×
×
Red Internacional

Una investigación científica reveló que satélites captaron una mega fuga de metano, un gas con mucho más contaminante que el CO2, en el Golfo de México, desde una plataforma de la paraestatal Pemex.

Jueves 16 de junio | 18:21

Un equipo de científicos publicóun informe en la revista Environmental Science and Technology Letters, donde revelaron que dos satélites de la NASA habían captado una enorme columna de gas metano que había sido liberado en el Golfo de México proveniente de la plataforma petrolera Ku-Maloob-Zaap perteneciente a la paraestatal Pemex.

El informe redactado por científicos de la Universitat Politècnica de València (UPV), informó que de diciembre del 2021 a enero del 2022, más de 40 mil toneladas de metano fueron liberadas a la atmósfera tan solo en esta plataforma, que tiene la magnitud de todas las emisiones regionales anuales de la región costa afuera de México.

El metano es el segundo gas de efecto invernadero antropogénico más abundante después del dióxido de carbono, pero es 25 veces más potente que el dióxido de carbono para atrapar el calor en la atmósfera, en un período de 100 años. La mitigación de las emisiones de metano de la extracción, el procesamiento y el transporte de combustibles fósiles es una de las formas más efectivas de frenar el calentamiento global.

Uno de los responsables del informe comentó que "esta es la primera vez que se usan imágenes satelitales para detectar emisiones de gases de efecto invernadero y que las observaciones de los satélites serán fundamentales para su detección y cuantificación".

Una de las paraestatales más contaminantes del mundo

Pemex se encuentra entre las 10 compañías más contaminantes del mundo, esto según un análisis realizado por el Instituto de Responsabilidad Climática de Estados Unidos de 2020, según este análisis, desde 2017 la empresa ya era la novena petrolera más contaminante del mundo.

Sin embargo según la ONG Climate Accountability, desde 2019 las emisiones crecieron un 31%; en 2020, un 37%; y en 2021, otro 7%, hasta alcanzar las 70,5 millones de toneladas de equivalente de dióxido de carbono, el mayor nivel en por lo menos una década.

Esto contradice los compromisos ambientales del país, que fijo una meta de reducir sus emisiones en un 22% en el Acuerdo de París, además de que el sexenio de López Obrador ha dado un nuevo impulso a los combustibles fósiles, con la apertura de nuevas refinerías como Dos Bocas y la compra de Deer Park.

Esto bajo la justificación de que gobiernos anteriores habían dejado a Pemex en el abandono, prefiriendo importar gasolinas del exterior que producir crudo y refinarlo en el país, ante esto, López Obrador ha querido darle la vuelta a la tendencia para lograr lo que llama “autosuficiencia energética”.

Sin embargo, organizaciones ambientales han señalado que, lejos de promover esta autosuficiencia, impulsar los combustibles fósiles en plena crisis climática es un error de parte de la 4T, pues el país comienza ya a resentir los efectos del aumento de temperaturas globales, con una grave sequía en el norte y resintiendo los efectos devastadores de inundaciones en el centro y sureste.

La transición energética desde combustibles fósiles hacia otro tipo de energías es urgente para evitar que el calentamiento global escale a niveles catastróficos, pero verdadera "transición justa" tiene que estar en manos de los trabajadores y comunidades y no de los capitalistas.

Te puede interesar: ¿Qué transición energética necesitamos para combatir el calentamiento global?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias