×
×
Red Internacional

El ministro de Hacienda y Finanzas, Carlos Sadir, declaró que "no hay motivo alguno para el paro docente". La enorme movilización de ayer y jornada de paro de los y las maestras demostró lo contrario. Sobran los motivos para seguir con un plan de lucha.

Jueves 3 de marzo | 12:19

El primer día de paro por 48hs convocado por el gremio ADEP se sintió fuertemente. A pesar de que desde el gobierno quisieron presentarlo como como un día normal de inicio de clases, varios establecimientos pararon completamente y una gran movilización irrumpió en las calles de la capital jujeña. Con múltiples carteles de rechazo al miserable ofrecimiento del 19% las y los docentes hicieron notar el malestar que se viene generando.

Te puede interesar: Paro y multitudinaria movilización docente contra la paritaria de hambre de Morales

El ministro de Hacienda y Finanzas, declaró al medio día que no hay motivos para realizar medidas de fuerza, y la respuesta en las redes sociales no tardó en llegar “viva usted con el sueldo de un docente a ver si llega a fin de mes”.

Mientras Sadir, como tantos funcionarios, tiene un sueldo de privilegio muy alejado de la realidad de las mayorías, el salario básico de una maestra es de $12.591. Su declaración es propia de un gobierno que ataca y ningunea permanentemente a los y las docentes, así como Gerardo Morales optó por no registrar el reclamo que se expresó ayer.

El salario docente viene perdiendo frente a la inflación, y este constante ajuste es una de las imposiciones del FMI. El acuerdo con este organismo impactará sobre la educación pública y sobre las condiciones de vida de las y los trabajadores, es decir, las familias y los estudiantes.

Ya en varias escuelas comienzan a organizarse colectas para las y los estudiantes que no pueden comprar útiles, que no tienen zapatillas sanas, porque esto también es parte de la realidad que se vive cotidianamente en la profesión docente. Defender los derechos, pelear contra las paritarias miserables que proponen un aumento en cuotas que no llega ni a la mitad de la paritaria nacional ( cuando el gas y pan ya aumentaron un 20 %) no es solo para que ningún docente este por debajo de la línea de pobreza, es el inicio para pelear por mejores condiciones laborales, para poner en cuestionamiento qué educación necesitamos, para coordinar con otros sectores que también están en lucha, como los de garbarino, el casino, rurales de Ledesma que pelean contra los despidos, y que la crisis la paguen los que la generaron y no las mayorías trabajadoras y sectores populares.

El ministro también mencionó que "el Gobierno sigue dispuesto al diálogo con todos los gremios que nuclean a los trabajadores de la administración pública provincial" pero hoy se mandó a la policía a amedrentar a la docencia. Por eso es necesario redoblar las fuerzas y continuar un plan de lucha.

Desde la agrupación docente 9 de abril llamamos a todos los y las docentes que participaron hoy, agrupaciones opositoras, delegados, activistas, a realizar asambleas por escuelas para ampliar y multiplicar nuestra fuerza y poder debatir con toda la docencia los pasos a seguir. Con mandatos por escuela hay que exigir a las conducciones sindicales la continuidad de las medidas, un paro y movilización para la semana que viene coordinando con todos los gremios docentes y estatales en una jornada de lucha unitaria provincial.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias