Mundo Obrero

ACEITEROS

Paro en Dánica contra la extorsión patronal que exige el reencuadramiento de sus trabajadores

Desde el miércoles pasado las plantas aceiteras del Grupo Beltrán se encuentran de paro. Meses atrás la empresa despidió ilegalmente a dos trabajadores que actualmente pelean por su reincorporación.

Lunes 24 de agosto | 09:18

El miércoles pasado, luego de que tanto en la planta de Villa Mercedes como en la de Llavallol, la empresa Dánica (propiedad del Grupo Beltrán) extorsionó a trabajadores para que se pasen del convenio aceitero al de alimentación, comenzó un paro por tiempo indeterminado que se continúa desarrollando hasta el día de hoy.

Recordemos que en abril de este año ya el grupo cordobés había encarado una brutal ofensiva despidiendo operarios, realizando un lockout y retaceando el pago de sueldos en plena pandemia. En aquel momento, luego de la respuesta de los trabajadores con un paro de actividades vino la intervención del gobernador de la PBA -Axel Kiccillof- y el intendente de Lomas de Zamora -Martín Insaurralde- que amenazaron con multarla pero luego le brindaron asistencia crediticia, beneficios Repro y la facilidad del ilegal Preventivo de Crisis.

Te puede interesar: De la multa al premio: Dánica Llavallol reabre tras el lockout ilegal

Ahora, la empresa que busca por todos los medios atacar a los trabajadores y reducir costos para maximizar su ganancia, realizó una extorsión deliberada yendo uno por uno a cada operario para que se reencuadren en alimentación o se consideren despedidos.

Se trata de una empresa que no respeta ningún tipo de legislación laboral y, el gobierno y el Ministerio de Trabajo con su accionar no solo la avala sino que la alienta a profundizar su ofensiva contra los trabajadores.

Pero además, sumado a los despidos en abril en plena pandemia vulnerando el decreto presidencial y luego del arreglo de reapertura y reincorporación de los trabajadores, la empresa despidió nuevamente a 2 operarios, Lucas Suárez y Hugo Fiorini, de manera ilegal e injusta. En este momento, y luego de que la empresa se negara a reincorporarlos en las múltiples audiencias, se encuentran apoyando el paro de sus compañeros y promoviendo una campaña en su apoyo por recuperar sus puestos de trabajo.

Como se ve en este y otros casos reflejados en La Izquierda Diario, en plena pandemia de Covid-19 las patronales están aprovechando para avanzar con una reforma laboral de hecho ante la inacción total del gobierno de Alberto Fernández y Axel Kicillof que lo permiten.

Para pararle la mano a la patronal que viene avanzando sobre los trabajadores desde que compraron las plantas, flexibilizando las condiciones de trabajo, despidiendo y atacando deliberadamente a los obreros, se necesita que el sindicato desarrolle asambleas con plenas garantías democráticas para que los obreros puedan votar un plan de lucha activo profundizando y dándole continuidad las medidas ya adoptadas. Además, los delegados provisorios deben acatar lo que decidan los trabajadores y toda negociación con la patronal que se haga de cara a los trabajadores y con mandato votado por ellos.

Hay que rodear a los trabajadores de Dánica y a los despedidos Lucas y Hugo del más amplio apoyo y solidaridad en su lucha por la reincorporación. Se necesita una gran campaña y coordinación con otros sectores de trabajadores para estar a la altura de la ofensiva que encabeza el Grupo Beltrán.







Temas relacionados

Dánica   /    Lomas de Zamora   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO