×
×
Red Internacional

Opinión. PJ Río Negro: ¿quién está detrás de la jugada de Doñate?

El Senador Nacional definió la línea electoral del partido dejando afuera al sorismo y uniendo a los satélites del Frente Renovador y Nuevo Encuentro. Con Massa y Cristina tras bambalinas, la identidad sorista cada vez más deshilachada.

Escuchá esta nota
Lunes 22 de agosto | 13:26

Días atrás, la fracción camporista de Doñate que dirige el PJ provincialmente definió el sello electoral "Nos Une Rio Negro" de cara al 2023. Ni bien anunciado por la presidencia del partido rionegrino, saltaron los comentarios del sorismo. Berros, segundero de María Emilia, criticó esa nueva alianza con massistas y “nuevo-encuentristas” planteando que es una división para un proyecto político amigo del oficialismo provincial de Juntos Somos Río Negro.

Diferencias tácticas, acuerdos estratégicos

Se podrían señalar dos momentos de la crisis rastrera del PJ rionegrino: en 2019, con la dura derrota de Martín Soria a la gobernación, el caudillo provincial debió dejar la presidencia partidaria; en 2021 la derrota de Ana Marks, puesta por Doñate, fue un golpe para quien buscaba en esas elecciones de medio término bautizar su candidatura a Gobernador para 2023. Pero como ya se dijera en otras notas en este diario, el problema del PJ Río Negro tiene nombre: el gobierno nacional.

Te puede interesar: El PJ rionegrino: ¿opositores o socios de JSRN?

El acuerdo de Alberto Fernández y Massa con las exigencias de Arabela Carreras y otros gobernadores para que "renuncien" en el INAI a Magdalena Odarda y así poner a alguien más afín a las políticas racistas contra el pueblo mapuche, es a su manera un golpe al sorismo, quien tuvo de aliada a la ex funcionaria yendo como vice-gobernadora del Frente de Todos en 2019.

Gestos de este tipo abundan: los calurosos saludos de Pesatti (JSRN) a su amigo Massa ante su asunción como superministro; las fotos entre Doñate y Weretilneck; la foto propia de este último y de la gobernadora Carreras con Alberto Fernández al día siguiente de asumir Sergio Massa. Todos símbolos de una unidad pragmática entre JSRN y el gobierno nacional para la rosca parlamentaria, pero esencialmente una unidad estratégica de cara a las inversiones de Fortescue en Río Negro.

En ese contexto la táctica de Doñate de dividir al PJ en las elecciones que posiblemente se hagan en abril de 2023 objetivamente favorece a un JSRN que le preocupa la performance de la oposición macrista. El sorismo no ha tenido problemas en votar el paquete Fortescue en la provincia, entregando la Meseta Somuncura a la empresa imperialista australiana. Pero el problema de la familia Soria es que tiene que retener el único distrito municipal de importancia que dirigen, hace más de una década: Fiske Menuco.

Te puede interesar: Unanimidad en la legislatura rionegrina a favor del extractivismo

Cristina y el problema de la identidad sorista

Este sector construyó su identidad bajo el discurso kirchnerista, siendo hasta el día de hoy Martin Soria como Ministro de Justicia un defensor de Cristina contra el "lawfare". Pero si hay alguien que "conspiró" contra el desarrollo del sorismo fue la propia vice-presidenta.

La conveniencias del kirchnerismo nacional y ahora de este gobierno de coalición peronista no fueron siempre coincidentes con los Soria. Para hacer un racconto: en 2007 Cristina impulsó la transversalidad con el radicalismo de Cobos jugando así a favor de la re-elección del radical Saiz en Río Negro, en lo que fue una derrota para Carlos Soria. Y si bien en 2011 hubo unidad victoriosa, luego del asesinato del propio "Gringo" Soria, el interregno abierto en su reemplazo se cerró con el apoyo de Cristina en favor de la asunción del “outsider” Weretilneck, contra los pedidos de nuevas elecciones de Martin Soria y Pichetto. Sabida es la historia posterior con Weretilneck armando su propio partido oficialista.

La jugada actual de Doñate es parte de esta lógica. Recordemos que el propio Doñate fue el elegido recientemente por Cristina para asumir un cargo en el Consejo de la Magistratura. En este mapa político los Soria tendrán que definir algún tipo de intervención. Es probable que en este debate hagan como el tero, gritando contra esta jugada provincial por ser “amiga” de JSRN, mientras siguen anidando dentro de la coalición del gobierno nacional del cual prestaron un Ministro. Mientras tanto buscarán defender sus intereses en otro lado, en Fiske Menuco; eso sí, manteniendo un discurso "kirchnerizante" que ya resulta una antigüedad.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias