×
×
Red Internacional

La cámara de empresarios del sector y el diputado de Juntos por el Cambio hablan de "falta de trabajadores" cuando mas de 40 mil trabajan recibiendo un ingreso de indigencia.

Miércoles 16 de junio | 11:29

En el dia de ayer el diputado de Juntos por el Cambio, José Cano, declaró que por responsabilidad de los planes sociales hay falta de trabajadores en el campo tucumano. En sintonía con esas declaraciones, representantes patronales como Apronor y la Sociedad Rural de Tucuman salieron a declarar que hace años que falta mano de obra y es culpa de la “cultura de los planes”.

El discurso de la derecha es conocido. En su desprecio por las vidas de las y los trabajadores rurales afirman publicamente que los 12.000 $ de un plan social es mas de lo que saca mensulamente un obrero rural trabajando en alguna finca o estancia. En la sinceridad de esta gente, que llora la carta en los medios de comunicación, destilan todo su sentido comun, la vida de los peones rurales, de los cosecheros del limón, del arandano o la frutilla, no vale nada.

El conflicto de los y las cosecheras del limón con cortes de ruta en toda la provincia, destapó la olla de la situacion de explotación extrema que se vive en el campo. Los empresarios, y sus voceros desde Juntos con el Cambio, quieren darle vuelta y poner el foco en otro lado.

La propuesta del diputado de Juntos por el Cambio, lejos de ser la de plantear el necesario aumento de salarios, es plantear que el Gobierno deberia otorgar planes sociales a los trabajadores rurales. O sea, que los estancieros y patrones paguen lo mismo, pero a la vez los trabajadores puedan acceder al plan social. Negocio redondo para las patronales el cálculo del diputado.

El Gobierno y la oposicion con las patronales, los trabajadores se organizan

Los declaraciones de la derecha macrista tucumana son en sintonia con las necesidades de las grandes patronales, que a gritos piden empeorar las condiciones del sector y que el Estado ponga los parches frente a la indigencia que esas mismas empresas generan. El gobierno de Manzur, que junto con la UATRE de Tucuman, salió como defensor de patronales como la Citricola San Miguel reprimiendo y deteniendo a los trabajadores en el conflicto, mantiene un acuerdo de seguir otorgando prerogativas a las patronales exportadoras, mientras en el campo se mantienen escenas de trabajo esclavo.

Son cerca de 40 mil las y los trabajadores ligados a la actividad de cosecha en la provincia. Gran parte de ellos son golondrina, migran a distintas zonas del pais a lo largo del año para trabajar. En los cortes del ruta la exigencia era la de un trabajo con un salario que permita vivir. Frente a una temporada que amenaza ser muy corta, y con jornales de indigencia, preparar la lucha por los Planes Intezafra, por el aumento salarial y por condiciones de trabajo dignas vuelve a estar a la orden del dia.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias