Sociedad

SANTA CRUZ

Patagonia Cruda

En La Izquierda Diario presentamos el relato de un Trabajador Petrolero que narra la situación de la cuenca petrolera de Santa Cruz, involucrándonos en tiempo y espacio con una crisis anunciada

Viernes 29 de julio de 2016 | 18:26

Aires raros se respiran en el invierno Patagónico. Aire frío que los locales ven como normal, poca nieve y un invierno corto. Para mí el frío en algunos momentos penetra los huesos. Pero claro hay diferencia entre la Patagonia norte, donde radicado hace toda una vida, tengo mis raíces.

Viajando por la 3, que recorre la costa del país de Bs As a Río Gallegos, el pésimo estado de la ruta no deja que te distraigas, y el que se distrae, se sabe por los récord de accidentes, termina muy mal. Al costado izquierdo de la 3 desde Comodoro hacia el sur, se ve el imponente y maravilloso océano Atlántico, majestuoso y bravo. Al costado derecho si imponen como burlándose de los que miramos con asombro pedazos discontinuos de una ruta imponente, de la uno imagina podría haber sido una gran maravilla para los que transitamos seguido las rutas argentinas. A casi 100 Km de Comodoro Rivadavia, llego a Caleta Olivia, me acompaña el mate que arregle en una estación de servicio en una lujosa villa veraniega a las afueras de Comodoro, Rada Tilli.

Al llegar a Caleta una cola de vehículos me detiene, son como dos Km de vehículos. Pregunto que acontece, la respuesta es concreta, Corte de Ruta a la entrada de Caleta. Son normales y seguidos, me dice un flaco que iba adelante en un camión. Miro a la izquierda y veo dos enormes buques que esperan para ser cargados de Petróleo. Son verdaderamente grandes. Y pienso en el contraste, corte de ruta por despidos, buques que se llevan el petróleo!!! Es violento.

Subo a la camioneta y hago un escaneo de las radios, busco noticias que me digan que sucede. Obvio no encuentro. FM, nada, AM, nada. Saco mi celular y con una señal de 3g que era inestable busco…….. Encuentro solo un diario del grupo C5N que hace alusión a los más de 100 telegramas que se enviaron hoy a las casas de obreros de la Empresa de Servicios Petroleros, San Antonio.

Se retoma la marcha por la ruta porque dejan pasar cada 2 hs. Y al pasar por al lado del piquete, veo a los obreros con sus pilchas de laburo gastadas y abrigados hasta las muelas, se ve poco de sus caras y se notan oscas y curtidas. El humo de las cubiertas impregna todo el ambiente.

Al pasar por el medio de la ciudad, en camino a Las Heras, mi destino, me sorprende otro pedazo de ruta sin terminar, por lo que me cuentan en la estación de servicios donde cargo gas oíl y agua para el mate, esta así desde el 2012. El tramo cruza toda la ciudad. Cuando la iniciaron estaba al borde de Caleta pero ahora quedo en el medio por la gran cantidad de gente que se vino a vivir.

Sigo camino. A lo largo del resto de la ruta me cruzo con una millonada de guanacos, (Así se les llama a los equipos que bombean el Petróleo), y grandes tanques que almacenan y alimentan bombas que llevan el petróleo hasta los buques. Si aquellos enormes buques en Caleta Olivia. Me cruzo con Pueblos que se fundaron por los crianceros de ovejas de la zona, y que por el incremento de la producción petrolera de los últimos años han crecido y mucho. Una Gran cementera, se impone a la entrada de Pico Trucado. Sigo camino.

Un atardecer Patagónico indescriptible me marca que me tengo que apurar para llegar de día a Las Heras, la radio me acompaña y escucho, El Mensajero, una especie de red social de los pueblos rurales, donde pasan mensajes para los que viven en el campo y que a la hora de los Mensajes encienden la radio para ver si alguien les manda un Mensaje. “Para Marcelo de la estancia las flores, Llegamos bien a Las Heras, mañana tenemos médico. Escuchar los mensajes mañana para ver cómo nos fue. Firma, la esposa.” Y así como este 20 mensajes. No puedo negar que la emoción fue intensa al saber que esos medios de comunicación sirven y me imagino a los crianceros con la Tonomac a pilas escuchado la radio para saber de sus parientes.

Llego a Las Heras, una ruta tranquila me sorprendió, pensé encontrar mucho más movimiento. Ya en el hotel me recibe el dueño, un hombre de toda la vida vivir en Las Heras, hijo de crianceros de “Punta de Vías”, nombre original de Las Heras. EL tipo ultra-kirchnerista, me destaco por media hora lo mal que estaban y lo bien que estaban.

Al día siguiente salgo a la calle y comienzo con mi trabajo, lo que me convoco a Las Heras. Mi trabajo está relacionado con el petróleo y tiene estrecha relación con las Productoras como YPF, entre a las oficinas y al poco de charlar con la gente siento un ambiente tenso y delicado. Pregunto…. Y me cuentan que hoy recién volvieron a las oficinas después de 3 días. La empresa, YPF los desalojo antes de que se anunciara el despido para este fin de mes de aproximadamente 500 Petroleros de San Antonio, DLS y SP. Desde ayer el gremio de Ávila negocia con el Ministerio de Trabajo y las Empresas. Hoy declararon un cuarto intermedio. El 4 de Octubre se cumple el fin del periodo de paz social pactado entre gremio gobierno y empresas.

El clima es tenso, los comerciantes ven que ya no venden, cayeron mucho las ventas, las casas de alquiler están en su mayoría desocupadas y lejos de sentir un futuro promisorio, saben que esto estalla. Saben que es inminente el estallido social.







Temas relacionados

Patagonia   /    Conflictividad social   /    Petroleros de Las Heras   /    Petróleo   /    Opinión   /    Santa Cruz   /    Neuquén   /    Sociedad   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO