×
×
Red Internacional

El gobierno de Kicillof realizó una oferta salarial que sigue dejando a una gran parte de los trabajadores de la educación por debajo de la línea de pobreza. El gobierno y las conducciones sindicales- que una vez más asistieron sin mandato-anuncian que es un 45 %, pero se “olvidan” de aclarar que un 30 % ya se cobró y un 5 % ya estaba acordado para cobrarlo en septiembre.

María Díaz ReckDocente y congresal de Suteba La Plata

Domingo 29 de agosto | 10:31

Baradel y el conjunto de las conducciones sindicales pactaron con el gobierno una propuesta salarial que sigue siendo a la baja y naturaliza que hay que trabajar 2 y hasta 3 cargos para llegar a fin de mes.

Una maestra/o de grado con un solo cargo que recién se inicia llegaría a $50.211 en el mes de octubre y a $52.568 en noviembre, mientras la canasta familiar supera los $100.000.

La nueva oferta no contempla el poder adquisitivo perdido en el año 2020 que fue de 4.6% por debajo de la inflación. Tampoco contempla la recuperación de lo perdido en 2016 y 2018, un 16% por debajo de la inflación.

El camino lo marcan las y los trabajadores de la salud en Neuquén que se pusieron de pie, ganaron las calles, el apoyo popular y conquistaron una partidaria de 53% cuando sus dirigentes decían que no se podía conquistar más, quizás suene parecido con el aval de la celeste a la paritaria de Kicillof.

Trabajar menos, trabajar todes

En el debate paritario estuvo ausente que hay más de 50.000 trabajadores de la educación sin trabajo o subocupados. Para todos ellos, llegar a fin de mes se convierte en algo imposible.

Desde la Marrón y el PTS en el Frente de Izquierda Unidad, se viene planteando la propuesta de reducir la jornada laboral y repartir las horas de trabajo. En la docencia, mientras miles trabajan 2 y 3 cargos, otros compañeros no consiguen tomar un cargo.

Peleamos por que se pueda trabajar un cargo con un salario equivalente a la canasta familiar: 6 horas de trabajo, 4 frente a clase y dos de tareas pedagógicas. ¡Basta de dejar la vida trabajando!

Esta sería una medida que nos permitiría priorizar la calidad educativa, sin trabajadores sobrecargados o desocupados, ningún estudiante sin docente. Donde las y los trabajadores de la educación podríamos dedicarnos más a la preparación de las clases, tener tiempo para la capacitación y formación, para el ocio e incluso para la familia u otras actividades que son una utopía inalcanzable hoy trabajando dos y tres cargos para llegar a fin de mes.

A su vez, y como se viene denunciando desde la Multicolor, las escuelas se caen a pedazos. En distritos como La Plata, decenas de escuelas aún no pudieron comenzar las clases presenciales por no tener las condiciones mínimas para funcionar.

Te puede interesar: Insólito: le niegan afiliación a Suteba por no estar de acuerdo con Baradel

Mientras los funcionarios ganan 10 o 15 veces más que un docente,y las grandes patronales se la siguen llevando en pala, la educación pública profundiza su crisis.

A su vez, en el conurbano,por ejemplo, la pobreza alcanzó al 51% y si ponemos la mirada en la niñez, nuestros estudiantes, sube a 72,2% .

Lejos quedaron las promesas del Frente de Todos de revertir la crisis que dejó Vidal y Macri. Muchas y muchos trabajadores de la educación esperanzados confiaron en estas promesas, pero hoy ven que la situación para las familias trabajadoras en la provincia empeoró.

Esto lo vimos en nuestras escuelas, donde no solo creció la demanda de vacantes porque las familias no pueden sostener cuotas de colegios privados sino que aumentó la demanda de cupos de comedor a lo que el gobierno destina $63.33 por alumno cada día, incluso muchos son parte de esas familias sin techo como en Guernica, de las recuperaciones de tierra en La Matanza o en Berisso que el gobierno desalojó con represión.

Mientras tanto la política de la conducción de Suteba, con Baradel a la cabeza, consiste en profundizar su integración al gobierno. En los distritos Celestes, no han llamado a asamblea en lo que va de la pandemia.

Lejos de la integración al gobierno de la burocracia celeste, miles de trabajadores de la educación que venimos bancando al educación pública desde las escuelas y la virtualidad y denunciando las medidas de ajuste para el pueblo trabajador, para estas elecciones, somos parte de las listas del Frente de Izquierda Unidad, junto a Nicolás del Caño, Myriam Bregman y Nathalia Gonzalez Seligra.

Durante este año y medio de pandemia denunciamos la política de ajuste que aplicó el gobierno, las decisiones políticas que hicieron que se enriquecieran los bancos y grandes empresarios mientras se profundizaban los despidos y el aumento de la pobreza.

Es necesario un plan de lucha por todas las demandas

Como se votó en el plenario convocado por las seccionales Multicolor, vamos a moviliz­ar​ a la DGCy E el próxi­mo 1ero de setiembre por aumento salarial y por todos los re­clamos que hacen a un Plan​ Provincial de Obras e Infraestructura en las escuelas, recla­mando que el fondo educativo que reciben los municipios vayan enteramente a los establecimientos esc­olares, creación de cargos, aumento inme­diato de presupuesto para la educación estatal, laica y gr­atuita, universaliza­ción del Sae, equipos y conectividad gra­tuita para docentes y estudiantes.

Ninguna fusión o cierre de cursos. Vacun­as y segunda dosis para toda la docencia en el marco de un plan de vacunación ma­siva de la población. Restitución de dispensas a lxs compañerxs que no pueden volver a la presencialidad. No al recorte de los protocolos y a una presencialidad sin condiciones edili­cias ​ y sanitarias. ¡Plata para Educación y no para el FMI y los bonistas!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias