Internacional

CORONAVIRUS Y CRISIS

Perú: cambio de gabinete a la medida de los empresarios

El presidente peruano Martín Vizcarra juramentó este miércoles a su nuevo premier y a sus nuevos ministros, muchos de ellos ex funcionarios de gestiones pasadas y “reconocidos” representantes de grandes empresas. Se afianza el carácter neoliberal del Gobierno en medio de una crisis social y económica profunda que ha sido expuesta por la propagación de los contagiados y fallecidos por el Covid-19.

José Rojas

Militante de la Corriente Socialistas de las y los Trabajadores "CST" de Perú

Diana Solis

Directora de arte y militante de la Corriente Socialista de las y los Trabajadores "CST"

Jueves 16 de julio | 16:10

En medio del pico de la pandemia, el presidente peruano Martín Vizcarra renovó su gabinete ministerial. De esta manera, 11 nuevos ministros asumen el mando de diversas carteras, destacando entre ellos exfuncionarios de grandes empresas y abogados de estudios jurídicos que siempre estuvieron del lado de los consorcios privados. A ellos se suma Pedro Cateriano, expremier y exministro de Defensa del Gobierno neoliberal de Ollanta Humala, quien ahora será el nuevo Primer Ministro de Martín Vizcarra.

Con estas nuevas designaciones, que obedecen a los intereses de los empresarios, no cabe duda que el carácter neoliberal y conservador del Gobierno se fortalece considerablemente, lo cual va en detrimento de los intereses de los trabajadores y el pueblo pobre, que son quienes más padecen las consecuencias sociales y sanitarias de la presente crisis.

Presidencia del Consejo de Ministros

No es la primera vez que Pedro Cateriano asume como primer ministro del estado. Durante el Gobierno de Ollanta Humala ya ostentó este puesto de primer orden dentro de la estructura funcional del poder ejecutivo.

Recordemos que Ollanta Humala llegó al Gobierno el 28 de julio del 2011 proponiendo una serie de reformas al régimen político y económico de corte nacionalista, sin embargo, apenas pisó palacio olvidó sus promesas de campaña y se convirtió en un promotor más de las iniciativas pro empresariales y represivas auspiciadas por la Confederación de Empresarios del Perú CONFIEP, por esa razón, no dudó en implementar - como una de sus primeras medidas de gestión - una violenta represión al pueblo de Cajamarca, que por aquel entonces luchaba contra la minera Yanacocha y su proyecto Conga. A esta iniciativa política se sumaron otras, a lo largo de toda su gestión presidencial, que siempre pusieron por delante los intereses de los grandes capitalistas nacionales y extranjeros, a los cuales el gobierno de Ollanta, no solo les brindó todas las prerrogativas políticas y jurídicas para que puedan hacer sus negocios, sino que, al parecer y según lo evidencian posteriores investigaciones, también habrían obtenido de estos empresarios beneficios personales.

Es precisamente a este gobierno de derecha, pro empresarial y manchado de corrupción que Pedro Cateriano sirvió; primero en calidad de ministro de Defensa, y en el 2015 como primer ministro, lo cual denota el alto grado de llegada que tenía el señor Cateriano, tanto a la pareja presidencial (Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia), como a los empresarios de la CONFIEP, que fueron los que en todo momento movieron los hilos del ollantismo, poniendo y sacando ministros. Cateriano también es recordado por ser uno de los más locuaces y furibundos defensores de la ex primera dama Nadine Heredia, hoy investigada por los aportes de Odebrecht a la campaña presidencial de su esposo Ollanta Humala. Esto lo llevó a enfrentarse con el aprismo y el fujimorismo, imagen que seguramente buscará explotar Vizcarra, ahora que lo tiene como premier y que le urge descomprimir el descontento social provocado por las consecuencias de la crisis sanitaria.

En su condición de Ministro de Defensa, Cateriano mantuvo una relación muy estrecha con Ronal Barrientos, personaje gris pero muy cercano al entorno presidencial, el mismo que actualmente viene siendo cuestionado por malos manejos cuando ostentaba cargos públicos de alta responsabilidad.

En el año 2012, cuando Pedro Cateriano era ministro de Defensa, el Poder Ejecutivo emitió el Decreto Legislativo DL 1146 que modificaba la Ley del servicio militar, el cual establecía que “los elegidos por sorteo están obligados a presentarse en el plazo señalado” para el proceso de selección, y de no cumplirlo se debía hacer un abono de 700 dólares. Con esta medida que buscaba un retorno al servicio militar obligatorio, y que tenía un alto sesgo clasista y discriminatorio, queda evidenciada la visión reaccionaria del nuevo premier. Por los limites democráticos de esta iniciativa, dos años más tarde el Tribunal Constitucional declaró inconstitucional el DL 1146.

Pedro Cateriano cuando asume como premier del gobierno de Ollanta Humala

Ministerio de Salud

Pilar Mazzetti es la reemplazante de Víctor Zamora en el ministerio de Salud. Ella, así como Pedro Cateriano, ha sido anteriormente Ministra de Estado. Entre el año 2004 y 2006, durante el gobierno de Alejandro Toledo, se desempeñó como Ministra de Salud y también durante el segundo gobierno de Alan García fue ministra del Interior, ejerciendo su cargo durante los años 2006-2007. Es precisamente en esta última gestión suya, al frente del Ministerio del Interior, que enfrentó una serie de críticas por la adquisición de 469 camionetas para la Policía Nacional del Perú, por ello diversos medios de comunicación y especialistas en compras del estado, consideraron los precios de dichas camionetas como sobrevaluados. Pilar Mazzetti renuncia a su cargo como ministra de Alan García, a raíz de que en el año 2007 se le inicia una investigación por la compra sobrevalorada de ambulancias durante su gestión como Ministra de Salud en el gobierno de Alejandro Toledo.

Recordemos que Pilar Mazzetti ya venía colaborando activamente con el actual gobierno de Martin Vizcarra, por esa razón, fue nombrada como Directora del Comando de Operaciones COVID-19 en el presente año, instancia que también ha sido cuestionada por la supuesta compra sobrevalorada de equipo médico para la implementación de hospitales públicos encargados de brindar servicios especializados para enfrentar la proliferación del Covid-19.

Durante su gestión al frente del Ministerio de Salud, se creó el manual de orientación de salud reproductiva y sexual que tenía el objetivo de estandarizar los procedimientos técnicos en los proveedores de salud para contribuir a que las personas ejerzan sus derechos sexuales y reproductivos a través de servicios accesibles y de calidad. Sin embargo, en el 2009, Mazzetti fue incluida como representante de la comisión investigadora del poder ejecutivo de los sucesos del conflicto de Bagua. En sus informes indica que “la policía estuvo a la defensiva y no al ataque y que los manifestantes indígenas emboscaron a la policía y los atacaron”.

Ministerio del Trabajo y Promoción del empleo

No es novedad que los gobiernos neoliberales consideren en la cartera de trabajo a ministros anti derechos laborales. Sin embargo, la designación de Martin Ruggiero a este ministerio ya linda en la provocación a la clase trabajadora en un momento donde los despidos y los abusos laborales, son el pan de todos los días.

Martin Ruggiero es socio del estudio de abogados Payet Rey Cauvi, uno de los estudios que no solo trabajó para Odebrecht, sino que también asesoró a las empresas Graña y Montero, Techint y Enagás en el proceso de licitación de un sistema de transportes de GLP con una inversión de S/. 250 millones, en el proyecto del Gaseoducto Sur Peruano, en el año 2014. Además, y según su hoja de vida digital expuesta en la plataforma LinkedIn, su trabajo consistiría en “asesorar a empresas sobre cómo reducir personal, disciplinar trabajadores, enfrentarse a sindicatos, lidiar con inspecciones laborales, evitar el pago de horas extras, etc.”. A todo este currículo se suma el hecho que fue abogado de la AFP Integra.

En la publicación inicial de la PCM aparecía el vinculo del nuevo ministro de Trabajo con el estudio Payet Rey Cauvi Pérez.

Ministerio de Energía y Minas

El nuevo Ministro de este sector es Rafael Belaunde Llosa, quien es nieto del ex presidente Fernando Belaunde Terry e hijo del político Rafael Belaunde Aubry, dueño de la minera Argento SRL, de la que actualmente el flamante ministro de energía y minas es su apoderado.

Esta empresa, como bien lo ponen en evidencia informes del mismo MINEM, tiene más de 100 pasivos ambientales, entre residuos mineros y residuos de infraestructura. Cabe mencionar que los pasivos ambientales, son las principales formas de contaminación ambiental, por eso en el 2019, el ex congresista Hernando Cevallos dio a conocer que en el Perú existen más de ocho mil pasivos ambientales, dentro de los cuales están considerados: “las instalaciones, efluentes, emisiones, restos o depósitos de residuos producidos por operaciones mineras, las cuales en la actualidad se encuentran abandonadas o inactivas”, así lo define la Ley N°28271. Por esa razón, los pasivos ambientales son un riesgo permanente y de impacto para la salud de la población y su ecosistema.

Frente a esto, cabe la pregunta: ¿tendrá la solvencia suficiente el nuevo Ministro de Energía y Minas para sancionar a las empresas mineras que vulneran el medio ambiente, como la de su padre por ejemplo?

……………………………….

En los siguientes días, desde La Izquierda Diario Perú, seguiremos elaborando más notas para poner en evidencia las diferencias profundas que existen entre los intereses de los nuevos ministros, los trabajadores y el pueblo en general. Consideramos que lo expuesto líneas arriba ya ayuda a tener una idea más precisa de hacia dónde va el gobierno de Vizcarra, en un momento donde la pobreza se incrementa a raíz de la masificación del desempleo y la precarización laboral que son consecuencias directas de las políticas de ajuste del ejecutivo, que tienen como objetivo salvaguardar a los grandes empresarios.







Temas relacionados

Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Martín Vizcarra   /    Perú   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO