×
×
Red Internacional

En los últimos años la reducción del poder adquisitivo es de un 60%. El Gobierno ofrece una paritaria de miseria en cuotas, los sindicatos piden paciencia eterna y la bronca crece entre los laburantes.

Telam

Luego de tres años de paritarias congeladas y algunas medidas elementales que conseguimos los trabajadores, como testeos buscando proteger a nuestras familias de la exposición frente a la segunda ola de contagios, los sindicatos realizaron un comunicado público para los trabajadores de Aerolíneas Argentinas, que no contempla ninguna certeza.
En el comunicado no se expresan concretamente el porcentaje a discutir (por los pasillos se dice 20% en 3coutas) en la mesa chica o las demandas propias del sector, frente a la exposición al COVID- 19.

Desde el año 2007 que aerolíneas depende del estado, la discusión salarial es directamente con los gobiernos de turno. En la actualidad, mientras Alberto Fernandez se preocupa por redes sociales y medios por el aumento de precios (como si estuviera en campaña y no fuera presidente) a nosotros nos ofrecen paritarias de miseria luego de años de pérdida de poder adquisitivo.
Lejos quedo la promesa de recuperar lo perdido en los años macristas.

Mientras nuestros salarios descendían frente a los aumentos, los sindicatos nos llevaban a una espera pasiva, sin dar ninguna pelea seria al macrismo. El sueldo de un trabajador de aerolíneas argentinas, bajo un 60% en torno a lo cobrado en 2015, años de pérdida de poder adquisitivo, de ajuste a nuestros bolsillos.
Cuanto mas esperaran las conducciones sindicales? En este camino, se dividen dos sendas. Seguir acompañando al gobierno nacional, y que nuestro sueldo se sigan achicando cada vez mas o escuchan a los trabajadores que les decimos una vez mas que no podemos seguir perdiendo.

Como es de público conocimiento los trabajadores aeronáuticos estuvimos desde un comienzo en la primera línea con los vuelos de repatriación y la llegada de las vacunas. En un principio a nuestros compañeros tercerizados se los trataba de paranoicos por pedir elementos de cuidado básicos frente al virus.
En la segunda ola los trabajadores de aerolíneas argentinas, dimos un primer paso logrando testeos buscando resguardar a nuestras familias. Pero esto no es garantía de nada, frente a la segunda ola que golpea fuerte a todos los sectores y toda la sociedad. Hay que poner en discusión y exigir la vacunación para todos los esenciales. Somos muchos los trabajadores que masticamos bronca viendo caer como moscas compañeros por COVID o lamentando muertes totalmente evitables.

Diferentes sectores vienen tomando medidas frente a esta demanda y por aumentos salariales como Salud y trabajadores de otros medios de transporte como en el subte, líneas de colectivos y ferrocarril, una lucha en este último caso que se unifica al pase a planta permanente, contra la precarización laboral.
En el caso de los trabajadores tercerizados de Aerolíneas Argentinas, estuvieron un año con las paritarias vencidas y después de meses de lucha, consiguieron un 38 % de aumentos, en el marco de las paritarias correspondientes al año 2020. La unidad entre GPS Ezeiza y Aeroparque, y la coordinación en cortes, movilizaciones y paros con otros sectores en lucha como Latam y Securitas, fue fundamental para este triunfo de las y los trabajadores, que continúa con el resto de los reclamos mientras la empresa ataca ilegalmente.

Durante ese periodo de unidad los autoconvocados de Latam, consiguieron que el Gobierno firme un acta de compromiso, de reinstalar al personal despedido en otras empresas aerocomerciales. A varios meses el reclamo de las y los trabajadores de que se cumpla con las actas sigue en pie.

Mientras tanto en la base de Aerolíneas Argentinas “los amigos del sindicato” repetían un discurso de resignación, buscando dividir y aplacar los combates, mientras hacia el conjunto de la aeronáutica las empresas están avanzando sobre nuestros derechos. El hecho de que Latam dejara miles de trabajadores en la calle, se encuentra totalmente ligado a avanzar en el plan low cost y en el caso de Aerolíneas Argentinas, la fusión entre Aerolíneas y Austral, los intentos de tercerizar el call center, los intentos de avance en los puntos convencionales de casi todos los sectores y la pérdida de poder adquisitivo, apuntan los cañones hacia lugares parecidos.

Pero ¿cuáles fueron las medidas que tomaron los sindicatos para que estos derechos se respeten? En palabras de un trabajador de Latam “La peor pandemia es la de los traidores, los que promueven la resignación, los que nos dejaron tirados”.

La realidad nos muestra que no hay que resignarse

La segunda ola pego a toda nuestra población y la disparada de casos y muertes no se hizo esperar. Mientras continúan las disputas internas del gobierno y la oposición para ver quien sale mejor parado en esta situación. Las empresas continúan especulando, no hay medidas para frenar los aumentos de los servicios básicos, alimentos y alquileres, se profundiza aún más la precarización laboral y miles de trabajadores son arrojados a su suerte.
Las vacunas siguen siendo insuficientes y los laboratorios, grandes ganadores de esta crisis aumentan sus ganancias millonarias.

En este escenario trabajadores de distintos sectores se autoconvocan y marcan otra impronta. Por ejemplo en Neuquén, los trabajadores de Salud “los elefantes” llevaron adelante una lucha histórica de 60 días y más de 20 días, con cortes en las rutas petroleras de Vaca Muerta, consiguiendo un gran apoyo de la población, y logrando torcerle el brazo al gobierno del MPN con un aumento del 53%, que finalmente fue para todos los estatales de la provincia, el personal de Salud continúa organizado en lucha por mejorar las condiciones en los hospitales y centros de salud, al igual que las condiciones laborales o los trabajadores de viñas y bodegas, de Mendoza, San Juan y Salta, que luego de una dura lucha conquistaron un aumento que alcanza el 57 %, junto a un monto fijo y cláusula de revisión por inflación, y tantas otras provincias que estamos viendo como sus trabajadores se levantan y dicen no más.

Estos procesos marcan un camino, y la necesidad de que las y los trabajadores tomemos las riendas en nuestras manos, organizados desde abajo, de manera democrática porque no somos descartables y no podemos permitir que nuestros derechos sean arrebatados.
Los trabajadores aeronáuticos, debemos exigirle a los sindicatos que realicen asambleas para que podamos saber el estado de situación paritario y como pelearemos por cada uno de nuestros reclamos. La lucha y la organización es la única salida para no seguir pagando la crisis.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias