×
×
Red Internacional

Fútbol.Poco popular: la odisea de sacar entradas para ver a la Selección Argentina

El Gobierno aprobó asistencia de público para el partido ante Bolivia: 17 mil personas tienen entradas que costaron hasta 11.500 pesos. Ir a la cancha se está tornando un privilegio para poca gente.

Augusto Dorado@AugustoDorado

Miércoles 8 de septiembre | 01:02

Lo que podría ser una buena noticia para el público futbolero se presenta finalmente como un futuro preocupante: la posibilidad de asistir a una cancha de fútbol a presenciar un partido es cada vez más excluyente. No cualquiera dispone del tiempo ni del dinero para obtener un lugar ¿será así para todo el fútbol de alta competencia de acá en adelante?

Este martes 7 se pusieron en venta a partir de las 13 horas solamente 17 mil entradas. El Gobierno dispuso que el aforo en el Monumental sea de solamente el 30 % como medida encuadrada dentro de las precauciones por la pandemia. Ese porcentaje se estima que son 21 mil personas, pero sin contar a personal abocado a la organización y a la transmisión, muchas (¿unas 4 mil?) ingresarán como invitadas, por protocolo, por ser autoridades. Es la suerte con la que ya contaban en los partidos de Primera División los famosos “allegados”, que nunca nadie supo con claridad cómo se designaban, con qué criterios la dirigencia de cada club habilitaba a un grupo de personas a ingresar, pero a socios con cuota al día o trabajadores de medios deportivos se los dejaba afuera. Ahora no hace falta tener “coronita”: también estuvo la posibilidad de sacar una entrada. Pero no era una posibilidad para cualquiera.

Por un lado, porque en el horario de venta de entradas la mayoría de las personas en un día hábil están abocadas a ocupaciones diversas como trabajar (o buscar trabajo), estudiar, etc. Y aún si lograba disponer de algún tiempito para ingresar a la web se encontraba con una página colapsada: no se lograba la habilitación y se podían encontrar mensajes como que en “9.421 minutos tocará tu turno”, es decir una espera de 6 días y medio. Pero encima quienes tuvieron el tiempo y la suerte (un selecto grupo de personas) ahora deberán tomarse el miércoles para hacer fila y retirar el ticket físico en las boleterías del Monumental. No apto para personas que viven de su trabajo, salvo raras excepciones.

Cuestión aparte es el valor establecido por la AFA para las entradas: populares impopulares de $ 2.500 pesos, plateas que promedian los $ 5.000 y las mejores ubicaciones a $ 11.500. La entrada menos costosa (la “popular”) es casi el 9 % de un salario mínimo, por 90 minutos de fútbol en una tribuna de cemento.

Aunque el aspecto positivo es que después de casi un año y medio vuelve el público a las canchas argentinas y pese a que el colapso en el sistema de venta de entradas era esperable, la mala noticia es que se está configurando una nueva “normalidad” en el fútbol en la cual la mayoría del público es expulsado de las tribunas, incluso de las de sus propios clubes que sostienen con su cuota social. Por cuánto tiempo será de esta forma, difícil determinarlo. Pero lo que es seguro es que los actores más favorecidos en este lío son a las cadenas de televisión, que también exigen pago aparte para acceder a las transmisiones (aunque en el caso de la Selección sigue estando disponible en la TV Pública, no así el campeonato). ¿Qué tan elitizado quedará el fútbol después de este momento transitorio? El horizonte pareciera no ofrecer demasiadas esperanzas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias