Juventud

UNIVERSIDAD DE LANÚS

Pablo Narvaja, la apuesta eclesiástica al vicerrectorado de la UNLa

Durante la primera sesión del Consejo Superior, fue realizado el anuncio de la propuesta para el nuevo vicerrector. En medio de la discusión por el proyecto de la IVE, la rectora postula a dedo un aliado de la iglesia para el cargo

Carolina González Massad

Consejera Superior por claustro estudiantil - UNLa

Lunes 7 de diciembre de 2020 | 22:24

El viernes 4 de diciembre se realizó la primera reunión del nuevo Consejo Superior de la UNLa, en la misma la rectora propuso Pablo Narvaja, el sobrino del Papa Francisco como vicerrector. Como era de esperarse, los consejeros pertenecientes a la Lista Grante, celebraron el anuncio de la rectora al poner a un miembro aliado de la Iglesia para ocupar el cargo junto con menciones por la buena gestión de las autoridades durante este año

En esta primera reunión, omitieron datos muy importantes:un 45% de deserción estudiantil, el recorte presupuestario 2021 bajo el ala del FMI que se expresa en un 9% y nuevamente se llamaron al silencio ante el problema de la vivienda y la represión de Berni y Kicillof a las familias de Guernica.

Desde nuestro espacio conquistado en el Consejo, desde la Lista Multicolor, anunciamos que este cargo va a estar a disposición y servicio de todas las luchas y llevaremos las voces de los estudiantes, trabajadores y sectores populares, con los cuales venimos organizándonos y poniendo nuestros conocimientos al servicio de sus luchas. Remarcamos que: “El derecho a la educación, a la salud, a la vivienda y a trabajo genuinos no se negocian y son nuestra prioridad. Tambien peleamos por el derecho al aborto legal seguro y gratuito, para que todas las mujeres podamos decidir sobre nuestro propio cuerpo”

Un rectorado con la Iglesia y no con las mujeres

Luego de la presentación que hicimos los nuevos consejeros, Ana Jaramillo realizó el anunció de la conformación de su “fórmula electoral”. El elegido por la rectora, Pablo Narvaja, es el actual Director del Departamento de Desarrollo Productivo de la UNLa, el mismo con quien Jaramillo fue de visita a Roma en 2018, el mismo año donde surgió la enorme marea verde y se puso en mayor escena el derecho al aborto, usando a su vez los fondos presupuestarios de la universidad para sus pasajes de avión, en medio de la crisis y reclamos universitarios y jornadas de asambleas del Movimiento estudiantil en todo el país exigiendo mayor presupuesto y salario docente.

La elección de un vicedirector aliado a la iglesia, en medio del debate de la IVE, significa ponerse en contra del movimiento de mujeres que viene peleando hace años en las calles, un gesto más sobre las prioridades de la Universidad, donde varias mujeres somos parte de este movimiento que se puso en pie y a realizado asambleas y proyectos en la UNLa.

Narvaja además viene siendo parte y referente de la “Mesa por trabajo y Vida Digna”, conformada por sectores empresariales y eclesiásticos, desde la CTA y Shcmid hasta la confederación empresarial, y sectores de la iglesia. Esta elección, parece referenciarse como lo hacen a nivel nacional un “gran acuerdo” con los sectores que hoy día están haciendo pasar la crisis que venimos padeciendo, con un aumento de pobreza donde se llega al 40% y con negociados a espaldas de las mayorías.
Quedó claro que el llamado a elecciones en medio de la pandemia, fue parte de la maniobra de la Gestión para poder legitimar el llamado a renovación de Rector-Vicerretor en Diciembre de este año. Una rectora que quiere prolongar nuevamente su cargo por 6 años más, 30 años en total siendo rectora y la elección de un eclesiástico para ser su mano derecha.

Siempre con las pibas, nunca con la Iglesia

En el marco del debate al derecho al aborto nuevamente en el congreso, hay que tomar partido: Jaramillo y la granate elijen estar con la iglesia y las cúpulas eclesiásticas, y no con las millones de mujeres que hace años venimos peleando por la conquista de nuestro derecho a decidir, y que no haya mas muertas ni presas por abortar. El interés de la rectora de sostener un lazo con la Iglesia es inaceptable. Se quiere imponer una alianza con quienes frente a la crisis y el debate al aborto jugo siempre un mismo rol: ir en contra de nuestro derecho a decidir y sostener la pauperización de los sectores pobres.

Somos conscientes además de que ningún gobierno nos regaló nada y tenemos claro que nuestros derechos no se mendigan y se conquistan en las calles. Es urgente que la Universidad tome partido por las millones que somos parte de esta marea verde y coordine y organice a desplegar nuestras fuerzas con acciones contundentes para que el grito del aborto legal, seguro y gratuito tome fuerza ante los dinosaurios del congreso y sea ley, derrotando los planes del gobierno y la iglesia, coordinando con los sectores en lucha para potenciar y unificarlos.

Desde nuestro espacio apoyamos el proyecto de ley que realizó la Campaña Nacional del Aborto en 2018 con media sanción en diputados y en 2019. Ahora el gobierno envío al congreso su propio proyecto de ley donde distingue al presentado previamente, y donde se evidencia que las cúpulas de las Iglesias y grupos de derecha tienen peso, tan solo mencionar la objeción de conciencia que se agrega, pasando por arriba de lo expresado en las calles. Ninguna alianza con la iglesia y sectores empresariales son aceptables. Así como peleamos por la separación de la Iglesia del Estado, vamos a dar esta misma pelea en la Universidad.

Esta lucha no va a parar y tenemos que salir a las calles, hay que pelear de manera activa. La Universidad y los centros de estudiantes tienen que llamar a que todos pongamos nuevamente en escena nuestra fuerza con una movilización masiva, no se puede confiar en un Congreso donde las cúpulas eclesiásticas mantienen un gran peso y se especula sobre nuestras vidas. Además se tienen que pronunciar y no permitir que los sectores reaccionarios impidan o pongan recortes a nuestro derecho.

Que se escuche la voz de las mayorías

El 14/12 se realizará la Asamblea Universitaria que llevará adelante esta elección, donde se pretende votar de manera indirecta y por detrás de las mayorías este nuevo gabinete, y donde no se permite ninguna otra alternativa ya que el estatuto feudal de la universidad (que lo modifican a gusto cada dos años), solo posibilita que el mismo sea elegido por la rectora.

Mientras vamos a momentos de ajustes más fuertes para millones, con un presupuesto del FMI, el debate de nuestros derechos en escena se vuelve nuevamente a marcar el carácter antidemocrático de la gestión de la Universidad, que no es para nada casual, es la forma que tienen las autoridades para tomar decisiones de manera unilateral acerca las cuestiones que nos competen a las grandes mayorías, y deja en claro que intereses políticos y económicos tienen.

Desde nuestro espacio venimos denunciando estos manejos por parte del gobierno universitario, que durante el año dejó en evidencia su rol ante la pandemia donde exigimos la disposición de los espacios para aportar, cómo tampoco invirtió un peso en becas integrales ante la virtualidad y se llamó al silencio frente a la represión de Guernica. Vamos a pelear por que la universidad este junto a los trabajadores y con los que pelean por sus derechos, y las decisiones no sean tomadas a nuestras espaldas, toda la comunidad educativa tiene que ser parte del debate. Queremos que se escuchen los docentes, no docentes, graduados y todos los estudiantes, toda la universidad tiene que poder ser parte de este debate







Temas relacionados

Aborto legal, seguro y gratuito   /    UNLa   /    Aborto   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO