Política

IMPUNIDAD

Por jugar en una plaza: Policía de San Juan detiene a cuatro niños

Fue en Barrio Aramburu de la localidad de Rivadavia. Los obligaron a desnudarse dentro de la Comisaría.

Viernes 2 de octubre | 11:17

Foto: @LegislaTV

El miércoles 30 cuatro chicos jugaban a la pelota en la plaza del Barrio Aramburu. A un grupo de vecinos parece que les molestaban sus risas y gritos.
Llamaron a la policía, que por supuesto llegó rápido y los detuvo. Los llevaron a la Comisaría 27.

Este jueves, la familia de uno de los jóvenes rompió el silencio, luego de que el hecho ya había empezado a circular en redes sociales: “Estaban sentados en la plaza, en frente de sus casas. La Policía subió la camioneta al playón y los metieron del cuello al patrullero pese a que los vecinos les decían que no se los llevaran porque no estaban haciendo nada malo’, denunció la hermana de uno de los chicos, quien señaló que el único argumento que les daban es que “estaban rompiendo la ley”.

Por supuesto no se ahorraron la discriminación y los tratos inhumanos. Así lo expresaba la hermana de uno de los nenes: “Son chicos, mi hermano dice que tal vez lo detuvieron porque no tenía puesto el tapabocas. Pero de todas formas en la Comisaría los llevaron al calabozo y cuando fueron a buscarlos los padres, antes de dejarlos ir, los hicieron desnudarse sin la presencia de un médico legista. Se les burlaban de sus cuerpos y les decían que tenían olor a pata”.

Allí los tuvieron horas detenidos en el piso de la comisaría. Para liberarlos, obligaron a los padres a firmar contravención. Así fue denunciado en redes sociales.

Esto causó un escándalo por el que las autoridades policiales debieron salir a responder. El envalentonamiento que desde el gobierna nacional y provincial tiene estas consecuencias. Las “excusas” de los policías fueron que los jóvenes les “hicieron gestos obscenos”.

Obsceno es que pibes de entre 14 y 17 años sean humillados en una comisaría, desnudados, que se burlen de ellos, tratados con saña, por ser pobres y estar jugando a la pelota.

No está previsto remover a nadie de su cargo, para nosotros se ha actuado de forma correcta", dijo el subsecretario de Seguridad, Abel Hernández. Sostuvo también que el procedimiento que realizaron los efectivos policiales de la Comisaría 27º con los menores fue “ajustado a lo establecido por la ley”. Un mensaje de impunidad que no hace más que avalar y promover este accionar represivo y criminalizador de la pobreza.

Sin embargo, la trascendencia que comenzó a tener el caso, provocó que la Subsecretaría de Control de Gestión debiera iniciar una investigación administrativa sobre el irregular procedimiento realizado por los efectivos policiales. El titular de la oficina, Eduardo Gallastegui, señaló que fueron notificados del hecho este jueves por la mañana y allí comenzó la investigación.

Las familias de los chicos han salido a denunciar. Romper el silencia es el primer paso para terminar con la impunidad y el envalentonamiento policial.







Temas relacionados

San Juan   /    Violencia policial   /    Policía   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO