Economía

PANORAMA ECONÓMICO

Peña Nieto: de las promesas de crecimiento a recortes presupuestales históricos

Con 44.34% de la población del país viviendo en pobreza y 60% sin seguridad social ni derecho a pensión, el recorte a áreas productivas y gasto social sólo contribuirá a mantener la desaceleración de la economía, en el mejor de los casos.

Bárbara Funes

México D.F |

Miércoles 14 de septiembre de 2016 | Edición del día

Al inicio del sexenio, con el impulso de las reformas estructurales, Peña Nieto anunció que el crecimiento de la economía avanzaría a 5% del Producto Interno Bruto (PIB).
La realidad es que a las promesas se las lleva el viento. Aunque aumentó la inversión extranjera en determinadas ramas vinculadas a la exportación, las reformas estructurales no impulsaron ese ritmo de crecimiento de la economía nacional, en el marco de la contracción de la economía internacional.
En los últimos meses, la baja en los precios internacionales del petróleo, la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el alza de las tasas de interés de la Reserva Federal junto con el clima de nerviosismo que generan las próximas elecciones presidenciales estadounidenses son factores que han afectado negativamente la segunda economía latinoamericana (encabeza Brasil).
El peso mexicano ostenta el dudoso honor de ser la divisa más débil en el mercado internacional, pierde terreno día con día ante el dólar estadounidense. Sólo entre agosto de 2015 y agosto de este año, la moneda estadounidense subió 11.5%.

Es cierto que el escenario en México es menos complicado que el de Brasil o el de Argentina, y mantiene cierta estabilidad. El crecimiento esperado para el año que viene es de aproximadamente 2.5%. No son números negativos, pero constituyen un gran revés para la administración de Peña Nieto.

Reforma energética: recortes a la producción de Pemex y despidos

Este escenario presenta una serie de problemas. En primer lugar, la reforma energética no está rindiendo los dividendos que había anunciado el gobierno. La entrega de los hidrocarburos sí se está realizando. Se realizan las subastas, pero no todos los campos subastados se adjudican, porque no hay tantos interesados, una cuestión que tiene que ver con el debilitamiento de los precios internacionales del petróleo.

Sin embargo, sobre las actividades productivas de Pemex se descarga parte importante del recorte 2017: 100,000 millones de pesos. Esta cifra se suma a los 100,000 millones este año y a 62,000 millones de pesos recortados en 2015. En este marco, según el periódico Milenio, las autoridades de la paraestatal llevaron a cabo por lo menos 36,484 despidos para 2017, contando desde 2014, de la mano de la reforma energética.

Según declaraciones de Raúl Feliz, profesor-investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) a El País, “El recorte pone en peligro la viabilidad económica de Pemex. El Gobierno apuesta a que las inversiones vengan del sector privado, pero eso está por verse”.

Y las verdaderas consecuencias de la implementación de esta reforma, se pudieron observar en la explosión de la planta Clorados III, en el complejo Pajaritos, Veracruz, en abril de este año. Mexichem, una trasnacional, y Pemex eran las operadoras del complejo. Desinversión, falta de mantenimiento, despidos de trabajadores preparados para realizar las labores de seguridad requeridas en el complejo fueron los factores que llevaron a la explosión.

Asimismo, en enero de 2017 se liberará el precio de la gasolina: esto quiere decir que será regulado por el mercado, y sujeto a los precios internacionales del petróleo. La consecuencia será el traslado del aumento de precio de los combustibles a los precios al consumidor en la canasta básica, en el transporte y en todo tipo de bienes y servicios. Esto redundará en aumento de la inflación.

Asociaciones público-privadas: el as en la manga

Se recorta el gasto público, sí, pero parece ser para dar más espacio al capital privado. Concretamente, es el caso del recorte de 28.5% al presupuesto destinado a la Secretaría de Comunicaciones y Transporte.
El gobierno contempla en el proyecto de presupuesto presentado la creación de cuatro nuevas Asociaciones Público Privadas (APPs) para el sector, con una inversión superior a los 9,100 millones de pesos, destinados al mantenimiento y conservación de tramos carreteros en Saltillo, Coahuila; Monterrey, Nuevo León y Texcoco y Estado de México.

¿Posible beneficiario? OHL, sí la que estuvo envuelta en uno de los grandes escándalos de corrupción del sexenio, que se abrió con la filtración de audios que revelaban fraudes en la construcción y operación del Circuito Bicentenario, así como el agradecimiento en “vacaciones pagas” para funcionarios del gobierno del Estado de México y sus familias.

Este mismo esquema se podría aplicar a los distintos sectores afectados por el recorte.

El talón de Aquiles

Uno de los puntos más débiles, y que podría ser factor de mayor contracción del crecimiento, deviene del papel relevante de las exportaciones al gigante del norte. En el marco del débil crecimiento estadounidense -.08% del PIB en el primer trimestre del año, 1.2% en el segundo trimestre -, entre enero y julio de este año, México realizó exportaciones a EE.UU. por 168.2 mil millones de dólares, cifra que registra un descenso en relación con los 171.5 mil millones de dólares en el mismo periodo de 2015. Y la vez, la incertidumbre generada por el contexto electoral, mantiene frenadas algunas de las inversiones que estaban previstas.

A su vez, descendieron levemente las exportaciones estadounidenses a México durante los primeros siete meses de este año: 131.9 mil millones de dólares, 6.2 millones menos que los 138.1 mil millones de dólares del mismo lapso del año pasado.

De momento, se mantiene un pequeño superávit comercial a favor de México: 36,293 millones de dólares entre enero y julio de este año.

Pero hay otra nube en el horizonte: el pago de la deuda. En primer lugar, está el hecho de que se contrata deuda para pagar los intereses de la deuda adquirida previamente. Y es un factor que han tenido en cuenta las calificadoras internacionales Standard & Poor’s y Moody’s para bajar la nota de la economía mexicana de “estable” a “negativa”, hace unos quince días.

Mientras Videgaray, extitular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), incrementó la deuda pública neta en 10.5 puntos del PIB, Meade, el nuevo secretario, debe estabilizarla. Una tarea compleja, ya que en el proyecto de presupuesto que se entregó se pronostica una deuda neta total de 50.5% del PIB en 2016 y de 50.4% el próximo año.

Según distintos analistas, el recorte en producción y gasto social abonará a la contracción económica en aras de mantener la estabilidad y congraciarse con las calificadoras de riesgo. Nada bueno para la clase trabajadora y los sectores populares.







Temas relacionados

Pemex   /    recorte presupuestario   /    Reforma energética   /    Enrique Peña Nieto   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO