×
×
Red Internacional

Se trata de las y los trabajadores de ARCOOP que se mantienen en estado de alerta y movilización en la ciudad de La Falda. Denuncian precarizacion, adeudamiento de salarios y falta de mantenimiento de herramientas de trabajo. No reciben respuestas ni de la provincia ni del municipio de esa ciudad. La planta depuradora es de suma importancia en la zona para proteger las cuencas del Río Grande de Punilla.

Lunes 16 de agosto | 23:50

La Asociación Regional de Cooperativas (ARCOOP) se presenta en su página oficial de internet como la entidad responsable de las plantas de tratamiento de residuos cloacales de La Falda y Valle Hermoso para “garantizar la prestación de un servicio esencial” y “proponer soluciones integrales con una visión a futuro”.

En la actualidad, según el ERSEP (Ente Regulador de Servicios Públicos), “ARCOOP está a cargo de la concesión de la Explotación, Operación y Mantenimiento de Plantas de Tratamiento y Redes de Desagües Cloacales de la Cuenca Alta (Villa Giardino, Huerta Grande, La Falda y Valle Hermoso)” y presta servicio a 6.873 usuarios.

Para poder hacer la explotación de este servicio, la COOPI de la ciudad de Villa Carlos Paz creó en 2002 “Cuencas Serranas S.A” y con ella ARCOOP, que es una asociación de trece cooperativas, de la cual dependen cooperativas más pequeñas dedicadas al saneamiento y la depuración del agua en los distintos puntos cardinales de Punilla, pero dependientes de la COOPI que es "lider” y socia mayoritaria.

La situación de estas pequeñas cooperativas de la región es difícil, hace meses que vienen pasando por una situación de futuro muy incierto para sus trabajadores, producto del traspaso de la concesión de la renta de agua potable por parte de la COOPI al municipio de Villa Carlos Paz con el aval del gobierno provincial en el mes de mayo pasado.

Puntualmente, en La Falda, Cuencas Serranas S.A les está adeudando a sus trabajadores entre dos y tres meses de salario y ya les venía pagando el 30% del sueldo en tickets para canjear en supermercados.

Es frente a esta situación que las y los trabajadores vienen tomando medidas de fuerza, manifestándose en las calles de La Falda y estando en estado de alerta para defender sus puestos de trabajo y por el reconocimiento de los salarios adeudados.

Saneamiento del trabajo

Según cuentan las y los trabajadores de ARCOOP, la COOPI no se quiere hacer cargo del salario que les adeudan desde el mes de julio, que “ya presentó un estado de crisis financiera que es previo a la quiebra”, y que "tanto el municipio como la provincia no se quieren hacer cargo del asunto".

Se trata de treinta y un trabajadores y trabajadoras que tienen entre diez y veinte años de antigüedad. También denuncian la precariedad con la que trabajan. Sueldos de 22 mil pesos de básico cuando recién entran, pero también llegando a percibir 30 mil pesos con diez años de antigüedad, sin viáticos ni uniformes en el sector administrativo. Remarcan, además sobre el estado de abandono, a causa de la desfinanciacion, de la maquinaria necesaria para llevar a cabo con mayor optimización el trabajo de depuración de los líquidos cloacales, como son las bombas o los depuradores. “Estamos funcionando a la mitad”, explican.

Si bien el Gobierno de la provincia es el titular de este servicio y accedió a su concesión hace dieciocho años atrás, en la actualidad no está escuchando los reclamos de los treinta y un trabajadores y trabajadoras que reclaman lo adeudado y una solución a futuro de su fuente de trabajo.

Por otra parte el Intendente de La Falda, Javier Dieminger, consultado por radio Villanos de Carlos Paz se adelantó a decir en el mes de mayo que “la municipalización del servicio no es conveniente”, lavándose las manos no solo de las treinta y un familias que dependen de este trabajo, sino también de la problemática de impacto ambiental que generaría el volcamiento de líquidos cloacales en el Río Grande, cuyo destino es el Río Cosquín y finalmente el dique San Roque.

Planta de saneamiento y depuración del agua de La Falda

Algo sumamente indignante viniendo de una gestión que hace un año atrás firmó un presupuesto de 3,6 millones de pesos para financiar un autocine con el fin de atraer más turismo en la ciudad.

A modo de anécdota poco fortuita sobre cómo están peleando en soledad por la calidad de un servicio comunal esencial para el ambiente y la salud pública uno de ellos nos cuenta: “hace poco un político dijo, `yo no voy a gastar la plata que me dan para enterrar caños, a eso no lo ve la gente. A una placita sí’".

¿Quiénes les adeudan los salarios?

La gerenciadora es la Coopi, que es la única que cobra y ahora se borra y nos dice que no tiene nada que ver con nosotros", explica una de los trabajadores, "ellos son parte de Arcoop, por más de que ahora tengan nombres ficticios: Cuencas Serranas, Arcoop, por atrás de todo está la Coopi.

¿Cómo surge esta deuda?

La deuda surge porque Cuencas Serranas-Arcoop, ha dejado de pagar los sueldos y las plantas siguen trabajando gracias a los trabajadores que siguen sin percibir el salario. Vamos a ser claros, nos han quitado el derecho inalienable del acceso a la comida porque los sueldos que nosotros recibimos sirven para comer, no más que eso. Hace dos meses que no cobramos, imagínense como estamos.

¿Esto tiene vinculación con el traspaso de la Coopi al municipio?

Hay un problema político, al sacarle el servicio de agua a la Coopi, que bancaba todo este servicio, esto se vino abajo. También quiero hacer mención a los cuatro intendentes de la zona, perdoname la expresión, pero no están dando bola. Porque si yo soy intendente de una localidad y tengo treinta y un personas despedidas y tengo toda una comunidad que puede sufrir el derramamiento de líquidos cloacales soy el primero que le esta golpeando la puerta a Schiaretti diciéndole -Maestro solucióneme el problema porque este problema es suyo. Porque el servicio es suyo-.

Hace 2 años que no hay aumento de tarifa y nuestro sueldo está ligado a eso, nos dan un porcentaje de ese aumento. Si aumentan un 20% nos van a subir como mucho un 12% que para nosotros no es mucho, porque nuestros sueldos son muy bajos. Hace dos años que venimos cobrando en 3 veces, y ahora ni nos pagan directamente.

¿Cuál creen que es la solución?

La solución es que la agarre la provincia, es la única que tiene la plata porque no es lo mismo tratar agua que tratar cloacas. Nosotros gastamos más cloro, más sulfato, tenemos unos polímeros que tenemos que usar para deshidratar barro y máquinas que se usan que son grandes, que es mucho costo, motores. Hoy por hoy, nosotros tenemos dos estaciones de bombeo en las cuales está funcionando una sola bomba. Se rompe esa bomba y colapsa todo.

Planta de saneamiento y depuración del agua de La Falda

Si las aguas bajan turbias

Un estudio de “Efluentes cloacales en la Provincia de Córdoba”, de la carrera de Ingeniería Civil de la UNC (Universidad Nacional de Córdoba) en el año 2014, hacía las siguientes afirmaciones que concuerdan con la falta de mantenimiento de las maquinarias: “La planta se encuentra excedida en su capacidad de tratamiento (…) no obstante, la planta tiene la infraestructura necesaria para maximizar su volumen a tratar, creemos que es fundamental solucionar los problemas actuales (aireadores, barredores de Sedimentador Secundario, filtro de banda y Floculador, entre otros) y ponerla a funcionar a su máxima capacidad”.

Al problema de la situación de las y los trabajadores de Arcoop se suma el impacto ambiental que puede llegar a producir el vertido de líquidos cloacales sin tratamiento. Es por esto que los treinta y un trabajadores también apuntan a concientizar en sus reclamos que esta situación requiere de una solución inmediata ya que también puede generar un problema mayor si los líquidos no son tratados.

Si bien hasta el momento está garantizado el tratamiento de residuos cloacales porque todavía hay “químicos” (sulfato de aluminio, polielectrolito y cloro), los operarios nos comentan que no saben cuándo les van a llevar más.

“A la planta entra 150.000 litros por hora de líquido cloacal aproximadamente. Vos imagínate que ese líquido no sea tratado y así vaya al río. ¿Sabes la terrible contaminación que produciría eso? ¿Vos te imaginas si hay un volcamiento en las calles de cualquiera de las localidades que no sean atendido lo que puede provocar? es terrible y nadie está tomando consciencia de eso”, explican y agregan que “lo único que se garantiza es el trabajo que hacemos nosotros. Mientras haya productos, nosotros se lo vamos a incorporar eso no es problema. Ahora si no hay producto obviamente esto se acaba”.

¿Cómo impacta en el ambiente el volcamiento sin tratamiento?

Siempre se hace análisis antes del volcamiento que hacemos en el río: río arriba y río abajo. Para que tengas una idea del Río Grande de Punilla hace unos años atrás tenía 160 mil coliformes fecales por litro de agua. Estaba contaminado ya, por eso se dispuso que se haga un tratamiento terciario porque antes había un tratamiento secundario en la planta, o sea vos salías con un fósforo del 0.3, 0.4 y estaba bien, el río lo absorbía y eso lo terminaba de depurar y después se le agrego un químico, se le agrego un tratamiento terciario porque no alcanzaba, no podía salir con una carga orgánica así hacia el río.

Entonces vos necesitas bajar esa carga orgánica mediante químicos. Nosotros tenemos que salir con un fósforo de 0.1 al río y no podemos salir con más de 10 mil coliformes fecales por litro de agua al río y estamos hablando de que tenemos entre 100 mil y 300 mil coliformes fecales por cada 100 mililitros del agua que tratamos. Entonces después de que nosotros hacemos todo el tratamiento sale al río con menos de 10 mil y no solo que trabajó sobre el líquido que nosotros tratamos sino que ayuda al río, estamos aportando con el cloro que tratamos los líquidos.

Si hoy por hoy nosotros le largamos esa carga orgánica que estamos hablando entre 1 millón y 3 millones de coliformes por litro de agua que es lo que entra a la planta, si esa carga orgánica nosotros la largamos al río así como está, no solo que provoca enfermedades porque si vos te metes al agua se te van a enfermar los ojos, si te tragas un poco de líquido se te puede pegar una bacteria como la esterichia coli, o como la salmonella y en el intestino te puede provocar una enfermedad como el cólera.

¿Y eso dónde termina?

Desde Casa Grande en adelante va directo al lago San Roque, que ya está enferma la cuenca, le están poniendo oxígeno para que vivan las bacterias, y de ahí a Córdoba capital.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias