Sociedad

MALDITA POLICÍA

“Pitufos” secuestradores: condenaron a seis policías de La Matanza a diez años de prisión

En febrero de 2017 llevaron a un hombre a un descampado de Virrey del Pino, le pegaron, simularon fusilarlo y le pidieron un rescate de $ 60 mil. Actuaron uniformados y en sus patrulleros.

Daniel Satur

@saturnetroc

Jueves 28 de marzo | 20:30

Seis agentes de la Policía Local de La Matanza (dependiente de la Policía Bonaerense) fueron condenados este jueves a penas de diez años de prisión por el delito de “secuestro extorsivo” de un hombre en la localidad de Virrey del Pino en 2017. La sentencia del Tribunal Oral Federal 1 de San Martín fue firmada por les jueces Silvina Mayorga, Héctor Sagretti y Daniel Gutiérrez.

Los criminales de uniforme Alejandro Gómez, María Florencia Romero, Matías Britez, Juan Peña, Sebastián Renversade y Gabriel Rodríguez llegaron detenidos al debate oral, que terminó con sus condenas al considerar los jueces que cometieron un “secuestro extorsivo agravado por el empleo de armas de fuego, por resultar los participantes agentes de una fuerza de seguridad y por el número de intervinientes”.

El fiscal del juicio Marcelo García Berro había solicitado penas equivalentes a las dadas por los jueces, mientras que las defensas de los secuestradores habían pedido varias nulidades y la absolución de todos por “falta de pruebas”.

Para fiscal y jueces quedó demostrado que la tarde del 7 de febrero de 2017 la media docena de “pitufos” secuestró a un hombre de la localidad de Virrey del Pino mientras caminaba por la calle junto a una vecina. Que allí lo interceptó un patrullero y fue ingresado a golpes en el móvil por os agentes Peña y Gómez, quienes estaban uniformados y en uso de sus armas reglamentarias.

“Sabemos que sos transa, sabemos que tu papá es transa, llamá a tu papá para pedirle dinero”, fue lo que le dijeron arriba del patrullero al joven, que en el juicio no declaró personalmente por el profundo temor a recibir duras represalias. Esas palabras las decían mientras se dirigían a un descampado a la altura del kilómetro 40 de Virrey del Pino acompañados por Britez y Romero que viajaban en otro patrullero, también uniformados y armados.

A merced de los secuestradores, el hombre atinó a decirles que su padre había fallecido y estos lo obligaron a llamar a un amigo para pedirle $ 60.000 a cambio de su vida. Los llamados quedaron registrados en el Whatsapp de la víctima.

Durante el secuestro los patrulleros iban y venían, mientras que quienes custodiaban al secuestrado lo golpeaba, lo amenazaban con cortarle un dedo y hasta el oficial Gómez disparó dos veces contra el suelo, muy cerca de su cuerpo.

Como el amigo el amigo de la víctima no conseguía el dinero, el hombre ofreció juntar el monto y dárselos al día siguiente. A las 20:45 de ese mismo día lo largaron en los alrededores del descampado.

En sus declaraciones los policías no convencieron a nadie con sus explicaciones de los hechos. Unos dijeron que había sido un procedimiento habitual por comercialización de drogas, otros argumentaron que se trataba de una represalia por haber desbaratado una red narco y otro directamente se negó a declarar. Ahora están todos condenados a diez años de prisión. Obviamente sus colegas, afuera, siguen haciendo lo mismo que ellos.







Temas relacionados

Policía Local   /    Virrey del Pino   /    La Matanza   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO