×
×
Red Internacional

En medio del reclamo salarial de las y los docentes que exigen la apertura de las paritarias y un aumento salarial luego de 2 años sin paritarias, hay que decir claramente que es una vergüenza que un docente cobre 35000 pesos y el gobernador Mariano Arcioni 345000. Por eso desde el Frente de Izquierda Unidad decimos que todo funcionario o legislador gane lo mismo que una maestra.

Martín SaezDocente | Agrupación Marrón | Referente del PTS Chubut

Lunes 23 de agosto | 11:05

En la provincia de Chubut, el gobernador Mariano Arcioni con su ajuste, condena a las y los docentes a trabajar dos o tres cargos para no ser pobres. Es una vergüenza que se ajuste a las y los docentes, a las y los trabajadores de la salud, a las y los jubilados y el gobernador tenga una dieta de 345 mil pesos al mes, la segunda más alta entre los gobernadores de todo el país. Por eso decimos desde el Frente de Izquierda Unidad que todo funcionario o legislador gane lo mismo que una maestra.

Es inadmisible que mientras la mayoría de los trabajadores tienen que pelearla día a día contra la inflación, los bajos salarios, el ajuste, los tarifazos, la precarización laboral y los despidos, los legisladores y funcionarios de Chubut tienen altísimas dietas, como el gobernador Mariano Arcioni que cobra $346550 según datos de noviembre de 2020, es decir, diez veces lo que cobra un docente que recién se inicia que cobra desde marzo del 2020 $35126,85.

Este verdadero escándalo es una muestra que esta casta política que gobierna, lo hace al servicio de los empresarios, terratenientes y multinacionales que saquean la provincia, donde ellos se enriquecen y viven como empresarios, mientras que los que trabajamos no llegamos a cubrir la canasta de pobreza, con un cargo.

Te puede interesar: Entre la demagogia y los debates de fondo: ¿qué hacer con la casta política y sus privilegios?

¿Por qué Arcioni, Massoni, Puratich no viven con los 35 mil pesos de un docente y el salario congelado desde marzo del 2020?

Está claro que los abultados sueldos de diputados, jueces y funcionarios políticos no son más que una provocación para la inmensa mayoría de la población.

Por esto hay que invertir las prioridades, y levantar en toda la provincia el planteo de la izquierda clasista y socialista de que todo funcionario o legislador gane lo mismo que una maestra. Al mismo tiempo peleamos para que todo trabajador gane un salario igual al valor de la canasta familiar. De esta manera, retomamos así las mejores tradiciones de los socialistas revolucionarios, y planteamos la revocabilidad de los funcionarios por parte de los electores y la eliminación de todos los privilegios de la función política.

Como docente de Trelew y Gaiman que trabajo en varias escuelas y vivo en carne propia junto a mi familia esta situación de no llegar a fin de mes veo junto a mis compañeros y compañeras que la única respuesta de este gobierno y de la falsa oposición del PJ-Frente de Todos y de la oposición de derecha, es congelar salarios, ajustar el presupuesto de salud y educación, mientras pagan la deuda externa ilegal y fraudulenta.

Eso sí, ellos viven como ricos y muestran sus privilegios como Arcioni en 2019 que tomaba champán mientras los docentes luchábamos contra el ajuste en las rutas o como vimos recientemente al presidente Fernández, festejando en Olivos en lo peor de la pandemia en 2020, cuando a nosotros, el ministro y precandidato, Federico Massoni, montaba centros de detención en los gimnasios de Trelew o baleaba a los vecinos del Barrio Inta porque sacaban la basura, como le paso a Fredes.

Por eso hay que fortalecer al frente de izquierda unidad, la única lista que en todo el país plantea y hace que sus legisladores cobren como una maestra. Así pasó y pasa con mis compañeros del PTS, Raúl Godoy, Andrés Blanco en Neuquén; Christian Castillo, Claudio Dellacarbonara en la Provincia de Buenos Aires; Myriam Bregman, Alejandrina Barry en la ciudad de Buenos Aires; Alejandro Vilca, Natalia Morales en Jujuy, Lautaro Jiménez, Noelia Barbeito en Mendoza y Nicolás del Caño y Nathalia González Seligra en el congreso nacional entre tantos otros en todo el país que plantearon y cobraron lo mismo que cualquier trabajador, aportando lo restante a distintas causas sociales y poniendo las bancas al servicio de todas las acciones de lucha que emprendan los trabajadores para frenar el ataque salarial de los Gobiernos, las patronales y la burocracia sindical.

Hay que luchar por imponer que cualquier legislador o funcionario gane lo mismo que gana una maestra y sea revocable por sus propios electores. Hay que terminar con esta Justicia repudiada, imponiendo la elección de los Jueces mediante el voto popular, terminando con sus privilegios y sus millonarios sueldos vitalicios. Contra todo esto es que hay que fortalecer al Frente de izquierda Unidad, como tercera fuerza provincial y nacional.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias