×
×
Red Internacional

La medida de fuerza es por 24 horas y se había anunciado días atrás. Lejos de atender el reclamo, el Gobierno dictó la conciliación obligatoria para intentar impedir el paro. “Las conducciones sindicales firmaron paritarias a la baja de espaldas a las trabajadoras y los trabajadores”, dicen desde la opositora Agrupación Naranja. Exigen “un paro paro general de todo el transporte” ante la situación crítica del sector.

Escuchá esta nota
Martes 8 de noviembre | 08:02

Este martes, desde las 0 horas, tiene lugar una medida de fuerza convocada por el sindicato ferroviario La Fraternidad, al que adhieren otros sectores de ferroviarios, como la Seccional Haedo de la Unión Ferroviaria. La medida, entre otras cuestiones, reclama por un bono de $ 50.000 para los trabajadores jubilados.

Este paro, que se extenderá por 24 horas, había sido anunciado hacía ya semanas. Sin embargo, ni el Gobierno ni las empresas del sector atendieron el reclamo. Por el contrario, el Gobierno, intentando que la medida no se realice, declaró la conciliación obligatoria, un mecanismo que se utiliza casi siempre contra el derecho a protestar de la clase trabajadora.

Te puede interesar: Paritarias: otro acuerdo a espaldas de los ferroviarios

La medida fue convocada por la Unión General de Asociaciones de Trabajadores del Transporte (Ugatt) que conduce Omar Maturano, titular de La Fraternidad, pero que también abarca a remiseros, camioneros de Santa Fe, personal de carga y descarga y los recolectores de residuos de Córdoba, entre otros.

“¡Paro general ya!”

La Agrupación Naranja Ferroviaria, integrada por activistas clasistas y antiburocráticos, emitió un comunicado de prensa informando sobre la situación. Aquí el texto completo.

“Este martes 8 de noviembre, luego de firmar unas paritarias a la baja y sin ningún tipo de instancia de asambleas ni consulta a los trabajadores, la Ugatt (Unión General de Asociaciones del Transporte) que dirige Omar Maturano de La Fraternidad (maquinistas), convocó a un paro exigiendo al Gobierno un bono de $ 50.000 para los jubilados.

El Gobierno dispuso una conciliación obligatoria que el gremio de la UTA (para sorpresa de nadie) decidió acatar. Mientras, los y las ferroviarias de la seccional Oeste del Ferrocarril Sarmiento reafirmaron la medida en una asamblea con cientos de ferroviarios y ferroviarias. Por su parte Sergio Sasia de la Unión Ferroviaria y la CATT (Central de Asociaciones del Transporte) como siempre priorizan sus internas, dejando de lado las necesidades de los trabajadores, mostrando su total complicidad con la empresa y el Gobierno. Para ellos nuestras vidas y la de nuestras familias no valen nada.

Mientras la inflación no para de escalar, nuestros jubilados son quienes peor sufren esta crisis. Junto a los desocupados y precarizados viene soportando el ajuste del Gobierno y el FMI que las distintas burocracias dejan pasar.

Como venimos planteando desde la Naranja Ferroviaria, la pelea de los trabajadores del neumático mostró un camino. Con lucha y coordinación se puede vencer. Es necesaria la convocatoria urgente a asambleas en todos los lugares de trabajo para imponer a la burocracia un paro general de todo el transporte. Impulsando la mayor coordinación, uniendo lo que las burocracias dividen, para pelear por una aumento de salario que supere la canasta básica, por un aumento de las jubilaciones y el 82 % móvil, por la reincorporación de las y los ferroviarios despedidos y el pase a planta de las y los ferroviarios tercerizados.”


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Paro-de-trabajadores-ferroviarios-reclaman-un-bono-de-50-000-para-los-jubilados