Mundo Obrero

¿QUIÈN CUIDA A LOS QUE NOS CUIDAN?

Precarizadas de la salud de Mendoza: "¿Los legisladores viven con 26 mil pesos?"

En el marco del segundo día de paro convocado por las y los profesionales de la salud de la provincia, cientos de trabajadores precarizados cortaron el acceso a la Ciudad de Mendoza en reclamo del aumento salarial que les viene negando el gobernador Suárez y por la estabilidad laboral de los miles de precarizados

Jueves 18 de febrero | 22:25

En Mendoza hay más de tres mil trabajadores y trabajadoras de la salud precarizados bajo la forma de monotributistas. Ellos y ellas han sostenido el sistema sanitario de la provincia, junto al conjunto de los trabajadores de la salud, en pésimas condiciones laborales, sin vacaciones, aguinaldo, estabilidad laboral ni con los materiales de seguridad sanitaria correspondientes.

Hace meses que vienen llevando adelante su lucha por mejores condiciones laborales, para terminar con la precarización que pone en riesgo su salud y la de sus familias. Organizados y organizadas en asambleas de prestadores por hospital, han visibilizado la verdadera situación de la salud en la provincia. En el marco del paro de profesionales de la salud convocado por Ampros, este jueves cortaron el Nudo Vial para exigir el aumento salarial que les corresponde y que el Gobierno provincial les viene negando.

Es la segunda semana de lucha, ya que la pasada también realizaron retenciones de servicios en la acción convocada por las y los prestadores, junto con Sitea. Este jueves fueron cientos de precarizados quienes cortaron el ingreso a la Ciudad de Mendoza y, ante la simpatía y apoyo de quienes pasaban por el lugar, denunciaron "la burla a la que nos tiene acostumbrados el Gobierno. Cobramos 26.000 pesos, menos 4.500 de monotributo".

Tras conocerse la noticia del costo de vida en nuestra provincia, cuando una familia tipo necesita 50mil pesos para vivir, una trabajadora de la primera línea que cobra 26mil pesos va a ver un aumento de solo $40 en el costo de la hora de trabajo.

A la situación salarial que viven las y los precarizados de la salud, se suma la inestabilidad laboral de miles de enfermeros y enfermeras que ingresaron a trabajar durante la pandemia y vienen siendo amenazados con que este mes no se les renovarán sus contratos, quedando en la calle. Esto no es solo un ataque a las y los trabajadores de la salud, quienes como material descartable, hoy son amenazados con quedar en la calle, sino que es un ataque al conjunto de los mendocinas y mendocinas que dependen de los hospitales y centros de salud públicos para acceder a la salud.

Según denunciaron desde el sindicato de los profesionales de la salud, durante el 2020 se perdieron 1.500 cargos médicos por jubilaciones, renuncias o fallecimientos, lo que debilitó el sistema sanitario en medio de la pandemia. Ahora pueden ser otros tantos de cargos que se pierdan si avanzan en este plan de despedir a quienes dejaron todo por sostener los hospitales en pésimas condiciones.

Desde Ampros le hablaron directamente al gobernador, a quien le preguntaron "¿Usted vive con 26 mil pesos, sus ministros viven con 26 mil pesos, los legisladores viven con 26 mil pesos? Por favor, entienda que esta es una necesidad, no un capricho y estamos luchando para mantener la salud pública".

"¿Al gobernador y a la ministro, les parece bien que nuestro sueldo esté casi un 60% por debajo de la canasta básica? Nos estremecen los aplausos encendidos y las bocinas de los autos de la comunidad. Fue muy emocionante y es lo único que nos genera ganas de luchar", concluyeron.







Temas relacionados

Trabajadoras y trabajadores de la salud   /    Precarización laboral   /    Mendoza   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO