×
×
Red Internacional

El jueves 29 de septiembre, trabajadores del hospital Garrahan, de todos los sectores junto a residentes y concurrentes de hospitales porteños, pararon y se movilizaron masivamente al Ministerio de Salud para reclamar por salario y condiciones laborales. La coordinación y la unidad son una importante conquista para enfrentar el ajuste sobre la salud pública y sus laburantes.

Como retratan varios de los entrevistados por este medio, las condiciones en las que se trabaja en la salud pública exigen una inmediata respuesta. Por eso coparon las calles, exigiendo recomposición salarial, con un salario equivalente a la canasta familiar (calculada por ATE-INDEC en $ 192.000), régimen de insalubridad, con su correspondiente reducción de la jornada laboral a 6 hs. e ingreso de personal para afrontar la sobrecarga laboral. Como dice una de las entrevistadas, “si los laburantes de la salud pública están mejor también pueden atender mejor a sus pacientes”.

Del otro lado de la mecha, esta semana, Sergio Massa presentó un dibujado presupuesto 2023 con recortes a la salud, la educación, la vivienda, en pos de cumplir con la meta de déficit fiscal que exigen desde el FMI. Las conducciones sindicales de ATE Nacional y UPCN se alinean a este plan del gobierno negociando paritarias a la baja, lo mismo se ve del lado de AMM y otros gremios que llaman a la “paz social” mientras los grandes empresarios se siguen enriqueciendo. Juntos por el Cambio y la oposición de derecha no son ninguna alternativa, piden más ajuste y represión.

Para enfrentarlos tampoco alcanza con solo hacer declaraciones. Retomar las calles y unirnos fue un paso fundamental para construir la fuerza necesaria para enfrentarlos, uniendo lo que las diferentes conducciones sindicales dividen. En este sentido, un significativo momento se vivió cuando se cruzaron con la marcha de los trabajadores desocupados, en solidaridad se escuchó: “Unidad de los trabajadores, y al que no le gusta, se jode”.

Los trabajadores del neumático, luego de una dura lucha obligaron a las empresas y al gobierno a negociar. Enfrentaron a Massa, las empresas, la CGT y a la derecha de Bullrich, su triunfo fortalece a todas y todos los trabajadores. En las próximas asambleas sigamos construyendo la coordinación en defensa de la salud pública y contra el ajuste. Vamos por paro y plan de lucha y la coordinación de las luchas.

Desde la agrupación Marrón venimos siendo parte activa de esta pelea y de las Asambleas del PTS en el Frente de Izquierda Unidad. ¡Sumate!

Te puede interesar: Asambleas del PTS en la Ciudad. Contra el gobierno ajustador y la derecha que pide más: ¿Pensaste en organizarte?


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias