Política

TARIFAZO

¿Por qué Cambiemos insiste en la aplicación de 1000% de aumento del gas en Mendoza?

El gobierno nacional anticipó que apelará el fallo de la justicia federal mendocina que puso un tope al tarifazo. El FIT pide suspender el aumento y hacer una auditoría.

Enrique Jasid

@EnriqueJasid

Domingo 29 de mayo de 2016 | 07:11

Mientras se realizaba el “frazadazo” en todas las plazas departamentales de Mendoza, el pasado viernes la jueza federal Olga Pura de Arrabal hizo lugar al amparo presentado por la ONG PROTECTORA y frenó el aumento de las tarifas por tres meses. El fallo que suspende la resolución I/3730 de Enargas además autoriza hasta un 80% de aumento sobre el monto que se pagaba anteriormente y a realizar un cuadro tarifario, similar al de La Pampa, acorde a las implicancias climáticas de nuestra provincia en el plazo de 60 días. Esta resolución no se aplica para General Alvear y San Rafael ya que se encuentran en otra jurisdicción.

La situación cobró doble importancia en Mendoza porque a pesar del tope en el 400%, el aumento se aplica sobre la tarifa plena y no en base a lo que realmente pagaban los mendocinos gracias a que en 2009 y 2014 otros fallos judiciales impugnaron los aumentos del momento.

Tal es así que comenzaron a llegar facturas con hasta un 1700% de aumento, como denunciaron vecinos del Valle de Uco en primer lugar, transformando en impagables dichos montos.

El tarifazo en el gas se suma a la creciente carestía de la vida producto de la inflación y los aumentos en los servicios públicos como transporte, teléfonos, electricidad, entre otros y a la pérdida de puestos de trabajo producto de los despidos en el ámbito público y privado.

A pesar de que las facturas de gas son impagables, el Ministro Rogelio Frigerio anunció que la Nación apelará el fallo judicial para que se aplique inmediatamente el aumento. Oídos sordos de Cambiemos y el PRO al reclamo popular que solo logrará calentar el ambiente con la protesta social.

De esta forma, el Ministro Frigerio, junto a su par de Energía, el CEO de Shell Aranguren, se convierte en el vocero despiadado del ajuste en curso. Solo falta que nos digan que un aumento que promedie del 80% al 500% sería un “beneficio” frente al 1000% que pretenden aplicar. El presidente Mauricio Macri continúa con su demagogia electoral mientras pide esfuerzos a todos desde su cálida residencia sin dar cuenta que los mendocinos no podrán pagar el gas ni para cocinar una empanada.

La UCR favorece a Macri y avala el aumento en cómodas cuotas

La respuesta del gobierno provincial de Cornejo llegó a través del Secretario de Servicios Públicos Sergio Marinelli que se limitó a presentar una nota ante la Nación en la que incluso defiende el aumento superior al 1000%. Marinelli explica que la petición consiste en que el aumento sea el mismo porcentaje pero no se aplique sobre la tarifa plena sino sobre los precios ajustados por las anteriores medidas judiciales, reduciendo el impacto actual en el bolsillo. Sin embargo, seguidamente afirma que la diferencia se vaya agregando a la boleta paulatinamente en el transcurso de un año, es decir que las familias mendocinas irán pagando en “cómodas cuotas” el tarifazo que oscila entre el 1000% y 1700%. Un buen servicio prestado al gobierno nacional.

La izquierda rechaza el tarifazo y pide una auditoría

En este marco, el Frente de Izquierda acompañó la medida judicial, se movilizó a la legislatura en el marco del “frazadazo” y ha rechazado de plano el tarifazo en el gas presentando una serie de medidas para frenarlo.

Ya en el mes de Febrero las legisladoras Barbeito, Soria y Escudero llevaron un proyecto de ley para declarar la emergencia tarifaria y dar marcha atrás con los distintos aumentos que autorizó el gobierno provincial, el cual se encuentra a la espera de tratamiento en comisiones debido a la negativa del oficialismo someterlo siquiera a debate.

En esta ocasión, la referente de la izquierda Noelia Barbeito fue más allá y exigió una auditoria de la utilización de los subsidios por las empresas privatizadas durante todos estos años. “Aunque uno consuma mucho menos que el año pasado, las boletas que en 2015 se pagaban a 150 pesos, ahora pueden llegar hasta los 1800 pesos. El promedio de las boletas que están llegando va entre los 1500 y los 2000 pesos, una verdadera locura imposible de pagar. Queremos que la legislatura le pida al Poder Ejecutivo Nacional que deje sin efectos los aumentos en las tarifas de gas efectuadas desde 27 de enero de 2016 inclusive, hasta tanto se realice una auditoría, balance y revisión de las tarifas pertenecientes a empresas de servicios públicos de gas concesionadas así como de los respectivos entes reguladores de control de carácter provincial por una Comisión compuesta por delegados de los trabajadores de las empresas de este servicio y por representantes técnicos y profesionales de las universidades públicas nacionales, quienes tendrán a su cargo la realización de una Auditoría técnica y administrativa, con el objeto de dilucidar el destino de los subsidios brindados por el Estado nacional a las empresas de servicios públicos entre el 1 de enero de 2002 y el 30 de marzo de 2016” afirmó. En esta sintonía se encuentra el proyecto de ley presentado por la diputada nacional del PTS-FIT Miriam Bregman.

La propuesta de la izquierda, que agrega que deberían ser nacionalizadas bajo control de los trabajadores, pone en cuestión las supuestas inversiones de las empresas privadas y las millonarias ganancias que tuvieron durante muchos años mientras que para el pueblo trabajador se aplican tarifazos por un servicio que además es paupérrimo.

Por lo pronto, solo se pueden anticipar nuevas movilizaciones y una creciente conflictividad social para resistir el ajuste y dar por tierra con los tarifazos que sean del 100, el 400 o el 1000% recaen mayormente sobre el pueblo trabajador.







Temas relacionados

Tarifazo   /    Mendoza   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO