×
×
Red Internacional

La medida de fuerza de 48 horas dispuesta por los gremios marítimos coincidirá el día jueves con un cese convocado por la federación de portuarios

Miércoles 19 de mayo | 16:02
Fotos: Julio Calachi

El día martes comenzó un paro por 48 horas de los gremios de los servicios navieros, que es impulsado ante la falta de vacunación en el sector, ya que el mismo no es considerado prioritario siendo una rama que no ha detenido su funcionamiento a lo largo de toda la pandemia.

En la convocatoria firmada por 11 gremios denuncian la muerte de 4 trabajadores, 4 familias destrozadas, en el medio de una “gestión fracasada” con las autoridades nacionales. Dentro de los puertos se vive la misma situación y exigencias, es por ello que la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (FeMPINRA) convoca a un paro de 24 horas para el día de mañana a partir de las 6 am. Un jueves donde todos los trabajadores portuarios y marítimos habrán detenido completamente un sector estratégico que moviliza mercaderías, energía en sus diversas formas y toneladas de alimentos.

Fotos: Julio Calachi

Te puede interesar: El cuerpo de delegados de la Terminal 5 se pronuncia ante el Paro de la Federación Portuaria

Los gremios marítimos definen "el fracaso de todas las gestiones que vienen realizando ante distintas autoridades nacionales" . Mientras que la FeMPINRA, por su parte, expresa: “exigimos definiciones al respecto al Ministerio de Salud de la Nación con relación a la vacunación, como esenciales, de nuestros trabajadores”. Esta federación firmó el acta de despidos y tercerización de la Terminal 5 (T5).

Te puede interesar: Puerto de Bs. As.: La burocracia sindical firmó acta a espaldas de 800 trabajadores

Hace pocos días, y aún resuena en la memoria de los portuarios porteños, se encendieron las sirenas para despedir a Ezequiel Coronel de 32 años, fallecido por las consecuencias del COVID-19 cuando la multinacional APM y el servicio médico lo hicieron retornar a sus labores en la Terminal 4 (T4).

El repudio a este hecho se hizo sentir, pero no sin antes intentar ser evitado por la multinacional APM que explota la terminal y tiene la mayor flota naviera del mundo Maersk, quien prohibió un homenaje de un minuto de silencio (¡un minuto!) por el trabajador fallecido. Las sirenas no pudieron callarse aquella noche.

Poco tiempo atrás, los trabajadores marítimos debían despedir a Walter Manuel Quiquinte de 67 años, quien murió en altamar por coronavirus. Su hija hoy sigue pidiendo explicaciones de porque su padre no está más con ella.

¿Qué hacía un trabajador avanzado en edad, factor de riesgo, arriba de un buque? El Gobierno nacional en un claro guiño a las empresas, levantó el decreto que prohibía presentarse en sus puestos a trabajadores con factores de riesgo. La muerte de Walter es consecuencia de ello.

En medio: la pelea contra la tercerización y los despidos que vienen enfrentando los trabajadores ante el fin de la concesión de T5 que afecta a casi 1000 obreros y sus familias. Durante el bloqueo, los portuarios, también recordaban con bronca y tristeza a todos y cada uno de los compañeros fallecidos como Emiliano Villalba, “el Villa” delegado de sector y un apuntador, “el chavo” le decían.

Te puede interesar: Fallo judicial: la lucha del Puerto de Bs. As. da un nuevo giro

Los portuarios y marítimos trabajadores de un sector estratégico, son esenciales, pero los tratan como descartables. Queriendo hacer pasar los despidos y la tercerización en el medio de la pandemia como en la T5, y las empresas queriendo avanzar en el resto de las terminales, como en T4, vaciando sectores con la excusa de la tecnificación.

La salud de los trabajadores esenciales no solo está expuesta al virus sino a la pandemia empresaria. En los fundamentos del paro, hay una exigencia directa al gobierno y las autoridades que son quienes no arbitran los medios necesarios ni las medidas oportunas para cuidar lo principal: La vida de los trabajadores. Un calendario de vacunación masiva para los trabajadores portuarios y marítimos es la respuesta. Una lucha que puede cobrar más fuerza si empalman también con otros sectores que están exigiendo lo mismo como los aeronáuticos de aeroparque, o los transportistas colectiveros autoconvocados que días atrás cortaban los accesos a la Ciudad de Buenos Aires por aumento de salario y vacunación masiva.

Las vacunas como principal demanda que lleva este paro que debe ser tomado en sus manos por los trabajadores para que sea contundente. Es necesario más que nunca hacer asambleas de conjunto del puerto con todos los sindicatos y con todos los trabajadores y trabajadoras sean tercerizados, efectivos o fuera de convenio, que sirvan para unificar también los reclamos, poner en común las demandas y discutir qué pasos se van a seguir para conseguirlas.

El paro tiene que ser el puntapié para organizar la fuerza de los trabajadores portuarios empezando por las vacunas para todos y las medidas sanitarias necesarias con protocolos que deben discutir los propios trabajadores impulsando, por ejemplo, Comisiones de Seguridad e Higiene como lo han hecho en otros lugares de trabajo, las cuales son ejemplos de que si se organizan pueden imponerles a las patronales que se cumplan sus exigencias. Un punto de apoyo para organizarse y así enfrentar los despidos y la tercerización laboral; como también el apoyo a los trabajadores en lucha de la T5, para que en primer lugar no quede ninguna familia en la calle, y por el pase a planta permanente para terminar con la tercerización laboral y por un Convenio Único Portuario.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias