×
×
Red Internacional

Para el 24 de noviembre la conducción del SUTEBA convoca a asambleas ordinarias en todas sus seccionales. Se vota la memoria de lo actuado, una política gremial para el próximo período y se elige la Junta Electoral para los comicios que se llevarán adelante en los próximos meses. Desde la Marrón planteamos los desafíos que tenemos como Multicolor para fortalecer los sindicatos recuperados.

Jueves 28 de octubre | Edición del día

El ajuste avanza y quieren imponer la reforma laboral en educación con planes precarizadores. ¡Organicémonos para enfrentarlos!

Venimos viendo el avance del ajuste en las escuelas, en nuestros pibes y sus familias, en nuestros salarios. La pobreza aumentó. Un millón de pibes dejaron la escuela y el gobierno no garantizó becas, dispositivos ni conectividad que permitan la continuidad pedagógica.

Sobrecargó a la docencia y a los auxiliares mientras 50000 compañeres no pudieron tomar cargo en la pandemia. Ahora hay 30000 docentes precarizades con el plan ATR y Forte, cuales no les garantiza continuidad laboral ni los derechos reconocidos por el estatuto. Una medida electoral del FDT que tampoco resuelve la situación de les estudiantes para quienes no se destinaron recursos.

Los planes precarizadores son parte del plan que dicta el FMI: reforma laboral por fábrica o gremio para flexibilizar las condiciones laborales, con menos derechos y salarios más bajos por la misma tarea.

Te puede interesar: Trabajo, reforma laboral y desocupación, ¿cuál es la salida?

La Celeste de Torres y Baradel garantiza el ajuste y la precarización. ¡Recuperemos los sindicatos!

Todo esto fue posible gracias a la complicidad de las burocracias sindicales que parecen ser una oficina más del gobierno. Sin ir más lejos, el diputado nacional y secretario general de la CTA Hugo Yasky (miembro de la Celeste) votó todas las leyes de ajuste del Frente de Todos (FDT). Por su parte, Baradel hace campaña para Kicillof, el mismo que sacó a las mujeres y niñes de Guernica con topadoras en medio de la pandemia. Su gobierno prometió entregar lotes y todavía no lo hizo.

Después de las elecciones ,se preparan para votar el acuerdo con el FMI, que va a ser aprobado tanto por el FDT como por la oposición de Juntos o los liberales de Espert y Milei. Sabemos, porque no lo ocultan, que eso significa ajuste: más precarización por medio de una reforma laboral, menos recursos para educación, salud, jubilaciones y aumento de tarifas.

Tenemos que debatir cómo enfrentarlos y qué sindicatos necesitamos para potenciar nuestras fuerzas. Es muy importante que los sindicatos mantengan su independencia política del gobierno y los partidos de los empresarios, para no transformarse en oficinas del ajuste.

El Frente de Izquierda Unidad, que viene de ser la tercera fuerza nacional, es el único que está en contra de este ajuste y el pago ilegítimo al FMI. Muchas docentes bonaerenses somos candidatas en sus listas. Tenemos la posibilidad de conquistar diputados como Nicolás del Caño y Myriam Bregman, así como concejales como Paula Akerfeld quienes van a ser puntos de apoyo que fortalezcan nuestras peleas.

Paula Akerfeld y Nicolás del Caño

Te puede interesar: En el Tigre de la desigualdad, una docente puede ser la voz del pueblo trabajador en el concejo deliberante

Divide y reinarás. Nadie se salva solo. ¡Transformar los sindicatos para enfrentar la crisis!

Ese es el lema del gobierno, las empresas y lo que llevan adelante las burocracias sindicales. Nos dividen según el gremio al que pertenecemos, entre los estables, titulares, en blanco; de los precarizados, contratados, tercerizados, desocupados. Así quieren dividir nuestras fuerza porque saben que si nos unimos somos imparables y se les acaban los privilegios.

Por esto, desde los sindicatos recuperados tenemos que pelear a capa y espada contra la idea de que solo se puede pelear por sindicato, o que los trabajadores “en blanco” no tienen nada que ver con los tercerizados. Tenemos que explicar y convencer de que si logran derrotar y pasar por encima de los más pobres, irán más duro contra el salario y las condiciones de trabajo de los que aún lo conservan. Mucho más duro que ahora, donde ya vivimos peor que hace algunos meses.

Te puede interesar: Derechos laborales en peligro: las palabras y los hechos

La pelea tiene que ser de conjunto, empezando por la defensa de los más explotados, que en el caso de la docencia hay una ligazón profunda porque son en muchos casos las familias y estudiantes de nuestras escuelas. Es por esto que las comisiones de seguridad e higiene, las asambleas de escuela o formas que integren a estudiantes, docentes, auxiliares y familias son un primer paso en una unidad y coordinación que tiene que darse con el resto de les trabajadores en lucha.

El año pasado, vimos cómo en el momento más duro de la cuarentena nos metían la idea del “quedate en casa” y "sálvate solo", mientras ellos hacían fiestas en Olivos, cumpleaños como los de Carrió y la pobreza subía por encima del 45%. Cientos de miles se quedaron sin trabajo y sin vivienda.

Si en ese momento, todos los sindicatos hubiesen rodeado de solidaridad a las familias que reclamaban viviendas, en nuestro caso con los guardapolvos, hubiese sido un gran ejemplo y eso habría fortalecido las peleas, pero más nos habría hecho fuertes a los trabajadores contra el ajuste. Baradel eso no lo iba a hacer porque es parte del propio gobierno de Kicillof. Las declaraciones que puedan hacer no sirven si no ponen en movimiento la fuerza de los sindicatos y las agrupaciones para mostrar ese apoyo.

Desde La Marrón hicimos una campaña activa llevando la solidaridad a Guernicay en Zona Norte a Victoria (San Fernando) y Garrote(Tigre); así como también con las familias de nuestras escuelas como en la n°41 donde se puso en pie una olla popular con las familias y estudiantes.

La Multicolor, luego de debates, también manifestó su apoyo, mostrando el potencial que pueden tener los sindicatos si la solidaridad se vuelve activa.

Esta es la única manera de conquistar mayor presupuesto para educación y salario, pelear de conjunto, apoyar cada lucha y fortalecerla, conquistar una fuerza que le imponga a los sindicatos centrales que rompan su sumisión con el gobierno.

Te puede interesar: Expulsión educativa: por el ajuste y la pobreza, miles de jóvenes no terminan el secundario

Democracia y cambio de estatutos para llenar de participación los sindicatos. Las tareas que tenemos por delante como Multicolor

Para dar todas estas peleas, necesitamos profundizar la democracia sindical. La Celeste nos tiene como convidados de piedra, no convoca a instancias de debate ni de resolución y deciden entre cuatro paredes entre los secretarios generales y con el gobierno.

Las elecciones seccionales y provincial del año próximo serán una gran oportunidad para darle impulso a esta participación y para generar un nuevo entusiasmo. Es por esto que tenemos que iniciar este proceso haciendo parte a nuevos compañeros de las escuelas, impulsando un debate sobre las tareas que tiene planteada la Multicolor en este momento, debatiendo y votando en plenarios abiertos los puntos programáticos de este frente y los cargos de la lista a conformar.

Te puede interesar: ¿Qué propone el Frente de Izquierda Unidad para enfrentar la profunda crisis educativa?

En ese sentido, desde la Lista Marrón, propusimos comenzar un proceso con la elección de los cargos de la Junta Electoral, proponiendo un plenario para votar el orden de los cargos de la Junta que garantizará la transparencia en el próximo proceso electoral.

Desde la Multicolor hemos conquistado las asambleas y tenemos pendiente para el próximo período profundizar la democratización para que más compañeres participen.

Es necesario abrir un proceso de reforma de los estatutos, donde se debata en todas las escuelas los cambios que se necesitan, partiendo porque las asambleas sean el máximo órgano de decisión convocándolas con tiempo para fomentar la participación; abiertas a afiliados, no afiliados y auxiliares, donde las minorías tengan expresión y representatividad. Las finanzas deben ser descentralizadas por el ahogo que realiza hoy la conducción central a las seccionales opositoras. Deben estar controladas y administradas por los aportantes y que se separe la cuota sindical del co-seguro que sólo sirve para llenar las arcas de central.

Las reuniones de secretarías y comisiones directivas tienen que ser convocadas públicamente y abiertas para los afiliados que quieran participar. Es decir, lo opuesto a la burocracia: transformar desde las bases un sindicato que tiene el mérito de haberse mantenido como un polo independiente del gobierno todos estos años, y que tiene la tarea de buscar cómo llenar de participación sus instancias para prepararnos para el ajuste que será mayor.

Te invitamos a participar de la asamblea ordinaria para votar una política gremial independiente del gobierno, para enfrentar el ajuste y una Junta Electoral que garantice la transparencia en el próximo período electoral.

Organizate con la Marrón para dar estas peleas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias