×
×
Red Internacional

Música. Paul McCartney, la leyenda del pop que cumple 80 años

Cantante y bajista de The Beatles, el músico realizó una prominente carrera solista tras la disolución de la banda. A continuación, un repaso por su carrera musical y los aspectos más destacados de uno de los compositores y artistas más exitosos de todos los tiempos.

Sábado 18 de junio
Paul McCartney capturado por la lente de Linda McCartney

No importan los años, ni el paso de las décadas. La impronta de “Macca” se hace sentir y notar no solamente en cada letra sino también en cada arreglo, cada sonido, cada melodía. Su nivel rayano en lo obsesivo fue parte por ejemplo de lo que se pudo ver en “Get Back”, el monumental documental de Peter Jackson que condensó la grabación de “Let it be”, el último disco de The Beatles, la banda que le dio notoriedad mundial y con la que junto a sus integrantes se convirtieron en “más grandes que Jesús”. Todo eso y mucho más es Sir Paul McCartney, quien este 18 de junio celebra 80 años de vida.

El comienzo

Nacido en Liverpool cuando la Segunda Guerra Mundial todavía era parte del paisaje gris y cotidiano de horror, su madre era enfermera y su padre bombero, parte de la clase obrera británica. A los 12 años, en el transporte escolar, conoció a George Harrison y se hicieron amigos. El carácter de Paul ya estaba bastante desarrollado, ya que años después diría que se había animado a hablarle solamente porque él era un año mayor, mostrando una superioridad con respecto a George. La música era parte de su vida ya que su padre era trompetista de jazz y quería que sus hijos también supieran tocar instrumentos. Sin embargo para entonces, el rock and roll era lo que sonaba a pleno en todos lados y fue así que Paul cambió la trompeta que le había regalado su padre por una guitarra acústica. De esta manera, a los 14 años compuso su primer tema, “I lost my little girl” y luego en el piano lo que más tarde sería “When I’m sixty four”, una canción que luego se convirtió en una de sus más emblemáticas.

Al año siguiente, conoció a The Quarrymen y a su líder, John Lennon. La mezcla de rock, jazz y blues fue una gran atracción para McCartney, quien tras audicionar un tema fue convocado a ser miembro de la banda. Ya decididos a cambiarse el nombre, meses después se sumó Harrison y tras un brainstorming finalmente surgió en agosto de 1960 The Beatles. Fueron contratados para tocar en Alemania y con ellos fue el baterista Pete Best. Dos años más tarde Brian Epstein se convertiría en su representante y en agosto de ese mismo año Ringo Starr reemplazó a Best. Para octubre de 1962 lanzaron su primer sencillo, “Love me do” y fue el comienzo de la beatlemanía, un boom sin precedentes no sólo para sus miembros sino para la historia de la música. La dupla McCartney-Lennon pasó a ser parte de la garantía de éxito de sus composiciones y al mismo tiempo del crecimiento del músico en todos los aspectos del proceso de ejecución de los temas. Canciones como “Yesterday”, “Hey Jude”, “All my loving”, “Let it be” y “Help” fueron éxitos instantáneos que con los años pasaron a ser también grandes himnos de su repertorio.

Éxito solista y Wings

Sin embargo, todo concluye al fin y The Beatles se separaron en 1970. Ese mismo año lanzó su primer disco solista, “McCartney” y al año siguiente “Ram” para luego conformar, junto con su esposa Linda McCartney, Denny Seiwell, Denny Laine y Henry McCullough la banda Wings. “My love”, “Live and let die”, “Band on the run”, “Jet”, “Helen Wheels” y “Mull of Kintyre” fueron algunos de sus grandes éxitos, con temas y discos que ocuparon varias veces las primeras posiciones dentro de los charts británicos y estadounidenses. Luego lanzaría “McCartney II”, con influencias ochentosas de la época como el synth pop y lo electrónico. Para la década del ‘90, realizó un acústico para MTV Unplugged y participó en varias colaboraciones hasta parar en 1994 y volcarse al armado de lo que sería “The Beatles Anthology” junto a Harrison, Ringo y George Martin. La música orquestal y la electrónica fueron algunas de sus oscilaciones musicales en álbumes propios como “Flaming pie”, “Standing Stone” y “Rushes”, este último con su banda The Fireman. A partir de los 2000s publicó grandes discos, siendo “Chaos and Creation in the Backyard” el álbum donde alcanzó plenitud creativa.

Fue en 2010 cuando Paul McCartney volvió a tocar en Argentina en el estadio de River, tras una primera visita realizada en 1993. Al igual que suele hacer en sus recitales, el músico realiza una combinación de su repertorio solista con algunos de los temas compuestos para The Beatles como “Blackbird” y “Ob-La-Di, Ob-La Da”, aparte de los ya mencionados. Ni siquiera la pandemia paró a Macca: en 2020 decide grabar McCartney III tomando el rol de cada instrumento, todos interpretados por él mismo al igual que McCartney (1970) y McCartney II (1980).

McCartney fue incluido dos veces al Salón de la Fama del Rock (como miembro de The Beatles en 1988, y como artista individual en 1999), y ganó 21 Premios Grammy, tanto de forma individual como con The Beatles.Ocupa el undécimo puesto de los 100 Grandes Cantantes de la revista Rolling Stone.​ Además, como miembro de The Beatles, ocupa el primer puesto de las listas de 100 Grandes Artistas de la misma publicación y el tercer puesto de los 100 mejores bajistas. Sin ninguna duda, larga vida a Paul McCartney.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias