×
×
Red Internacional

Lo señaló The Lancet en un nuevo estudio publicado en su revista Planetary Health. Los países evaluados son nueve y representan el 50 % de la población mundial y el 70 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Roberto AndrésPeriodista @RoberAndres1982

Miércoles 10 de febrero | 13:36

Una nueva investigación de Lancet Countdown on Health and Climate Change, titulada The public health implications of the Paris Agreement: a modelling study y publicada este 1° de febrero en un número especial de la revista The Lancet Planetary Health, señala que más de diez millones de personas podrían salvarse cada año para 2040 si los principales nueve países emisores de gases de efecto invernadero colocaran la salud como eje central de las políticas climáticas.

Estos países son Brasil, China, Alemania, India, Indonesia, Nigeria, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos, que representan el 50 % de la población mundial y el 70 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

“Al modelar los sectores de energía, alimentación y agricultura, y transporte, y la mortalidad relacionada con los factores de riesgo de la contaminación del aire, la dieta y la actividad física, analizamos los cobeneficios para la salud de las contribuciones nacionales determinadas (NDC) existentes y las políticas relacionadas (es decir, el escenario de las vías actuales) para 2040 en nueve países de todo el mundo. Comparamos estos cobeneficios para la salud con dos escenarios alternativos, uno consistente con el objetivo del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (es decir, el escenario de vías sostenibles), y otro en línea con el escenario de vías sostenibles, pero también colocando la salud como un enfoque central de las políticas (es decir, la salud en todos los escenarios de políticas climáticas)”, señalan.

“En comparación con el escenario de rutas actuales, el escenario de rutas sostenibles resultó en una reducción anual de 1,18 millones de muertes relacionadas con la contaminación del aire, 5,86 millones de muertes relacionadas con la dieta y 1,15 millones de muertes debido a la inactividad física, en los nueve países, para 2040. Adoptar el escenario más ambicioso de salud en todas las políticas climáticas resultaría en una reducción adicional de 462.000 muertes anuales atribuibles a la contaminación del aire, 572.000 muertes anuales atribuibles a la dieta y 943.000 muertes anuales atribuibles a la inactividad física. Estos beneficios se atribuyeron a la mitigación de las emisiones directas de gases de efecto invernadero y las acciones acordes que reducen la exposición a contaminantes nocivos, así como a la mejora de la dieta y la actividad física segura”, concluyen.

Según Alastair Brown, editor en jefe de The Lancet Planetary Health, “a medida que se pide a los países que aumenten su nivel de ambición antes de la COP 26 en Glasgow, los próximos meses representan un momento clave en la lucha contra el cambio climático y una oportunidad para mejorar la salud global. Si hay una necesidad de una fecha límite para motivar la acción, la tenemos y es noviembre de 2021”.

Por su parte, Margaret Chan, exdirectora general de la Organización Mundial de la Salud, declaró al respecto: “Los hallazgos del informe brindan un incentivo adicional importante no solo para que los líderes mundiales cumplan con sus compromisos climáticos en las nuevas NDC, sino también para alinear los objetivos ambientales y de salud en los planes de recuperación del covid-19. Después de todo, las poblaciones más saludables demostrarán ser más resistentes a las futuras crisis de salud”.

Los autores del estudio -Ian Hamilton, Harry Kennard, Alice McGushin, Lena Höglund-Isaksson, Gregor Kiesewetter, Melissa Lott, James Milner, Pallav Purohit, Peter Rafaj, Rohit Sharma, Marco Springmann, James Woodcock, Nick Watts- advierten que “las contribuciones de fondo determinadas a nivel nacional (NDC) sirven para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París de mantenerse ‘muy por debajo de los 2° C’, lo que también podría producir importantes co-beneficios para la salud en el proceso. Sin embargo, los compromisos de NDC existentes son inadecuados para lograr este objetivo. Colocar la salud como un enfoque clave de las NDC podría presentar una oportunidad para aumentar la ambición y obtener beneficios colaterales para la salud”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias