Juventud

BERAZATEGUI

Precarizacion de la juventud: trabajar de camarera por menos de 30 pesos por hora

Estallaron las redes por el relato de una joven trabajadora y estudiante que denunció los malos tratos y la estafa por parte de su empleadora en Korner, un conocido restaurante de Berazategui. Su denuncia obtuvo miles de reacciones y miles de comentarios cargados de indignación. La realidad de la juventud hoy.

Micaela Pereyro

Estudiante ISFD Nº 50 - Vocal del Centro de Estudiantes por la minoría opositora - militante del PTS

Sábado 29 de febrero de 2020 | 12:13

La joven denunció en sus redes sociales que el pasado 14 de febrero soportó trece horas de una extenuante jornada laboral en Korner, un reconocido restaurante del municipio de Berazategui en la zona sur del conurbano, sin almuerzo ni cena, con maltratos por parte de su empleadora, quien le pagó poco más de treinta pesos por hora y luego la echó sin darle su propina.

"Me contrataron para trabajar 9hs por día, 6 días a la semana, por un sueldo de $10mil. El día de San Valentín se me avisó que me tenía que quedar un rato más, a lo cual dije que no tenía problema. Ese día entre a las 12 del mediodía y a las 12 de la noche pedí si ya podía irme ya que había hecho tres horas de más, a lo que la gerenta me contesta que no, que me quedara. Como ya estaba muy desgastada porque no había almorzado ni cenado le dije que no podía, lo que hizo que ella se enojara. Limpié todo y a las 1de la mañana me retiré del lugar. A la hora de rendirle la plata tenía en mi billetera $32500, $2500 eran de mi propina por lo tanto tenía que rendirle 30mil pesos. Ella negó que fuera así y me exigió que le rinda 32mil sin ninguna otra opción . Al finalizar me dijo que me iba a liquidar porque ya no quería que siguiera yendo a trabajar. Me dió 1000 pesos por las casi 30horas trabajadas y me fui."

Después de la denuncia, la joven cuenta que está recibiendo amenazas judiciales por parte de la gerenta del lugar, y que hay más trabajadores bajo las mismas pésimas condiciones.

Sus posteos en las redes generaron bronca y cientos de comentarios en solidaridad frente a esta situación. Es que el empleo en negro y mal pago, sin vacaciones, aguinaldo ni obra social, las jornadas extenuantes y los malos tratos por parte de empleadores son moneda corriente en las y los jóvenes que desde hace años son blanco de la precarización laboral.

Según los últimos datos oficiales, solamente en PBA el 60% de la juventud se encuentraba trabajando en la informalidad mientras que el 28% en la desocupación.
Otro dato importante, brindado por la Federación de Empresas de Trabajo Temporal refleja que, del total de trabajadores que están "por agencia", el 70% son jóvenes.
Además, tenemos un 50% más de posibilidades de sufrir accidentes, debido a que se nos suele asignar tareas riesgosas y sin los elementos de seguridad correspondiente.
Basta recordar el caso del joven Mechi Cantero, quien perdió la vida en la papelera Sein&Cía cuando lo mandaron a engrasar una máquina en funcionamiento. Su familia continúa reclamando justicia.

Mientras las patronales y los empresarios nos estrujan desde nuestro primer laburo en pos de maximizar sus ganancias, ningún gobierno se dispone a revertir esta situación ya que tanto el gobierno nacional como el provincial ponen como prioridad pagarle a los bonitas y al FMI una deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta de la cual no vimos ni un peso, ni para becas para poder estudiar, ni para generar trabajo que nos permita cobrar lo que necesitamos para vivir, ni para poder pagar el transporte público. Ahora nos piden solidaridad pero en nuestras familias la situación empeora. Y no nos queda otra que aceptar trabajos como los de Korner, donde te terminan pagando menos de 40 pesos la hora. Una estafa.

¿Por qué no invierten las prioridades, desconociendo la deuda y que esa plata se utilice para educación, salud y generación de empleo genuino repartiendo las horas de trabajo entre ocupados y desocupados y garantizando que todos cobremos un sueldo igual a la canasta básica, por ejemplo?

Bajo estas condiciones vivimos miles de jóvenes en Argentina, con la incertidumbre de saber si podremos terminar nuestros estudios, tener una vivienda propia o si podremos jubilarnos y bajo qué condiciones. ¿Hasta cuándo vamos a tolerar trabajos por dos mangos, totalmente precarizados y sin ningun tipo de derecho, bancándonos que nos basureen y hasta con riesgo de perder nuestras vidas, mientras los bancos y empresarios siguen ganando millones y mientras los jueces, funcionarios políticos y de la jerarquía de la Iglesia siguen cobrando sueldos y jubilaciones de privilegio, como denunció Nicolás del Caño el diputado del FIT Unidad en el Congreso?

Te puede interesar: Del Caño demostró en el Congreso por qué es mentira que se van a eliminar los privilegios

Esta situación de precariedad no solo laboral, sino de nuestras vidas, la viven millones de jóvenes en todo el mundo. Pero también empieza a cuestionarse, como en Chile por ejemplo, donde la rebelión popular cuestionó la herencia del neoliberalismo, con los jóvenes y estudiantes en la primera fila de las movilizaciones contra Piñera. O como en Francia, donde los ferroviarios y trabajadores de distintos sectores vienen llevando adelante una huelga histórica contra las reformas jubilatorias de Macron. Estos ejemplos demuestran que no tenemos por qué resignarnos a una vida de miseria. Podemos cambiar la historia.







Temas relacionados

Berazategui   /    Juventud trabajadora   /    Juventud precarizada   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO