×
×
Red Internacional

Ante la caída del salario real, la falta de trabajo con derechos y las luchas en curso, como las que encabezan los obreros del Neumático (y otros sectores) y las organizaciones piqueteras, debemos unir fuerzas para imponer a las centrales CGT y CTA y a los sindicatos un paro y un plan de lucha por nuestros reclamos. Leé la declaración del Movimiento de Agrupaciones Clasistas.

La situación de la clase trabajadora es preocupante. La inflación sigue subiendo y varios analistas esperan que este año llegue al 70%, por encima de cualquier paritaria. Por eso más de la mitad de quienes tienen trabajo están por debajo del límite de pobreza. Y otra parte hace jornadas de 10 o 12 horas, o tienen dos trabajos para llegar a fin de mes. La mayoría de los nuevos puestos de trabajo que se crean son precarios.

A pesar del rol de las organizaciones sindicales y sociales ligadas al Gobierno, surgen conflictos que cuestionan esta situación. Hace pocas semanas la Marcha Federal movilizó decenas de miles de trabajadoras y trabajadores desocupados y precarios. Reclaman que aumente la cantidad y los montos de los planes sociales porque con 19.500 pesos nadie puede vivir.

Desde el Movimiento de Agrupaciones Clasistas fuimos parte de estas movilizaciones en todo el país. Apoyamos sus reclamos inmediatos y levantamos la bandera de la reducción de la Jornada Laboral para conquistar trabajo genuino. Trabajar 6 horas, 5 días a la semana, sin rebaja salarial y con un mínimo igual a la canasta familiar, actualizado con la inflación mensual. Con esa bandera confluimos con organizaciones sociales el pasado 26 de mayo en Córdoba y Rosario.

Pero además, entre los trabajadores ocupados estamos viendo un conflicto testigo en el Neumático. Las empresas que ganan millones se niegan a aceptar el reclamo de pagar las horas del fin de semana al 200%. Ya llevan 5 paros, dos de ellos con movilización. Además hay otros conflictos en docentes de distintas provincias (Chubut, La Rioja, Corrientes), municipales de Córdoba, repartidores de Rosario, rurales de Jujuy, trabajadores de prensa, entre otros.

Los “gordos” dicen que van a marchar pero para apoyar al gobierno que permitió que el salario siga perdiendo. Los dirigentes kirchneristas de los sindicatos (UOM, UTE, Bancarios, Suteba, Subte, Telecomunicaciones) hablan que hay que recuperar el salario y hasta llegan a criticar al plan económico de palabra, pero tampoco hacen nada. Además no dicen nada del 20% del poder adquisitivo que perdimos en los últimos años. Algunos se limitan a prometer que este año no perderemos con la inflación, firmando paritarias del 60 % en cuotas (aunque se espera una inflación mayor). El kirchnerismo se rasga las vestiduras hablando del salario pero donde gobiernan tampoco dan aumentos que recuperen lo perdido.

De lo que se trata es de terminar con la subordinación al gobierno y convocar a un Paro Nacional por el salario y por el empleo. Los sindicatos con conducciones kirchneristas critican medidas del gobierno o dicen apoyar las luchas (como Moyano), deberían ser los primeros en impulsar este necesario Paro Nacional.

Para que haya un aumento de emergencia que permita recuperar lo perdido y que nadie esté por debajo de la línea de pobreza, en el camino de lograr un mínimo que cubra la totalidad de una canasta familiar de 150.000 pesos. Y por la suba inmediata de los subsidios para que los desocupados puedan llegar a fin de mes. Nosotros plantearemos una salida de fondo que reducirá la Jornada Laboral para generar puestos de trabajo genuinos y atacar la precarización.

Una misma clase, una misma lucha

Desde el Movimiento de Agrupaciones Clasistas venimos exigiendo ese paro y plan de lucha. Pero sabemos que habrá que imponérselos poniendo en juego todas las fuerzas que sean posibles. Un primer paso es unir al movimiento de trabajadores desocupados independientes que organizó la Marcha Federal, a los sectores en lucha, al sindicalismo combativo y antiburocrático y la izquierda.

Hoy tenemos una oportunidad para dar un paso importante en esa pelea: el conflicto del Neumático es seguido con atención por las patronales pero también por parte de la clase trabajadora. Vienen de realizar una jornada de paro y movilización de las tres grandes plantas. Además este jueves 9/6 está convocada una nueva movilización de la Unidad Piquetera que conducen los compañeros del Polo Obrero, MTR y decenas de organizaciones. También habrá esta semana acciones del FOL, MTD y otras agrupaciones.

Sería un gran paso adelante, concreto, si unimos a los miles de trabajadores del Neumático en lucha, junto a las decenas de miles que se movilizan con las organizaciones sociales. Tendremos más fuerza para conquistar los reclamos de cada sector: horas al 200% los fines de semana para los trabajadores del Neumático, trabajo genuino para los y las desocupados y aumento del monto y universalización de los planes hasta que esto suceda. Pero además se escuchará más fuerte el grito de “¡Paro Nacional!”. Millones podrían ver en los grandes medios esa unidad y ese reclamo. Las conducciones tendrán que dar una respuesta, o confirmar su complicidad con el ajuste.

Vamos por la unidad en las calles de ocupados, precarios y desocupados. Por salario, trabajo con derechos y por el triunfo de todas las luchas en curso.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias