×
×
Red Internacional

Luego de despedir a 4 candidatos a delegados el mes pasado que permanecen peleando por su reincorporación, la empresa ubicada en Villa Rosa continuó con amenazas de despidos, bajos salarios y maltratos hacia los trabajadores; quienes decidieron parar hoy en los portones de la fábrica.
Desde La Izquierda Diario nos acercamos a escuchar sus testimonios.

Escuchá esta nota
Lunes 26 de septiembre

[FOTO PLANTA]
Dentro del predio funcionan dos plantas, en una se producen materiales de construcción a base de telgopor y en la otra vasos, potes de helado, envases de telgopor para empresas como McDonalds o Mostaza.

Hace un mes, los despidos se dieron en el marco de que varios trabajadores se postularan como delegados al sindicato Químico, ya que se encontraban bajo el convenio del sindicato Plástico, atentando claramente contra la libertad democrática sindical a elegir en qué gremio organizarse.

Matías, el único delegado que no fué despedido, nos comentaba: “En el ministerio de trabajo se decidió reincorporar al 70% de los despedidos y pagar lo que correspondía a los que no quisieran volver. Luego de un mes la empresa se echó para atrás en todo lo que había acordado, y recibimos amenazas por parte de ellos diciendo que iban a seguir despidiendo gente. Por eso hoy estamos acá haciendo una asamblea hasta que tengamos una respuesta por escrito, donde nos reconozcan como gremio”.

Los trabajadores comentaron que el reclamo no solo es por los despidos, sino que también hay un reclamo salarial. Algo que viene atravesando al conjunto de los trabajadores en Argentina donde el poder de compra del Salario Mínimo cayó un 31 % desde 2015.

En abril de este año el presidente del Grupo Estisol, Javier Maltz, se reunió con el jefe de Gabinete del Frente de Todos Juan Manzur, donde se anunció una inversión de más de US$10 millones en la planta, lo que evidencia que lejos de mejorar las condiciones de trabajo, la lluvia de inversiones son para llenar más los bolsillos de los empresarios y ahí no hay teoría del derrame.

El intendente de Pilar, Federico Achaval, también visitó la enorme planta de Villa Rosa ( articúlo acá) hace unos meses, diciendo que “desde el municipio acompañamos a todos los sectores a que continúen aportando para el crecimiento del empleo joven como fuente de crecimiento y desarrollo”. Sin embargo esto contrasta con las precarias condiciones en la que los trabajadores jóvenes deben afrontar su dia a dia dentro de la fábrica, donde por ejemplo no cuentan con algo básico como un comedor.

En desarrollo.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias