Mundo Obrero

METALÚRGICOS - UOM

Paremos el ataque: ¡son ellos o nosotros!

Reproducimos el comunicado de los trabajadores metalúrgicos del Movimiento de Agrupaciones Clasistas.

Sábado 14 de julio | 14:57

PAREMOS EL ATAQUE: ¡SON ELLOS O NOSOTROS!

El gobierno y el peronismo descargan la crisis sobre los trabajadores. En las metalúrgicas los ataques no paran y la UOM mira para otro lado. Es necesario que nos organicemos, como las mujeres lo hacen por el derecho al aborto, y frenemos los ataques.

Detrás del acuerdo entre el gobierno y el Fondo Monetario Internacional se esconde un ajuste brutal a la clase trabajadora. El paquete de medidas consiste en una enorme baja del gasto público, paritarias por debajo de la inflación y planes sociales de miseria para provocar una recesión, con el objetivo de enfriar la economía para “solucionar” así la escasez de dólares. Como se ve, la crisis la están descargando sobre los hombros de la clase trabajadora. Eso sí, el macrismo no lo hace solo. Cuenta con el acuerdo general del peronismo, y el fundamental apoyo de las burocracias sindicales.

Mientras los empresarios vienen obteniendo ganancias millonarias a costa de la clase trabajadora, el sueldo promedio que percibe un trabajador según el último estudio del INDEC es $ 12.305, cuando una familia tipo necesita $ 17.096 para no ser pobre: es decir que la mayoría de los trabajadores son pobres.

Toda esta crisis tiene su impacto en la rama metalúrgica. Hemos visto estas últimas semanas la cantidad de ataques que hemos sufrido los metalúrgicos en general y los de la línea blanca en particular. Lock-out en Motomel con “vacaciones” obligadas para todo el personal. Cuarenta despidos en la planta Siam de Avellaneda. En la planta de Samsung–Visuar de Cañuelas suspensiones todos los viernes por dos meses. Electrolux despide a sesenta contratados en Rosario. Doscientos cincuenta suspensiones en Mabe San Luis. Veinticinco despidos más por parte de la multinacional Newsan-Atma. La lista parece no tener fin. Y promete seguir creciendo.

Estas empresas utilizan a los obreros como material descartable: cuando les va bien superexplotan a los trabajadores obligándolos a realizar jornadas de hasta doce horas, y cuando sus ventas bajan, ajustan con despidos, suspensiones y banco de horas. Nunca está en sus planes ganar un poco menos para mantener los puestos de trabajo y el salario. Si realmente tienen crisis que abran los libros contables de los últimos años para demostrarlo.

Mientras los dirigentes de la UOM denunciaron que desde el 2015 hay 28.000 despidos y 20.000 suspensiones. Pero no piensan hacer nada. Ellos se ubican como defensores de las patronales y ensayan explicaciones sobre cómo la crisis económica impacta en el sector. Y no proponen ningún plan de lucha serio. Cuando hacen algo, lo hacen llevando a los trabajadores en defensa de los intereses de las patronales nacionales. Los trabajadores de cada fábrica lo saben mejor que nadie. Los han visto actuar en cada uno de sus conflictos.

Te puede interesar: UOM y Smata marcharon con reclamos a Macri

Las trabajadoras y trabajadores del Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC) planteamos que la UOM convoque a asambleas en todos los lugares de trabajo para discutir y llevar adelante un plan de lucha con continuidad hasta la huelga general activa para derrotar el plan de ajuste, y si no lo hacen se lo tenemos que imponer.

Porque estando organizados y peleando es como conquistaremos nuestras demandas. Lo vemos en el movimiento de mujeres que copan las calles para conseguir el derecho al aborto. Tenemos que hacer lo mismo y también acompañarlas. Para todos los trabajadores y trabajadoras la pelea del 8 de Agosto por el derecho al aborto legal seguro y gratuito es una cita de honor.

Sumate a organizarte desde ahora, para que esta vez la crisis que quieren descargar sobre nuestros hombros la paguen los empresarios y capitalistas.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO