×
×
Red Internacional

En medio de la suba de casos en la segunda ola de covid-19 y el aumento de ocupación de camas de terapia, la ministra de salud en conferencia de prensa solicitó a los trabajadores de salud el “uso racional” de oxígeno necesario para la atención de pacientes.

Belén BlanchResidente - Hospital Posadas

Mariana NiñoDelegada congresal de Cicop - Seccional Hospital Posadas

Miércoles 28 de abril | 20:53

Hace apenas dos semanas el presidente Alberto Fernández, en cadena nacional, atacó a los trabajadores de salud por “relajarse” y atender en los hospitales otras patologías que no fueran covid. Ayer en una nueva conferencia del gobierno nacional, con la participación de la ministra de salud Carla Vizzotti y el ministro de desarrollo productivo, Matías Kulfas, otra vez se responsabilizó a los trabajadores de salud por el uso de oxígeno y respiradores, necesarios para pacientes covid en estado grave. El avance de la pandemia y la utilización de camas de internación se agrava cada día más y según lo informado por el Ministerio de Salud de la Nación, en el AMBA la ocupación de camas asciende a casi el 75%.

Te puede interesar: El personal de salud no está distendido, está atendiendo en medio del colapso

Los trabajadores y las trabajadores de salud se encuentran trabajando en este contexto con falta de recursos, camas de internación, medicación necesaria para la atención de la demanda de todos los pacientes, y es el gobierno quien los acusa de relajarse y les exige el uso racional de oxígeno y camas de internación. Desde que comenzó la pandemia privilegiaron la ganancia de las empresas productoras de oxigeno medicinal, no se centralizó el sistema de salud, como así tampoco se declararon de utilidad pública los laboratorios ni se liberaron las patentes de las vacunas. Todas estas son medidas necesarias que se deberían tomar para combatir la pandemia y desacelerar la propagación del virus.

Además de realizar un recorte presupuestario del 12% en salud, con aprobación de Juntos por el Cambio, el gobierno de Alberto Fernández implementó hospitales militares de campaña, como sucedió en González Catán para aumentar la capacidad de atención. Hace unos días anunció algunas medidas, como la restricción de circulación. Medidas que son insuficientes para el combate de la pandemia y las necesidades de los pacientes, cuando se le siguen destinando millones de pesos al FMI. Mientras tanto, Juntos por el Cambio rechaza las restricciones levantando las banderas del derecho al trabajo y estudio, cuando se olvida que fue bajo su gestión donde aumentaron exponencialmente los índices de desocupación y la pobreza llegó a alcanzar al 35.5% de la población.

Desde la Agrupación Marrón conversamos con trabajadores del área de clínica médica sobre la situación actual en la que se encuentran trabajando y la atención de los pacientes, donde una trabajadora refirió: “Nuestra área ya está colapsada. La demanda de atención de pacientes y las internaciones son cada vez mayores y ya no contamos, prácticamente, con camas disponibles. Seguimos de cerca la evolución de los pacientes y tenemos que definir entre quienes están en estado más crítico para solicitar camas en terapia. Hay pacientes internados que deberían estar ahí, pero no los podemos bajar porque no hay camas o respiradores disponibles, con lo que sabemos que estamos arriesgando su salud o su evolución, pero no tenemos más lugar en terapia para ellos”. Y además agregó “el gobierno nos dice que nos relajamos o que tenemos que hacer uso racional de los oxígenos, pero nosotros no vamos a elegir entre la vida de un paciente u otro. Todos tienen el derecho a recibir la atención necesaria y es el Estado y el gobierno los que tienen que asegurar los recursos para su atención”.

Te puede interesar: Gestión de la pandemia: escasez de oxígeno medicinal y falta de medidas de fondo

La crisis sanitaria avanza y se siente todos los días. Hay clínicas como la San Andrés que se encuentra cerrada o la Clínica Constituyentes de Morón, donde los trabajadores están peleando por el pago de sus salarios o como los trabajadores municipales de La Matanza que se encuentran organizados desde hace semanas, realizando cortes, paros y movilizaciones exigiendo por sus salarios y por mejoras edilicias en los hospitales. Nuevamente, somos las y los trabajadores, en conjunto con nuestros pacientes, los que salimos a pelearla y nos organizamos y estamos al frente exigiendo por nuestros derechos.

Ayer en la movilización que se realizó en el Obelisco, junto a trabajadores ocupados y desocupados, nos unimos haciendo escuchar nuestras peleas y reclamos. Ese es el camino para fortalecer nuestras luchas, e imponerle a los sindicatos que miran para un costado que terminen con la tregua y se pongan al frente de estos reclamos con un plan de lucha, como lo demostraron los trabajadores de Neuquén, que luego de más de 60 días de cortes, movilizaciones y piquetes conquistaron el aumento salarial por el que peleaban.

Hoy somos las y los trabajadores quienes empezamos a coordinar para que la crisis sanitaria, social y económica en curso no recaiga nuevamente en nuestras espaldas como quieren los gobiernos y los empresarios. Movilizamos para exigir liberación de las patentes de las vacunas, centralización del sistema de salud para que todos los recursos sean puestos al servicio de la salud de toda la población, IFE igual a la canasta básica familiar, trabajo con derechos y vivienda digna. Tenemos que continuar ese camino para ganar e imponer que las prioridades son nuestras demandas, las del conjunto de las y los trabajadores, los esenciales, quienes hacemos mover el mundo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias