Política Estado Español

CATALUNYA

Pablo Iglesias tranquilo por la “correcta” colaboración entre Policía Nacional y Mossos

El líder de Unidas Podemos destaca la “normal” coordinación entre la Policía Nacional enviada por Marlaska a Catalunya y los Mossos de Buch, mientras decenas de miles se concentran en Barcelona para pedir la dimisión del Conseller y denunciar la brutal represión de ambos cuerpos policiales que ha dejado más de 100 heridos. Escandaloso.

Ivan Vela

Barcelona | @Ivan_Borvba

Jueves 17 de octubre | 08:10

No son pocos los titulares que ha dejado la comparecencia de Pablo Iglesias en Moncloa tras la reunión con el presidente en funciones, Pedro Sánchez. Y eso que apenas ha durado 10 minutos.

Entre todos ellos destacan los relativos a la brutal represión que se viviendo en Catalunya desde el pasado lunes, cuando se iniciaron las movilizaciones de rechazo a la sentencia del procés. El líder de Podemos ha destacado que “a propósito de los incidentes en Catalunya me ha confirmado [Pedro Sánchez] que la colaboración entre Mossos d’Esquadra y Policía y Guardia Civil es correcta y de absoluta normalidad institucional.”

Esta declaración puede parecer una formalidad institucional, pero nada más lejos. Sobre todo, cuando los tres cuerpos policiales, sólo en las últimas 48 horas, han dejado más de 100 heridos, entre ellos a un joven que ha perdido un ojo y otro un testículo producto del impacto de proyectiles, han golpeado a estudiantes de instituto menores de 15 y 16 años y a ancianos.

Pero además de esta escandalosa afirmación, Iglesias ha enmarcado la coordinación de los tres cuerpos policiales en una situación de “absoluta normalidad institucional”. Es decir, el encarcelamiento de líderes políticos y sociales con penas que suman más de 100 años, con un ataque represivo del Estado contra el movimiento independentista catalán -el último el caso de los detenidos del 23S- y con centenares de causas judiciales aún abiertas contra activistas por el otoño del 2017, es lo que para Iglesias define una “absoluta normalidad institucional”.

Aunque el posicionamiento de Pablo Iglesias no sorprende. Especialmente después de que el pasado lunes , nada más conocerse la sentencia, llamara a acatarla y dejara claro, por omisión, que desde su formación no se iba a exigir ni mucho menos impulsar cualquier tipo de movilización por los presos políticos, por la amnistía y contra la represión.

Referente a este último aspecto, el represivo, Pablo Iglesias ha pedido “no poner el peso de la responsabilidad en los funcionarios públicos que están cumpliendo órdenes”. De este modo el líder de Unidas Podemos quita toda responsabilidad de las brutales represiones a los cuerpos policiales que las ejecutan, como si fueran una pieza independiente que tan solo cumple órdenes y no una parte más del mecanismo represivo.

Por descontado que el Conseller Buch o el Ministro Grande-Marlaska son responsables de la actuación de Mossos d’Esquadra y Policía Nacional, y así lo expresan y sienten cientos de miles de catalanes y catalanas cuando en las calles gritan “Buch dimissió”. Pero estos últimos son el brazo ejecutor de la represión y desempeña ese rol conscientemente, además de imprimirle aún más odio en el momento de la acción, como también lo gritan en la calle; “los Mossos no son la nostra policia!”.

Catalunya es la prueba de fuego para el neorreformismo. Las avergonzantes declaraciones de Iglesias en Moncloa se enmarcan en la plena integración de Unidas Podemos en el “bloque constitucionalista”, es decir, en el Régimen del 78.

Como dice la última declaración de la CRT que hemos publicado en Izquierda Diario, “denunciamos este salto en la integración en el Régimen de la dirección de Podemos, que asume en los hechos ser la pata izquierda de este nuevo consenso reaccionario que supone la confirmación del marco. Al mismo tiempo, les exigimos que rompan con esta política y, si se consideran mínimamente democráticos, se pongan a la cabeza de la convocatoria de movilizaciones en todo el Estado en solidaridad con Catalunya. Todos los sectores democráticos de Unidas Podemos, en especial los compañeros y compañeras de Anticapitalistas, deberían separarse públicamente de esta política, exigir que la abandonen y que convoquen y sean parte de las concentraciones de apoyo que ya se están organizando.”

Te puede interesar: ¡Amnistía! ¡Contra la represión! ¡Buch Dimisión! Construyamos la huelga del 18 desde las bases. Por un gran movimiento de solidaridad en todo el Estado







Comentarios

DEJAR COMENTARIO