Política

JUJUY

Paritaria docente: Morales busca imponer un aumento miserable

El gobierno de Morales busca imponer unilateralmente un aumento de miseria para seguir con el ajuste del FMI y amenaza con represión a los docentes. El acuerdo y el diálogo te la debo. Desde la agrupación 9 de abril exigen un plan de lucha unitario junto al resto de los estatales, las familias y estudiantes.

Viernes 1ro de marzo | 11:09

Luego de dos cuartos intermedios en la reunión de negociación paritaria convocada por el gobierno provincial se conoció que el ofrecimiento de la recomposición se mantenía apenas por encima de la propuesta inicial. Recordemos que ésta consistía en un incremento del 10% al básico, la suba de algunos montos fijos y para los docentes sin antigüedad abonarles una suma fija de $550. Todo lo ofrecido, según lo manifestado por los representantes docentes, no llegaba al 12% de recomposición salarial, por lo que las asambleas de cada sindicato rechazaron la propuesta por considerarla insuficiente y miserable.

Al finalizar la reunión paritaria, la ministra de educación Isolda Calsina dio algunas precisiones a los medios presentes y manifestó que el incremento ofrecido era el mismo salvo que en esta ocasión se había propuesto que el adicional por título pasaría de $800 a $1800 y que dependiendo de la realidad de cada docente el porcentaje llegaba al 12%. A todas luces una cifra por demás alejada a la realidad inflacionaria del país y a la pérdida del poder adquisitivo que sufrió el conjunto de los trabajadores asalariados, que los gremios calculan de un 25% sólo en 2018 para la docencia. De igual forma hizo saber que la liquidación de haberes del mes de febrero ya había sido confeccionada con este porcentaje de incremento salarial, unilateralmente.

Un rechazo generalizado

Al igual que en las anteriores reuniones el gremio de los docentes del nivel medio y superior no pudo participar ya que los funcionarios del gobierno aducían que la convocatoria estaba realizada para un solo representante de cada sector esgrimiendo los argumentos de la antidemocrática ley de paritarias (Ley Nº 5863) votada tanto por radicales y peronistas en los finales del mandato de Eduardo Fellner. Cabe aclarar que la asamblea del CeDEMS, realizada días atrás, había votado que fueran dos los representantes para sentarse a negociar con los funcionarios del Gobierno.

Si bien los distintos dirigentes sindicales mostraron rechazo al exiguo ofrecimiento, manifestaron que los congresos de delegados y/o asambleas tenían la última palabra para rechazar o aceptar la propuesta. En igual sentido y promediando la tarde de ayer se pudo saber que ADEP, sindicato de docentes de nivel inicial y primario adherían al paro de 72 hrs convocado por la CeTERA para los días 6,7 y 8 de marzo, esta última jornada en adhesión al paro internacional de mujeres. En el caso de CeDEMS ya se votó el paro y movilización para el 8 de marzo y seguramente se vote en la asamblea de mañana el paro para el 6 y 7 con movilización el primero de los días.

Una vez más el gobierno busca imponer unilateralmente un aumento salarial de ajuste sin contemplar siquiera el conjunto de reclamos que viene desarrollando la docencia en lo que hace al fin de la precarización laboral en el sector (planes CAJ, CAI, FINES, entre otros), infraestructura, transporte, comedores escolares que reciben un miserable y escandaloso presupuesto de casi $6 por niño y niña. Al igual que la salud pública, la educación es blanco del ajuste de Cambiemos de la mano del FMI y que cuenta con la complicidad del peronismo, Mientras tanto los dueños de la provincia: tabacaleras, mineras, Blaquier siguen acrecentando sus fortunas sobre el empeoramiento de las condiciones de vida del pueblo trabajador. Sus ganancias valen más que la vida de cientos de miles de jujeños y jujeñas, para el gobierno. Esta es la verdadera cara del tan publicitado Pacto Social Educativo.

No se puede naturalizar más este tipo de ataques del gobierno a la educación: en lo salarial, presupuesto, derecho a huelga y descuentos, transporte, contenidos académicos y reformas curriculares vacías, vulneración de derechos lo de los niños y adolescentes, la no implementación integral de la ESI, los cierres de carreras, cursos y docentes en disponibilidad, condenas a los estudiante y docentes que se movilizaron contra el cierre del CEIJAS. La bronca que recorre las escuelas por esta situación que se ve acrecentada por las mentiras de la ministra y el gobierno sobre el irreal aumento del 40% del año pasado, hay que transformarla en organización y movilización para torcerle el brazo al ejecutivo.

Iguales porcentajes, realidades divergentes

El ministro Cabana Fusz, ex sindicalista bancario de origen peronista, manifestó a la prensa que los trabajadores estatales debían hacer un esfuerzo y recibir este 10% casi de manera grata ya que los funcionarios, como él, hacían incontables esfuerzos para darlo. Este señor se olvida o no tiene en cuenta que por ejemplo el porcentaje impuesto de recomposición a una maestra con diez años de antigüedad que gana $18.400, va a rondar escasamente los $1.500 de aumento, cuando la canasta básica está en $25000 con perspectiva de seguir subiendo.

Muy por el contrario el sr. gobernador con una dieta aproximada a los $140.000, recibiría un incremento que estaría cercano a los $13.000 mensuales o más. Cifra muy por encima de la media del salario de los trabajadores jujeños y escandalosamente superior a los que percibe un empleado municipal jornalizado cuyas remuneraciones van de los $2.500 a $7.000 (en el mejor de los casos). Queda más que evidente que a iguales porcentajes los esfuerzos realizados son más que diferentes. En este caso también sus ganancias valen más que la vida del pueblo trabajador.

¿Qué plan de lucha se necesita?

Desde la agrupación 9 de abril, señalaron que “ante la dureza del gobierno más que nunca lo que se necesita es discutir en asambleas unitarias, en cada escuela y generales, de afiliados de todos los gremios y no afiliados, un plan de lucha con medidas contundentes y masivas junto a los estudiantes y sus familias. Urge que los gremios de la intersindical convoquen a asambleas y movilizaciones unitarias para torcerle el brazo al gobierno. No sólo nos movilizamos por salario, sino también contra el ajuste al conjunto de los trabajadores y el pueblo, contra los tarifazos, la precarización laboral, por inversión en la infraestructura escolar, el aumento del monto a los comedores escolares que no llega a seis pesos por niño/a. Es responsabilidad de las conducciones gremiales poner en pie un plan de lucha unitario que ponga en movimiento la fuerza que tenemos los y las trabajadores/as junto a la comunidad educativa, las familias y la juventud. Hay que ir al paro y movilización la semana que viene: en particular el día de la mujer es muy importante confluir con las cientas de jóvenes secundarias que se van a movilizar para potenciar aún más nuestra lucha con la fuerza de la juventud. Nos dan un aumento miserable mientras la dieta del gobernador llega a casi $140000, por eso planteamos que todos los funcionarios ganen igual que una maestra y que ningún docente gane menos que la canasta familiar. Porque nuestras vidas valen mucho más que sus ganancias”.







Temas relacionados

Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO