Economía

AJUSTE

Plan Potenciar Trabajo: el Gobierno eliminó el IFE y propone empleo precario

Sin un Ingreso Familiar de Emergencia 4, se extenderá el plan a 300.000 beneficiarios con un ingreso de $ 9.450 al mes. ¿Quién puede vivir con ese monto cuando la canasta de indigencia llegó a casi $ 20.000 en octubre?

Jueves 19 de noviembre | 22:09

Foto Presidencia.

El Gobierno en su giro ortodoxo confirmó que no habrá Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) 4. La pobreza aumenta, pero Martín Guzmán, el ministro de Economía, sostuvo que “hoy no es el momento de un IFE 4 porque hay que mantener ciertos equilibrios para también proteger a la actividad, proteger a la gente, a todo el país". El “equilibrio” que quiere mantener Guzmán es reducir el gasto como pide el FMI.

Ante la eliminación del IFE el Gobierno extenderá el plan Potenciar Trabajo del Ministerio de Desarrollo Social, que llega actualmente a 600 mil trabajadoras y trabajadores.

Según declaraciones del ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, “estamos apuntando a generar 300 mil puestos de trabajo y ampliando el plan que es la mitad del Salario Mínimo, son personas que cobran 9.400 pesos, con el objetivo de reinsertarse en 5 sectores productivos que son los que nosotros estamos trabajando”.

Te puede interesar: La hora del ajuste: para Guzmán “no es momento para un IFE 4”

El programa contempla a personas de 18 a 64 años "que se encuentran en situación de vulnerabilidad social y económica" y se paga la mitad del salario mínimo vital y móvil, es decir $ 9.450.

Para permanecer en el programa y si participan en Proyectos Socio-Productivos, Socio-Comunitarios y/o Socio-Laborales tienen que integrar un grupo de trabajo en una Unidad de Gestión o una Unidad de Gestión Asociada en el que realicen alguna de las siguientes actividades: tareas de cuidados, reciclado y servicios ambientales, construcción, infraestructura social y mejoramiento barrial y habitacional, agricultura familiar y producción de alimentos, producción de indumentaria y otras manufacturas, y comercio popular.

Para percibir el monto los trabajadores tienen que realizar las actividades durante un promedio de 80 horas mensuales, es decir 4 horas diarias aproximadamente y acreditar el cumplimiento de las actividades.

En el caso de que esté en la modalidad Terminalidad Educativa (finalización de los estudios primarios y secundarios) deberán acreditar que estén estudiando con la presentación en Anses del Formulario de Terminalidad Educativa (FOTE), certificado por la autoridad educativa correspondiente.

Cumplir con el FMI

El Ingreso Familiar de Emergencia lo cobraron 9 millones de personas. Si bien el monto fue insuficiente y se cobró cada dos meses, para muchos trabajadores y trabajadoras representó una ayuda ante la pérdida de empleo.

El Gobierno para cumplir con las recetas del Fondo de reducir el déficit fiscal decidió eliminar el IFE. Esto no significa que no haya alta desocupación y pobreza. En Argentina la desocupación afecta a 2,3 millones de trabajadores y hay 18 millones de pobres. Cifras que aumentarán a fin de año.

A pesar de esta situación crítica, el Gobierno ofrece extender el Plan Potenciar Trabajo a solo un 3 % de los que cobraban el IFE y con un ingreso menor. Una respuesta precaria ante la crisis.

¿Quién puede vivir con $ 9.450? Según publicó el Indec esta semana, que no mide el conjunto de las necesidades de un grupo familiar, en octubre se necesitaron $ 20.710 para no ser indigente. El mismo organismo, apuntando a no estar por debajo de la línea de pobreza, establece un monto de $ 49.912. Es decir, que la “solución” oficial no cubre ni siquiera la canasta de la indigencia.

Sin embargo, el ajuste no es para todos por igual. Para los especuladores hubo un trato preferencial. En lo que va del año se pagó de deuda más de U$S 5.000 millones. Además, en la renegociación de la deuda bajo legislación extranjera Guzmán concedió U$S 17.000 millones adicionales a los lobos de Wall Street entre su primera oferta de abril y la última de agosto. Fernández honró la deuda fraudulenta sin investigar.

El Gobierno también premió a las patronales agrarias y a las mineras con reducción de retenciones, garantiza subsidios millonarios y libre acceso a dólares a las petroleras, otorgó mayor libertad a los “mercados” para la operatoria financiera del dólar paralelo y emitió deuda en beneficio de los fondos especulativos.

Te puede interesar: FMI al rescate: el infierno está encantador

Están a la vista las prioridades oficiales: premiar a las patronales mientras avanza el ajuste sobre las grandes mayorías.

La deuda no tiene que ser la prioridad y la crisis no la tiene que pagar la clase trabajadora. Es necesario el desconocimiento soberano de la deuda y avanzar con medidas como la nacionalización de la banca y utilizar todo el ahorro nacional para un plan de obras públicas que evite el aumento del desempleo, y construya viviendas ante el déficit habitacional.

Te puede interesar: Ante el ajuste y primeras luchas de resistencia: más que nunca pelear por una dirección clasista







Temas relacionados

Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)   /    Daniel Arroyo    /    Precarización laboral   /    Empleo   /    Pobreza   /    FMI   /    Desempleo   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO