EDUCACION

Perotti quiere el regreso a la presencialidad sin infraestructura y con ajustes de salario

El jueves se aprobó de manera unánime en el Consejo Federal de Educación un protocolo para el retorno a las clases presenciales. ¿Es posible volver en estas condiciones?

Lunes 6 de julio | 14:01

El desfinaciamiento del sistema educativo tiene como consecuencias graves problemas de infraestructura: escuelas sin gas para cocinar o calefaccionarse, techos que se desprenden, aulas sin vidrios, superpoblación de salones, carencia de recursos y falta de personal destinado a garantizar la higiene óptima de los establecimientos escolares.

En los hechos es muy poco lo que nos distancia de aquel mes de agosto de 2018, cuando la desidia de los funcionarios y el desprecio por la escuela pública se cobraban la vida de Sandra y Rubén, vicedirectora y auxiliar de la escuela primaria 49 de Moreno por una explosión en la precaria instalación de gas, que había sido denunciada al Consejo Escolar.

En Santa Fe el invierno pasado estuvo atravesado por los "frazadazos", protestas de muchísimas escuelas que reclamaban estufas. Durante la pandemia decenas de escuelas en Rosario reclamaron por el desdoblamiento de cursos de más de 70 estudiantes.

Te puede interesar: Las escuelas son una bomba a punto de explotar

En lo que parece ser una broma de mal gusto el titular de la Dirección General Escolar, José Thomas, declaró en conferencia de prensa que a las escuelas "no les falta demasiado para poder volver a las aulas, solo limpiarlas con lavandina".

Tal vez la lavandina tenga más propiedades que el aloe vera y provea de estufas, vidrios, insumos y auxiliares a las escuelas, ya que con el magro presupuesto destinado a Educación poco se hace. Los dichos de Thomas son propios de alguien que poco conoce la realidad en que trabajamos los maestros y estudian los chicos.

Con la pandemia no perdieron todos, siempre perdemos los mismos

La docencia santafesina recibió otro cachetazo del gobernador Perotti y su Ministra de Educación, Adriana Cantero. Durante la semana que transcurrió se informó un cronograma de pago a trabajadores estatales que se extiende hasta el día 17 del corriente, obligando a los trabajadores a vivir de la solidaridad de sus allegados y pagar cuentas con retraso e intereses (incluso los servicios de internet que costeamos de nuestros bolsillos).

Ante el apagón virtual de la docencia, ya golpeada por una paritaria congelada, docentes reemplazantes que no tienen ingreso desde el mes de diciembre y la sobrecarga que implica el trabajo virtual, Perotti expresó que no era oportuna la medida porque con la pandemia "ya perdimos todos".

Además anunciaron que iban a descontar los días de paro. El gobierno incumple la legislación al pagar luego del quinto día hábil y, ante las acciones de quienes se ven afectados, vuelve a violar la ley al no respetar el derecho a huelga.

Perotti sigue las recetas neoliberales y conservadoras al pie de la letra. En una semana incumplió con el pago de salarios, amenaza con descuentos por lo días de paro, nombra a una militante del frente de Amalia Granata en el Ministerio de Educación, impulsa la sanción de la ley de ART y propone un plan de salvataje a Vicentín.

La prisa por volver a las aulas favorecería al mismo sector que no resignó un céntimo de los millones que gana: los empresarios. Que las escuelas vuelvan a funcionar como sea para que los trabajadores retornen a sus puestos de trabajo y tengan las escuelas como "guarderías", parece ser el claro mensaje de una gestión que no se cansa de golpear a los que menos tienen y garantizar a las empresas una salida de la pandemia con pocos costos.

En estas condiciones no se puede volver a clases. Hay que dar vuelta las prioridades e impulsar un plan de refacciones del conjunto de los establecimientos. ¿Van a seguir pagando una deuda externa ilegítima y fraudulenta o van a destinar esos recursos para educación, salud y vivienda? ¿Van a seguir permitiendo que Vicentín y las demás cerealeras se lleven miles de millones por nuestros ríos, mientras no tenemos las mínimas condiciones para nuestros alumnos y todos los trabajadores? Ellos ya decidieron. Alberto le dio luz verde a Perotti

Venimos de una jornada de 48 horas de apagón virtual en toda la provincia, con la adhesión contundente de la docencia. Previamente las cuatro seccionales opositoras a la conducción de Sonia Alesso votamos un paro de actividades que expresó el descontento que existe por abajo, no solo con la situación salarial insostenible. También reclamó que ue la voz de los docentes no es escuchada para debatir los protocolos, que no se puede sentar a decir cuáles son las necesidades y condiciones dignas para volver a clase, con una paritaria cerrada unilateralmente y que viene exigiendo a la conducción de Amsafe provincial que se convoque a asambleas para ser efectivamente parte de un debate que se está dando a puertas cerradas.

Para terminar con esta complicidad de Alesso con Perotti es fundamental unificar a las seccionales opositoras y a toda la docencia que quiera salir a luchar contra este ajuste. Creemos que hay que hacerlo de manera democrática con plenarios o asambleas provinciales, para que cada compañero y compañera sea protagonista.

Exigimos la creación de comités de higiene y salud vinculantes, conformados por docentes, especialistas, asistentes escolares, médicos y familias para establecer cuáles son las condiciones necesarias para retornar a las escuelas, garantizando el presupuesto necesario para las refacciones edilicias, insumos de limpieza y refuerzo del personal que se ve afectado a estas tareas.

Precisamos un plan de lucha a nivel provincial con continuidad, votado en asamblea para cambiar las prioridades del gobierno y las conducciones sindicales que garantizan la tregua.







Temas relacionados

Pandemia   /    Gustavo Teres   /    Sonia Alesso   /    AMSAFE   /    Omar Perotti   /    Santa Fe   /    Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO