×
×
Red Internacional

Mariel Oleiro fue atacada por Luciano Napolitano, músico e hijo del fallecido guitarrista. Fue detenido este jueves, denunciado por ella tras un ataque brutal en la casa que habitan. Otra expareja (madre de sus tres hijas) lo había denunciado en el pasado pero el Poder Judicial nunca la atendió. Casi en una confesión de parte, el hombre eligió como defensor a Fernando Burlando.

Jueves 27 de mayo | 14:42
Foto La Capital de Mar del Plata

La pareja de Luciano Napolitano (44 años, hijo del fallecido Norberto “Pappo” Napolitano), dijo este jueves ante medios de prensa que es “la tercera vez” que él la agrede violentamente y aseguró que el último lunes la intentó atropellar con su camioneta y llegó a rociarla con alcohol antes de encerrarla por un día en uno de los cuartos de la casa que comparten en la localidad de Benavidez, partido de Tigre.

“Estuve encerrada un día, me fui manejando con la poca batería que tenía en el teléfono. Cuando me quedaba tres por ciento, llamé a la Policía, abrí el alambrado y me fui”, relató Mariel Oleiro de 33 años. Según explicó, todo comenzó cuando le pidió las llaves para ir a comprar comida para sus mascotas y él la insultó y se le tiró encima para golpearla.

Te puede interesarFemicidios: el Estado (capitalista y patriarcal) no está ausente

“Me ahorcó y en el sillón se me tiró encima y me puso las rodillas en el pecho. Las nenas pedían que me suelte”, detalló en referencia a las hijas de Napolitano que viven con ambos. “Luego me dijo que me aleje de la camioneta mientras me rociaba con alcohol. Les dijo a las hijas que suban a la camioneta, puso primera e intentó atropellarme”, agregó.

Oleiro aseguró que que ésta no es la primera vez que Napolitano la agrede. Recordó que anteriormente la apuntó con un revólver, aunque no llegó a gatillarle. “Acá en el barrio hay mucho miedo con él porque una vez salió a los tiros”, contó la mujer al tiempo que reconoció que no lo había denunciado previamente por “miedo”.

Según Oleiro, su pareja cambió de actitud tras la muerte de su abuela, hace algunos meses atrás. “No tuve más cercanía con él, se refugió en una casita que tenía. Se encerró y empezó a tomar alcohol y drogas”, indicó. “Lo único que quiero es paz, temí por mi integridad, espero que él quede en manos de la Justicia”.

Te puede interesar Femicidios: la opinión de periodistas y referentes feministas

Según confirmó la víctima, el martes 25, tras estar un día encerrada en la casa (él se había ido con sus hijas a la casa de un familiar) llamó a la Policía y logró ser liberada del encierro. Desde entonces Napolitano era buscado y este jueves a la mañana finalmente fue detenido.

Además de Oleiro, otra expareja de Napolitano (la madre de las tres niñas) dijo a la periodista Valeria San Pedro del canal TN que denunció al hombre en reiteradas oportunidades en el pasado. “Me cansé de denunciar en la Justicia situaciones de violencia, fui su víctima y me siento completamente identificada con Mariel”, afirmó la mujer.

Sin embargo, hasta el momento la fiscalía que investiga los hechos ocurridos en las últimas horas niega que en los registros del Poder Judicial consten esas denuncias previas contra Napolitano. Algo que no debería extrañar, conociendo el accionar de la “justicia” machista y patriarcal que diariamente les da la espalda a miles de mujeres que denuncian a parejas, exparejas, patrones y jefes.

Te puede interesar Alberto Fernández y la violencia de género: mucho ruido, pocas nueces

Napolitano contrató al estudio jurídico de Fernando Burlando. El abogado ya empezó a pergeñar la estrategia de defensa y lo primero que le sugirió al acusado fue que dijera que en verdad él no hizo otra cosa que "defenderse" de un ataque de Oleiro (un argumento "de manual" utilizado por casi todos los agresores de sus parejas), buscando transformar el hecho en una especie de pelea "igualitaria".

Así entiende el doctor Burlando la defensa de golpeadores y femicidas




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias