×
×
Red Internacional

Comunicado. Pirotecnia electoral: Juntos por el Cambio bloqueará el juicio político a la Corte y contraataca

La coalición que reúne al PRO, la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica calificó al pedido de juicio político como "un hecho de gravedad institucional inadmisible". Además, redoblaron la apuesta y aseguraron que no prestarán quórum para ningún proyecto que impulse el oficialismo, y aseguraron: "Nos estamos preparando para hacernos cargo de la grave situación a partir del 10 de diciembre de 2023".

Martes 10 de enero | 20:55

La Mesa Nacional de Juntos por el Cambio se reunió por Zoom y emitió un comunicado en donde condena el pedido de juicio político a la Corte Suprema que impulsa el presidente junto a 11 gobernadores aliados. En el texto difundido, aseguran que se trata de un hecho "de una gravedad institucional inadmisible" y del dejan en claro que asistirán al Congreso para "enfrentar el debate", pero que no darán quórum en la Comisión de Juicio Político que es la que tiene que habilitar el tratamiento del tema.

Sin embargo, se estima que el Frente de Todos no tendrá problema en habilitar el tratamiento ya que la Comisión de Juicio Político está integrada por 16 diputados de la bancada oficialista sobre 31 miembros en total. De los 15 restantes, 14 pertenecen a Juntos por el Cambio y uno al interbloque Federal.

El comunicado de Juntos por el Cambio expresa la posición a la que llegaron tras el debate en la Mesa Nacional, y que cuenta con el respaldo de todas las fuerzas que integran la coalición. La Unión Cívica Radical, compartió el documento ni bien finalizó el encuentro.

Pese a lo previsible de la postura, no deja de llamar la atención la nula mención al escándalo de los chats que involucran a altos funcionarios del Poder Judicial, miembros de Juntos por el Cambio como el ministro de Seguridad Porteño, Marcelo D’Alessandro (ahora de licencia), y hasta el propio presidente de la Corte Suprema, Horacio Rossatti. Por el contrario, sí manifestaron un "enérgico rechazo al espionaje ilegal" denuncian al Gobierno por "auspiciar y utilizar estos mecanismos".

El comunicado también califica el pedido de juicio como "el quiebre del Estado de Derecho". Pero lejos del horror y del espanto sobreactuado, es necesario recordar no sólo las estrechas relaciones que mantienen con el Poder Judicial sino también el uso y abuso del espionaje ilegal por parte de Juntos por el Cambio cuando fueron Gobierno, investigando a organizaciones sociales y políticas opositoras, funcionarios díscolos, familiares de las víctimas del ARA San Juan y hasta familiares del propio expresidente Mauricio Macri por cuestiones estrictamente personales. Parece que nada de eso hubiera existido en el país de los republicanos más locos del mundo.

La guerra de servicios desatada que hunde en el mismo barro al Frente de Todos y a Juntos por el Cambio, tiene mucho de campaña electoral. Precisamente así lo deja ver el texto difundido, en donde aprovechan para redoblar la apuesta y asegurar que "mientras siga este atropello contra la Corte Suprema de Justicia no vamos a prestar quórum y darle viabilidad a ningún proyecto que impulse el Gobierno Nacional o el Frente de Todos". La intención es clara: tratar de bloquear la actividad legislativa y quitarle la iniciativa a un Gobierno que tiene muy seriamente complicadas sus chaces electorales producto del fracaso de su gestión y la administración del ajuste que pactó con el FMI con la asistencia de Juntos por el Cambio.

Frente a esta situación, escala este show lamentable que involucra a las más altas esferas del Partido Judicial, los servicios de inteligencia, funcionarios de la oposición y también del oficialismo y que lo único que demuestran es la enorme crisis de un régimen político completamente corrompido. Pero en las especulaciones que se tejen hacia las presidenciales, nada de eso importa en las coaliciones mayoritarias.

Juntos por el Cambio se prepara para jugar el partido que propone el Frente de Todos, mostrándose estrechamente ligado al Poder Judicial y a su defensa incondicional, sin siquiera emitir opinión sobre el contenido de los chats filtrados y sólo poniendo la lupa en la forma en que estos fueron conseguidos. Lejos de la agenda de los millones que sufren la crisis y las consecuencias de un ajuste que ambas coaliciones negociaron, de un lado y del otro escalan cada vez más en una disputa que está claro que no prosperará, pero que sirve a modo de campaña electoral para correr la agenda y evitar debatir sobre los principales problemas de la gran mayoría de la población.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias