Política México

ACTUALIDAD

Peña Nieto retrasa nuevo gasolinazo, pero solo por dos semanas

Explicación oficial: las medidas de austeridad surtieron efecto. El 17 de febrero se espera un nuevo aumento que afectará el bolsillo de millones.

Pablo Oprinari

Ciudad de México / @POprinari

Viernes 3 de febrero de 2017 | Edición del día

La Secretaría de Hacienda y Crédito Publico anunció que los precios de gasolina y diesel se mantendrán sin cambios hasta el 17 de febrero.

La justificación de la dependencia fue que "Las medidas de austeridad ya anunciadas por el gobierno de la República, así como la evolución reciente del tipo de cambio y del precio internacional de las gasolinas, han creado las condiciones para mantener sin cambios los precios máximos durante el periodo señalado".

El incremento que entró en vigor el 1 de enero fue hasta del 22 por ciento. Actualmente, el precio máximo de la gasolina Magna está en 15.99 pesos por litro, en tanto que la Premium escala hasta 17.79 pesos y el diésel 17.05 pesos.

Desde el gasolinazo, las movilizaciones populares se extendieron por todo el país. Cientos de miles de personas se manifestaron en repudio al aumento de los precios a las gasolinas y exigiendo la renuncia de Enrique Peña Nieto. En ciudades como Guadalajara, Mexicali, Tijuana, y la Ciudad de México se dieron las movilizaciones más numerosas, pero fueron cientos las acciones que se multiplicaron en 30 estados. El pasado 31 de enero, decenas de miles de trabajadores organizados en sus sindicatos se manifestaron en la ciudad de México contra las medidas del gobierno.

Con este anuncio, Enrique Peña Nieto pretende apaciguar el descontento popular y evitar nuevas movilizaciones en lo inmediato. El gobierno priista se encuentra en el punto más bajo de su popularidad y recientemente enfrentó una crisis en la relación con la nueva administración estadounidense. Aunque las instituciones y los partidos al servicio de los empresarios cerraron filas tras el discurso de “unidad nacional” con la intención de preservar la gobernabilidad y la estabilidad, el descontento con el gobierno continúa.

Pero la intención del gobierno no es retroceder en la liberalización de los precios de los combustibles, sino retrasar los próximos aumentos, buscando un mejor momento para implementarlos. Ante eso, la movilización obrera y popular debe continuar y profundizarse contra Peña Nieto y sus planes.







Temas relacionados

#No al Gasolinazo   /    Política México   /    Enrique Peña Nieto   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO