivados al Centro de Salud o al Hospital del Este, que no suman 100 camas.

En nuestra provincia el 65% de las personas tiene cobertura por obra social o prepaga. Pero en los sanatorios privados la decisión de cuántos casos atender y cuántas camas poner a disposición corre por cuenta de los dueños del negocio. Antes de poner en colapso al Centro de Salud y el Hospital del Este, es necesario avanzar de manera urgente hacia una centralización de todo el sistema de salud, público y privado, bajo el control de los trabajadores de la salud.

Te puede interesar: Irlanda nacionaliza hospitales privados mientras dure la pandemia

El gobierno provincial viene afirmando también que los hospitales están completamente abastecidos de los insumos necesarios para garantizar la bioseguridad de los trabajadores de la salud. Algo que los propios trabajadores vienen desmintiendo con protestas y asambleas en distintos nosocomios, como el Hospital Centro de Salud y el Hospital del Niño Jesús, donde aseguran que falta desde barbijos, antiparras -se ha viralizado la imagen de médicos con máscaras hechas con radiografías-, guardapolvos descartables, alcohol en gel y guantes hasta personal de atención en la mayoría de los servicios. La política del gobierno parecería ser administrar lo poco que hay sin invertir seriamente en una verdadera ampliación de la capacidad de atención y sin siquiera garantizar la salud de los trabajadores de la salud.

¿Qué pasa con los test?

Ante la consulta acerca de cuándo llegarían los kits para el diagnóstico de la enfermedad, el gobernador respondió que "se espera que en los próximos días. Creo que el método alemán es lo más correcto porque nos permitirá contar con la mayor cantidad de diagnósticos posibles en el menor tiempo". Curiosa ponderación del sistema alemán, cuando no se está haciendo nada para instrumentar los testeos masivos.

Aunque el gobierno nacional comienza a descentralizar el proceso de diagnóstico, se espera que esta semana lleguen 50 mil test para todo el país, una cantidad completamente insuficiente de acuerdo a los parámetros de la OMS. Hasta el momento, en nuestro país se viene realizando apenas un tercio de los testeos que recomienda la OMS para la tasa de infectados.

Pero además tampoco está claro cuántos, ni cuando llegerían los kits de diagnóstico a la provincia. Por disposición del gobierno provincial, los diagnósticos se realizarán exclusivamente en el laboratorio Hospital Nestor Kirchner. Sin embargo, tanto la Facultad de Farmacia y Bioquímica (UNT) como los institutos del Conicet (Cerela, el Insibio, el Proimi y la Estación Experimental del Itanoa) con capacidad de realizar testeos, se han puesto a disposición. Hasta el Colegio de Bioquímicos de Tucumán ha planteado la necesidad de descentralizar las pruebas de manera urgente.

Te puede interesar: Coronavirus: ¿qué pasa con los test masivos en Tucumán?

Por estas horas, los trabajadores de la salud viven con la preocupación y la ansiedad de estar expuestos a las decisiones de un gobierno que no solo falsea la información acerca de la realidad que existe en los hospitales, sino que además no está tomando ninguna medida seria, más que el aislamiento, para prepararse para el momento pico de la pandemia.

Se vuelve entonces necesario que sean los propios trabajadores de la salud quienes tomen en sus manos el cuidado de su propia salud, poniendo en pie comisiones de higiene y seguridad por hospital, para relevar el verdadero estado del suministro de insumos de bioseguridad, camas y respiradores, garantizar la salud de los trabajadores que son población de riesgo y poner en conocimiento de la población el verdadero estado en que se encuentra la salud pública.







Temas relacionados

#TestsMasivosYa   /    Test   /    Coronavirus   /    Juan Manzur   /    UNT   /    Tucumán   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO