×
×
Red Internacional

Viaje colonial.Pedro Sánchez con Alberto Fernández, el objetivo: negocios españoles

El presidente del Gobierno español y Fernández dieron una conferencia de prensa luego de una reunión con empresarios argentinos. A Sánchez lo acompañaron en su viaje un grupo de empresarios con fuertes intereses económicos en Argentina. Alberto Fernández busca que España ratifique su postura de interceder frente al FMI para conseguir una renegociación de la deuda externa.

Mirta Pacheco@mirtapacheco1

Miércoles 9 de junio | 10:10

En el Palacio de la Moncloa este viaje se denomina "diplomacia económica". El Estado español es el segundo inversor en Argentina después de Estados Unidos, de ahí la importancia para el Gobierno español de este viaje y de su comitiva.

Sánchez vino acompañado por el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi y representantes de Iberia, Telefónica, los bancos BBVA y Santander y la gigante Indra Sistemas S.A.

Estos empresarios se reunieron con líderes de las Cámaras empresariales de Argentina, como Funes de Rioja.

España busca en la región que estuvo varios siglos bajo su sistema colonial (el presidente Fernández, casi siguiendo la línea de Macri frente a la visita del rey Felipe VI, le dio la "bienvenida a mi querido amigo, el presidente del Reino de España, don Pedro Sánchez". Fernández no solamente atrasa un poco, sino que muestra subordinación a un Estado que oprime diversas nacionalidades), reforzar la posición de sus empresas multinacionales, eso redundaría en entrada de euros hacia el país ibérico y un supuesto crecimiento. Lo que hay que preguntarse acá es crecimiento para quiénes. Durante la pandemia, tanto el año pasado como este, más allá de ayudas puntuales para la población, ésta continúa sufriendo las consecuencias de una política donde se buscó favorecer a los empresarios.

Cuando los gobiernos (y el PSOE ha dado sobradas muestras) hablan de crecimiento económico, fomentar las inversiones, etc. es desde el punto de vista de garantizar las ganancias empresariales.

El Gobierno argentino espera que su par español interceda frente al FMI, como ya le había prometido en la visita del argentino a España hace poco más de un mes atrás, para que el Gobierno del Frente de Todos logre una renegociación de los plazos de la deuda.

En ese sentido, Sánchez ratificó su "apoyo absoluto y total" frente a esas negociaciones, incluidas las del Club de París donde también participa el Estado Español. Si bien en el tablero internacional no tiene el peso específico que otros imperialismos más potentes.

En relación a las vacunas, Fernández insistió con la "inequidad" que representa que los países más poderosos tengan la mayoría de las dosis contra el covid-19. Mientras habla de la producción argentina que comenzará con la Sputnik V, pero omite decir que esa será una producción privada a manos del laboratorio Richmond. Porque más allá de las palabras, el Gobierno se negó siempre a declarar esos laboratorios de utilidad pública, lo que redundaría en una garantía de vacunas a nivel nacional y poder exportar a aquellos países necesitados.

Sánchez por su parte habló de la donación de vacunas que realizará el Gobierno español a Latinoamérica, al rededor de 22 millones de dosis. Sin ser claro en plantear plazos para eso.

En la misma conferencia, frente a las preguntas de periodistas españoles acerca de la independencia de Cataluñya y la mesa de diálogo planteada con la dirigencia catalana, donde Sánchez lanzó la propuesta de un indulto a líderes catalanes que permanecen presos como medida para "pacificar" esa región y lograr así una suerte de conciliación. El presidente del Gobierno español se mostró un tanto nervioso y midiendo cada una de sus palabras. Pero lo concreto es que el Estado Español seguirá evitando cualquier política que vaya a favor de una independencia real de esa región autonómica.

La Declaración de Buenos Aires

Al término de la reunión, ambos mandatarios firmaron "La Declaración de Buenos Aires" que tocará temas como las consecuencias de la pandemia impacto ambiental, cuestiones de género y transferencia de tecnologías.

En la conferencia de prensa Sánchez ratificó la importancia que tiene para los empresarios españoles las inversiones que tienen y que planifican en Argentina.

Sánchez pretende anunciar una "fuerte inversión en Argentina", que no será más que la participación de empresas de origen español, un imperialismo aunque en decadencia, en negocios tanto privados como estatales con el fin de aumentar las remesas que esas empresas luego envían a sus compañías de origen.

Alberto Fernández aprovechó el momento para mostrar eso como "un logro" de su gobierno en cuanto a inversiones.

También Fernández anunció que Argentina pondrá toda la información disponible sobre la Guerra Civil Española que se encuentra en el Archivo Diplomático de la Cancillería. Hay que recordar que España mantiene impune los crímenes del franquismo -asentado en el poder una vez masacrada la revolución- gracias a una ley de amnistía dictada en 1997. Todos los gobiernos la mantuvieron, incluido este último de Pedro Sánchez, que gobierna con Podemos.

Esta cuestión, que impide juzgar los crímenes cometidos por la dictadura franquista que varios de ellos continuaron bajo el período de transición, no puede ser ignorado por Fernández, pero elige callar sobre esa impunidad y le da a Sánchez la oportunidad de hablar en forma cínica, de los derechos humanos.

Al finalizar la visita en Argentina, la comitiva española viajará a Costa Rica, donde España también ha avanzado en la injerencia económica a través de empresas de ese origen europeo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias