Mundo Obrero Chile

ANTISINDICAL

Piñera contra los sindicatos

Dictamen del nuevo Director del Trabajo reconoce a los grupos negociadores como instituciones para acordar instrumentos colectivos

Ricardo

Trabajador portuario eventual despedido

Miércoles 1ro de agosto de 2018 | 06:23

Un ataque que demuestra debilidad

Nuevamente el gobierno empresarial de Piñera muestra la debilidad de no contar con mayoría parlamentaria, actuando vía acuerdos, decretos o dictámenes, esta vez atacando directamente a los sindicatos y su capacidad de negociar colectivamente.

La facultad exclusiva de negociar y llegar a un instrumento colectivo por parte de los sindicatos viene siendo rechazada por la derecha y los empresarios con especial énfasis desde la tramitación de la Reforma Laboral de Bachelet, la cual otorgaba la titularidad a los sindicatos y no reconocía a los grupos negociadores. Este punto fue rechazado por el Tribunal Constitucional, y luego nuevamente repuesto, en marzo del año pasado, vía dictamen por el ex Director del Trabajo Christian Melis, lo cual dejó sin establecer un procedimiento de cómo negociarían tales grupos.

Sin embargo, el nuevo Director del Trabajo, Mauricio Peñaloza, quien se desempeñó como asesor laboral en empresas privadas y últimamente como profesor de derecho laboral en las universidades de Los Andes y Adolfo Ibáñez, emitió el pasado viernes el Ordinario 3938/33 según el cual se debe proceder “al registro en la Inspección del Trabajo de los acuerdos del grupo negociador como instrumento colectivo”, argumentando que sólo estaría interpretando las normas y no modificándolas, subrayando que la Constitución otorga la posibilidad de negociar colectivamente “a todos los trabajadores, independiente de su condición sindical”. A su vez, también deja sin establecer procedimientos de cómo negociarían éstos grupos, con lo cual sólo quedan dos vías: o comienzan a celebrarse “acuerdos” de cualquier tipo, ya sea incluso desfavorables o con una ínfima cantidad de trabajadores, o de plano el director del trabajo dictamina un procedimiento (cantidad de trabajadores, condiciones, pisos), lo cual lo deja fuera de la ley porque sólo es facultad parlamentaria.

Su objetivo es debilitar a los sindicatos

Más allá de esto, según nos muestra la propia experiencia en el país y la experiencia comparada con otros países, de lo que se trata en realidad es de debilitar a los sindicatos y toda organización de los trabajadores, atacando directamente la libertad sindical y el derecho de negociación colectiva. Usado en combinación con el reemplazo en huelga y la imposibilidad de paralización, esta nueva doctrina de plano puede llegar a impedir la representación de los trabajadores por un sindicato y empujarlo a verse las caras con la patronal llegando a acuerdos a voluntad de éste. Es decir, apunta a anular completamente la acción colectiva de los trabajadores, confirmando a la pasada que son justamente los trabajadores quienes producen las ganancias.

Hacia un Paro Nacional contra el gobierno

Los dirigentes de la CUT, tibiamente, llamaron a sus dirigentes a una movilización para mañana jueves, contra la Dirección del Trabajo. Sus principales quejas apuntan a que éstas materias deben tratarse en el parlamento, y que la propia DT se verá deslegitimada.

Los 21 parlamentarios del Frente Amplio, a su vez, no han llamado a nada y se mantienen en profunda crisis luego de que, gracias a Gael Yeomans (IL) y Maite Orsini (RD) se aprobara la idea de legislar el esclavizador Estatuto Laboral Juvenil, que ya pasó su primer trámite en diputados.

A éstos ataques específicos contra los sindicatos y la juventud les siguen otras iniciativas del gobierno, relativas a la tercera edad, los funcionarios públicos y las mujeres, y combinadas con los cierres de empresas y miles de despidos son una verdadera ofensiva de los empresarios contra la clase trabajadora. Es imperioso que ahora mismo todos éstos parlamentarios pongan sus tribunas al servicio de las luchas de los trabajadores, y nuestras organizaciones como la CUT y la CONFECH llamen de manera unitaria a enfrentar al gobierno de los empresarios, con nuestros métodos históricos como los paros, huelgas y marchas, saliendo del pantano del lobby parlamentario, en unidad el movimiento estudiantil, el movimiento de mujeres, el pueblo mapuche y los inmigrantes, todos quienes también sufren las miserias cotidianas de la codicia patronal y forman parte fundamental de nuestra clase.







Temas relacionados

Negociación colectiva   /    Mundo Obrero Chile   /    Contrato de trabajo   /    Trabajadores   /    Sindicatos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO