×
Red Internacional
La Izquierda Diario

CASTA POLÍTICA Y EMPRESARIOS.Por unanimidad, el Senado aprobó un nuevo blanqueo para empresarios de la construcción

La medida contó con los votos del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio. La oposición de derecha solo criticó que el beneficio excluyera a otros sectores productivos.

Jueves 25 de febrero | 08:00
Foto: Télam

El Senado sancionó una ley que habilitará un amplio blanqueo de fondos no declarados con el objetivo de “fomentar” la construcción. La ley se aprobó junto a otro proyecto impulsado por el Ejecutivo, de "consenso fiscal".

La norma fue sancionada por unanimidad de 62 votos, pero la bancada de Juntos por el Cambio votó en contra del capítulo referido al blanqueo. Obviamente no apelaron al argumento de que el blanqueo es una forma de legalizar la evasión y perdonar a los evasores, sino que la oposición de derecha criticó que el incentivo propuesto por el Poder Ejecutivo se limite a la construcción, excluyendo otros sectores productivos.

En su cuenta de Twitter, el ministro de Economía, Martín Guzmán, remarcó que "la construcción es un motor potente para dinamizar la economía y generar empleo, con impacto transversal en diversas cadenas productivas". "Hoy, el Senado convirtió en ley por unanimidad la iniciativa enviada por el Ejecutivo para impulsar la industria de la construcción", sostuvo el ministro.

Indicó que "la Ley contiene incentivos tributarios para aquellos que canalicen sus ahorros en inversiones destinadas a la construcción".

Según informó Télam el proyecto es impulsado por el Poder Ejecutivo para reactivar las obras en el sector privado y exime del impuesto de Bienes Personales a las inversiones destinadas a la construcción de inmuebles nuevos durante dos años y otorga un crédito fiscal para computar contra este impuesto igual al 1 % del monto invertido.

Además, se determina que las personas que declaren voluntariamente activos en pesos o dólares y los destinen a obras nuevas pagarán un único impuesto (con alícuota creciente en el tiempo) y se les otorgará un "blanqueo fiscal" respecto a lo que pudiera corresponder por esos fondos, además de una serie de beneficios en acciones judiciales y administrativas.

Podés leer: Vacunas vip: la mentira de la "transparencia" de Morales en Jujuy

El blanqueo estará abierto para personas humanas, sucesiones indivisas y sociedades conformadas en el país, que tendrán la posibilidad de declarar ante la AFIP la tenencia de moneda extranjera, tanto en el país como en el exterior, en un plazo de 120 días a partir de la promulgación de la norma.

Quienes blanqueen los fondos dentro de los primeros 60 días, pagarán un 5 % de impuesto especial. Hasta el día 90, la alícuota será del 10 % y se duplicará para quienes ingresen al régimen en el último tramo.

Los fondos ingresados al sistema deberán depositarse en una cuenta especial y podrán ser convertidos, de manera transitoria, en títulos públicos nacionales con la condición de que sean invertidos de manera inmediata en una obra.

Este tipo de normativa demuestra que los petardos entre oficialismo y oposición por el tema de la corrupción y particularmente, en la obra pública (como es el caso de Báez y su ligazón con el kirchnerismo) es puro cinismo. Mientras se llenan la boca hablando de corrupción, votan leyes que lo único que hacen es hacer legal las consecuencias de esa corrupción, como la evasión. Por otro lado, muestra que, mientras las disputas son verbales con consecuencias judiciales en casos extremos o puntuales, en lo esencial están de acuerdo: tanto oficialismo como oposición votaron más facilidades para los empresarios privados de la construcción.

El proyecto fue defendido por el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el oficialista Carlos Caserio (Córdoba), quien aseguró que "permitirá que incontables familias argentinas recuperen su sustento económico", ya que tendrá, agregó, "un impacto en la economía en el corto plazo".

Leé también: Parrilli defendió a Báez en el Senado: "Lo condenan porque es morocho"

Además, respondió las críticas al blanqueo y dijo que no es como anteriores exteriorizaciones, que tenían un fin recaudatorio, sino que está destinado "exclusivamente a la construcción de viviendas". "A diferencia de otros blanqueos, la normalización de estas tenencias tiene importantes contrafuegos para que no se convierta en un traer la plata y nada más", destacó Caserio, antes de resaltar que, además, establece "una serie de requisitos que van a ayudar en la prevención del lavado de activos" ilegales. El oficialismo no sabe cómo distinguirse, ante la evidencia la continuidad de políticas de Cambiemos como el blanqueo, pero la realidad es que la oposición de derecha votó a favor solo con la crítica de que el blanqueo debería abarcar a más sectores.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias