×
×
Red Internacional

EDUCACION Y CORONAVIRUS.Poner el cuerpo y la mente con les pibes en tiempos de cuarentena

Desde el 16 de marzo la vigencia de la suspensión de clases se lleva a cabo en cada institución educativa del país. Las los docentes, desde nuestros hogares, continuamos con nuestra labor. Utilizamos diversos medios virtuales para ayudar a cada alumno y alumna con sus actividades, pero no todos y todas tienen recursos para acceder.

Andrea BenitezSubdelegada de la EES 29

Miércoles 1ro de abril de 2020 | 10:02

A partir del anuncio del presidente Alberto Fernández sobre la suspensión de clases en establecimientos primarios y secundarios del país, comenzaron los interrogantes dentro de los grupos de whatsapp de docentes. “¿Cómo vamos a trabajar con los alumnos y alumnas ? ”, “ No sé cómo utilizar el Classroom ” (plataforma que permite gestionar lo que sucede en el aula de forma online, de manera colaborativa), “¡Ayuda!”.

Estos y muchos más eran los comentarios e interrogantes sobre cómo afrontar un aislamiento lleno de carencias en el sistema educativo.
Los diálogos entre docentes tienen el mismo eje: sobrellevar la cuarentena buscando la manera de que el proceso de enseñanza-aprendizaje sea lo más dinámico y accesible. La impotencia surge al ver que la única ayuda estatal es una miseria. ¿Cómo vamos a pretender que nuestros pibes y pibas es puedan cumplir con sus actividades escolares cuándo no tienen sus necesidades básicas satisfechas?

Te puede interesar: Despreciable: Familias de comedores recibieron una bolsa con solo 4 productos para sostener la cuarentena

Una docente de la EEM N° 13 de Tres de Febrero, nos cuenta que “las familias no tienen para comer. Les piden un e-mail, si no tienen que le pidan a alguien. Existe un blog donde se suben las actividades, pero las familias no tienen computadora, ni wifi y les docentes están preocupadas por las actividades.”

Las docentes estamos saturadas por tener que planificar actividades en diferentes formatos según cada escuela. No solo utilizamos nuestro tiempo para atender nuestro trabajo, sino también debemos contener a nuestros as propios hijos e hijas, ayudarlos con sus tareas y, en muchos casos, a nuestros padres que son grupo de riesgo y que necesitan de más cuidados. Al igual que los estudiantes en nuestros hogares se viven muchas más tensiones producto del encierro que en algunos casos repercute en un aumento de la violencia de género como lo han indicado las cifras del último mes.

Se han organizado grupos de whatsapp ya que es el medio más accesible donde se envía a los alumnos y alumnas las actividades de contingencia, junto a la bibliografía. Los mensajes con indicaciones, normativas, dudas, preguntas caen de a cientos por día y sin respetar horarios, fines de semana o feriados, dando la sensación de que el horario laboral es 24 hs. Somos conscientes que miles de alumnos / as no tienen acceso a internet. Sus padres no tienen la preparación académica para explicar Historia, Arte, Geografía, Matemática, etc. Si tienen que trabajar en casa o fuera de ella, por ser un sector esencial, a veces ni el tiempo tienen para atender las dudas de sus hijos e hijas. Muchos no tienen dinero ni dónde hacer las fotocopias de las actividades que dejamos en las escuelas para aquellas familias que no cuentan con el acceso a internet. No se puede pretender que se encare exitosamente situaciones de enseñanza-aprendizaje con niños, niñas y jóvenes con déficits alimentarios. Las familias no solo acuden a la escuela para retirar las actividades de sus hijos e hijas, sino también mercadería ya que, en su mayoría, son trabajadores independientes, temporales o vendedores ambulantes. Pero la ayuda es escasa y si no figuran en una lista muy difícilmente se lleven algo a sus casas.

Lorena, preceptora de la EES N°29 de Tres de Febrero, describe que “la situación es complicada. No sabemos hasta cuándo va a seguir la cuarentena. Los docentes están poniendo lo mejor de sí en cuanto a las actividades que envían a sus alumnos yalumnas. Yo como preceptora soy, en la mayoría de los casos, el nexo entre docentes y alumnos. La realidad de cada familia es muy particular. Son pocos los que pueden cumplir con esas actividades. Se presentan muchas dificultades para muchos alumnos por diversos motivos. Chicos chicas as integrados que no cuentan con su docente integrador.”

Maia, docente y madre de la EES n°29 de Tres de Febrero, afirma que “Es mucho de golpe. Yo, por suerte, tengo las herramientas en mi casa para apoyar a mis tres hijos y para hacer las clases virtualmente, no es así en todo los casos. Hay casos que no cuentan con los recursos necesarios. Es complicado adaptarse a este nuevo sistema educativo. Está bueno realizar la continuidad pedagógica de esta manera pero habría que humanizarla.”

Esta “humanización” nos lleva a valorar estas redes que fuimos tejiendo estas semanas desde la suspensión de clases para no sólo encarar los procesos de enseñanza- aprendizaje con los / as estudiantes sino para crear un ida y vuelta con las familias para exigir al Estado y organizarnos para que ningún pibe o piba no tenga que comer, que en ninguna casa falte alcohol, lavandina, agua potable ni haya más despidos en nuestras comunidades.

Es el caso de los y los docentes de Tigre, auxiliares y la comunidad que se organizaron desde abajo para el reparto de alimentos, pero no podemos dejar a las comunidades libradas a su suerte, ni que sea el ejército sea quien garantice la provisión de alimentos porque sabemos que son los que luego perseguirán y reprimirán a nuestros alumnos y alumnas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias