Internacional

BRASIL / MINAS GERAIS

Pimentel lidera el anhelo de cambio luego de tres gestiones del PSDB

Flávia Valle

Docente, Minas Gerais

Sábado 4 de octubre de 2014 | Edición del día

En un escenario electoral que parece anticipar un posible resultado a gobernador de Minas Gerais ya en el primer turno, Fernando Pimentel (PT) alcanza el 45% de las intenciones de votos, Pimienta da Veiga (PSDB) el 25% y Tarcísio Delgado un 3%.

Las manifestaciones de Junio, a pesar de ser reivindicadas por varios de los candidatos, están lejos de ser representadas por cualquiera de esas alternativas. Tanto es así que el problema del transporte ni siquiera fue abordado y las cuestiones democráticas como el aborto y la homofobia estuvieron fuera de las preocupaciones de todos los candidatos.

La crisis económica al comienzo del debate

En el debate transmitido por la Red Globo el 30/09, Delgado le cuestionó al candidato oficialista el bajo crecimiento de la economía y el escaso desarrollo del comercio exterior y la industria. Pimentel, ex ministro de Dilma, respondió que esos resultados tienen que ver con los impactos de la crisis internacional. Afirmando que “los empresarios son subsidiados y la industria se encuentra protegida”.

El candidato petista (del PT) resaltó la situación de retroceso de la industria minera, cargando la responsabilidad integralmente sobre las espaldas del Partido de la Socialdemocracia Brasilera (PSDB). Sin embargo, lo que Pimentel no dijo es que la “protección” del gobierno federal a la industria está dirigida a la patronal, mientras que los trabajadores ya sufren en carne propia vacaciones colectivas adelantadas, suspensiones y despidos.

El candidato del PT da prioridad a la seguridad y no a la educación

Más de una vez el candidato del PT defendió de manera clara la necesidad de dar prioridad a la seguridad si llega al gobierno. Defendió más presupuesto para la policía y que “la policía esté en las calles y más equipada”.

La educación se encuentra lejos de las prioridades de Fernando Pimentel. Como parte de sus propuestas sobre este tema propone la implementación de una ley que eleve el piso salarial de los profesores. Esto es así porque Minas Gerais es el único estado del país donde el piso salarial de un profesor de la red pública, de R$ 1.697, no se aplica. Esa fue la principal demanda de la huelga de más de 100 días de los profesores de la red pública el año 2011. Sin embargo, Pimentel afirma que este es un tipo de demanda que no puede ser implementado “de la noche a la mañana”.

El PSDB más cerca de una posible derrota del proyecto de Aécio y FHC

Pimenta da Veiga del PSDB resulta poco atractivo a pesar de que Minas Gerais es la principal base electoral de ese partido. Ei mismo, durante el debate, más de una vez priorizó los ataques al PT y a su candidato, afirmando que no respondía a sus preguntas y llamándolo de “tonto” y “mentiroso”.

El debate puso en evidencia la debilidad de la estrategia tucana al centrarse en la denuncia sobre los vínculos del PT con los casos de corrupción como el de la Petrobras. Eso se debe a que los electores saben que un partido como el PSDB también está involucrado en casos de corrupción.

El candidato del Frente de Izquierda: propuestas de reformas tibias

Con propuestas de reformas tibias como la “policía ciudadana”, la “desmilitarización de la policía y de la vida”, el “respeto a las plazas, soldados y sargentos”, la “consulta ciudadana sobre minería” y la “desmedicalización de la vida”, el candidato del Frente de Izquierda, Fidelis Alcântara (PSOL), no logró exponer un proyecto de oposición alternativo al del PT.

Esto también quedó claro durante el debate de Fidélis sobre las ocupaciones urbanas, cuestión latente en la vida de la ciudad siendo que Belo Horizonte es una de las capitales más desiguales del mundo, según informes de la ONU, y tiene como uno de sus problemas estructurales la vivienda. Fidélis denunció la violencia policial contra las ocupaciones urbanas y la existencia de 550 familias sin vivienda en Minas Gerais.

Le exigió a Pimentel un compromiso: “Pimentel, me gustaría que usted asumiese un compromiso en relación a las ocupaciones: no desalojar y lograr el reconocimiento de las ocupaciones sin uso policial”. Pimentel respondió que el problema de la vivienda es grave, que no puede ser ignorado como hace el actual gobierno del estado y que iba a establecer condiciones de diálogo “sin policía y sin ignorar el problema”. De esta forma, Fidélis puso en claro que su candidatura está al servicio de presionar al gobierno, generando ilusiones en la capacidad del PT en responder a las demandas más sentidas de los trabajadores y del pueblo como la vivienda.







Temas relacionados

Minas Gerais   /    Elecciones en Brasil   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO