×
×
Red Internacional

Las y los trabajadores de la UNGS necesitamos que nuestros sindicatos (Adiungs y Apungs) se pongan en movimiento para organizar nuestra participación en esta pelea.

Marco BalbiGraduado Lic. en Comunicación (UNGS)

Natalia GomizDra en Biología | ISFD 174. @noctilucaz

Miércoles 8 de diciembre de 2021 | 12:13

Lo primero que hizo Alberto Fernández tras conocerse el resultado electoral fue anunciar la elaboración de un “Plan Plurianual” durante el mes de diciembre con el objetivo de cerrar un acuerdo con el FMI y cumplir con la deuda que nos dejó Macri.

A pesar de denunciar su carácter fraudulento, el Frente de Todos ya dejó en claro que va a pagar hasta el último centavo de deuda y las consecuencias ya las estamos sufriendo. En respuesta a este acuerdo, que traerá más ajuste para el pueblo trabajador, varias organizaciones se movilizarán el próximo 11 de diciembre a Plaza de Mayo.

Te puede interesar: Importante paso: reunión abierta con decenas de organizaciones acordó organizar una gran marcha contra el FMI

El presupuesto destinado a educación en general y a las universidades en particular, como así también para salud, jubilaciones y salarios estatales de cara a 2022 vuelve a ser de ajuste. El aumento de más del 50% que el gobierno ha impuesto a los monotributistas también es una medida que va en sintonía de cumplir con las exigencias que hace el Fondo para achicar el déficit fiscal. A su vez, nuestras condiciones de vida se han deteriorado notablemente.

Te puede interesar: UNGS: Declaración del Frente de Estudiantes de Izquierda Unidad y del Nuevo MAS ante la movilización contra el FMI

Los salarios docentes vienen perdiendo frente a la inflación por sexto año consecutivo y con la pandemia hemos sufrido una mayor precarización laboral. Al igual que nosotros, los estudiantes también han visto cómo sus salarios se pulverizan cada vez más y se hunden entre la precarización y el desempleo. Muchos jóvenes han quedado por fuera de las universidades, la educación pública se elitiza cada vez más.

Mientras tanto, los grandes empresarios, terratenientes y los bancos que multiplicaron sus ganancias durante la pandemia se frotan las manos a la espera de una nueva devaluación, reformas laborales y ajustes de todo tipo que el propio FMI exige como condición para refinanciar el crédito con la Argentina. Cumplir con el FMI y pagar la deuda externa va a traer más miseria y peores condiciones para el pueblo trabajador.

Te puede interesar: El recorte del Presupuesto Universitario, de Macri a Fernández

El acuerdo con el Fondo también implicará una mayor destrucción de nuestro medio ambiente. El Gobierno nacional, fomenta el modelo extractivista en todo el país para conseguir los dólares necesarios para el pago de una deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta como es la que contrajo Macri con el FMI a costa de sacrificar los bienes comunes como el del medio ambiente y los recursos naturales. En el país tenemos muchísimos conflictos socioambientales, el problema de los agrotóxicos, la descarga de efluentes industriales, contaminación, mal uso del suelo, y enfermedades provocadas por todo esto.

El Frente de Todos llevará al Congreso su plan económico plurianual que propone incentivar a mineras, al sector agropecuario y a los biocombustibles, incluso volverá a intentar la instalación de granjas porcinas, que también son fuentes de futuras pandemias. Mientras que recortan presupuesto para las leyes ambientales, la ley de humedales está por perder estado parlamentario, la prevención de incendios y cuidado de nuestros bosques, cursos de agua y reservas naturales.

Por otro lado, con intenciones de afrontar semejante compromiso de deuda, ¿cuánto presupuesto quedará disponible para destinar a políticas de género como por ejemplo la creación de refugios para las mujeres que sufren de violencia? Como el ajuste no pasa sin represión, también sabemos que el pago de la deuda va a implicar fortalecer el aparato represivo para disciplinar a los trabajadores y a la juventud que se pondrán de pie en defensa de sus derechos.

Tanto Adiungs como Apungs deben convocar a asambleas para que las y los trabajadores discutamos qué consecuencias traerán para nuestras vidas el acuerdo con el FMI y votar movilizar este 11 de diciembre.
Hacemos un llamado a las y los docentes y trabajadores no docentes de la UNGS a confluir en la movilización de este 11 de diciembre contra este plan económico al servicio del pago al FMI, para decir ¡Basta de represión, sometimiento y extractivismo! ¡No al FMI y al pago de la deuda! ¡No a la reforma laboral! Los sindicatos deben ponerse a la cabeza de esta pelea.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias