Política

SUSPENSIONES EN RENAULT

Para Capitanich, algunas automotrices “pretenden generar problemas donde no hay”

En su conferencia de prensa, el Jefe de Gabinete se mostró preocupado por las suspensiones en la planta cordobesa de Renault. Destacó que el gobierno busca "preservar el empleo". La solución del "problema" de Lear parece al alcance del gobierno, con la reincorporación a su "empleo" de los despedidos que quedan.

Viernes 7 de noviembre de 2014 | 10:30

En su habitual conferencia de prensa matinal, hoy el Jefe de Gabinete se mostró sorprendido y molesto por la decisión de la empresa Renault, que en su planta de Santa Isabel (Córdoba), decidió suspender por una jornada al 50 por ciento de sus operarios ante la falta de un componente.

"De ninguna manera, eso puede ser el factor para una suspensión o para que se paralice la producción", dijo Capitanich. Agregó además que "observamos operaciones a través de las cámaras del sector y de voceros interesados todo el tiempo pretendiendo generar problemas donde no los hay". Adelantó que "verificará el tema".

A pesar del caso Renault, el funcionario intentó relativizar los problemas de empleo en la rama automotriz: "se ha observado una reducción significativa del número de suspensiones". En tanto que, según la agencia oficial Télam, "destacó las herramientas implementadas por el gobierno para preservar los niveles de empleo".

Sorprenden las definiciones de Capitanich, cuando esta semana volvió a ser noticia el conflicto de Lear. Recordemos que desde hace 5 meses los trabajadores se encuentran enfrentando suspensiones y despidos ilegales de parte de la multinacional norteamericana. La empresa decidió “generar problemas” a fines de mayo, y aún los trabajadores esperan las “herramientas implementadas por el gobierno para preservar los niveles de empleo”.

Como han denunciado en distintas ocasiones, las únicas “herramientas implementas por el gobierno” han sido palos, gases, grúas, esposas e itakas. La noticia de esta semana se trata justamente de la decisión de la jueza Arroyo Salgado de apartar a la Gendarmería Nacional de la Panamericana y el conflicto de Lear. Tras los violentos sucesos del 23 de octubre, la fuerza está siendo investigada por su accionar ilegal. La jueza destacó que el conflicto que tiene Lear con los trabajadores despedidos desde hace meses compete a la justicia laboral y al Ministerio de Trabajo, no al Ministerio de Seguridad ni los escuadrones de Gendarmería asentados en Campo de Mayo.

Si el gobierno tiene alguna intención de "preservar el empleo", la solución del "problema" de Lear parece al alcance de la mano, con la reincorporación a su "empleo" de los despedidos que quedan.







Temas relacionados

Represión en Lear   /    Despidos   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO