×
×
Red Internacional

Urgente.Por qué apoya ahora Estados Unidos la suspensión de patentes de vacunas anticovid

Lo anunció este miércoles Katherine Tai, representante de Comercio Exterior de Estados Unidos. La declaración llega en medio de una nueva ola mundial de la pandemia que tiene a India como centro contagios y muertes, y ante el temor de nuevas variantes que potencialmente puedan volver ineficaces a las vacunas existentes.

Miércoles 5 de mayo | 17:06

La administración de Biden anunció este miércoles que Estados Unidos apoyará "los esfuerzos" para renunciar a las protecciones de propiedad intelectual para las vacunas COVID-19 en un esfuerzo por acelerar el fin de la pandemia.

La hizo mediante su representante de comercio exterior, Katherine Tai, que en su cuenta de Twitter anunció publicó un comunicado señalando que "La Administración cree firmemente en las protecciones de la propiedad intelectual, pero al servicio de poner fin a esta pandemia, apoya la exención de esas protecciones para las vacunas COVID-19".

Luego del anuncio, las acciones de la principales compañías farmacéuticas productoras de vacunas, incluyendo Moderna, BioNtech y Pfizer, cayeron abruptamente.

La definición de EE. UU. llega siete meses después de el pedido formal ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) que hicieran India y Sudáfrica, con el apoyo de un centenar de países, en octubre pasado para que se suspendan las patentes de la vacuna anticovid. En ese momento tanto Estados Unidos, como la mayoría de los imperialismos europeos, Japón y otros países que estaban en proceso de patentar sus vacunas se opusieron rotundamente.

Desde ese momento hasta ahora, millones de personas se contagiaron y cientos de miles murieron. En Brasil llegó a haber un muerto cada 30 segundos, a pesar de que tiene la infraestructura para producir vacunas en caso de que las patentes se liberen. La misma situación corre Argentina con dos laboratorios como mAbxience, propiedad de Hugo Sigman, y Richmond, de Marcelo Figueiras, ambos amigos del poder, que tienen la capacidad para fabricar parcial o totalmente las vacunas de AstraZeneca y la Sputnik V del Instituto Gamaleya, pero al día de hoy no hay una sola vacuna en argentina fabricada por esos laboratorios, a pesar de que Sigman produjo y exportó a México y Estados Unidos el insumo para 44 millones de dosis y el gobierno nacional pagó por adelantado el 60% de 22,4 milllones.
La peor situación es la de India, país se convirtió en un verdadero peligro para todo el mundo. Con una población de 1300 millones de personas hoy tiene las tasas más altas de contagios y la capacidad de que la circulación del virus termine generando variantes con tanta cantidad de mutaciones que vuelva a las actuales vacunas completamente ineficaces.

La situación en India muestra por completo la irracionalidad capitalista. Se trata del país que es el mayor productor de vacunas pero no poder usarlas para su propia población sino que las debe exportar a las casas matrices.

Por otro lado, en ese lapso emergieron y comenzaron a circular mundialmente nuevas variantes del virus más contagiosas, letales y con "escape de inmunidad" tanto frente a infecciones previas como a vacunación. La variante B.1.351, por ejemplo, redujo a 10% la efectividad de la vacuna de AstraZeneca; situación que puede repetirse con la variante de Manaos, y otras vacunas. India, a su vez, vio emerger otra variante, la B.1.617, y recientemente se ha registrado una variante "andina", todavía bajo estudio. Es que como advierten cada vez más especialistas: ningún país está seguro mientras todos lo estén. Y mientras el virus continúe circulando, la amenaza de nuevas variantes resistentes seguirá latente. Las patentes chocan de lleno con una necesidad sanitaria básica en lo inmediato y hacia adelante, (aunque los especialistas alertan que lejos de ser una solución final, la vacunación debe ir ligada a estrategias sanitarias para suprimir los contagios).

Siete meses después del pedido de India y Sudáfrica, entonces, Estados Unidos ya vacunó a gran parte de su población y empieza a tener más oferta que demanda de vacunas (a tal punto que debe hacer campañas ofreciendo compensaciones para los que se vacunen) y el temor a que el brote en la India termine llevando al mundo a una nueva pandemia, lo que hace que el principal imperialismo del mundo ahora acceda a suspender las patentes.

Así y todo Tai advirtió que tomaría tiempo alcanzar el "consenso" global requerido para renunciar a las protecciones bajo las reglas de la OMC. El resto de los países con intereses en las ganancias de sus farmacéuticas, seguirán actuando como hizo Estados Unidos hasta ahora.

Si Estados Unidos quisiera, y no estuviera haciendo demagogia, podría ya mismo suspender las patentes sobre las vacunas de farmacéuticas locales y fueron financiadas en suelo estadounidense como J&J o Moderna. Pero el gesto de Biden no es más que una nueva etapa del "nacionalismo y la geopolítica de las vacunas", ya habiendo garantizado un negocio multimillonario para sus propias empresas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias