Internacional

BOLIVIA

PIL Andina no paga a pequeños productores de leche

Los propietarios de la empresa leche PIL Andina adeudan 12 millones de dólares a los productores de leche. Desde el 29 de febrero cerca de 50 dirigentes lecheros se declararon en huelga de hambre.

Jueves 3 de marzo de 2016 | Edición del día

Fotografía: Los Tiempos

Los dueños de la PIL Andina, ex socios del empresario dirigente del partido Unidad Nacional, Doria Medina, deben Bs 84 millones a los productores de leche bolivianos (aproximadamente 12 millones de dólares). Por eso cerca de 50 dirigentes lecheros se declararon en huelga de hambre desde el 29 de febrero.

El presidente de los Productores de Leche (Fedeple) Jhasmany Medrano informó “hemos comenzado más de 50 (huelguistas) y mañana masificaremos aún más si la industria no se compromete a pagarnos todos los haberes que nos debe al sector lechero”. Este reclamo se debe a que el dinero no pagado perjudica aproximadamente a 5000 productores de leche, con un impacto que se amplía a muchas más familias, en su mayoría campesinas, que trabajan en este sector productivo o relacionado al mismo.

La leche entregada a la empresa continúa siendo regular y consiste en 450.000 litros diarios, a un precio de 3,70 bolivianos el litro. Como informa Medrano “no hay ningún problema en el tema del recojo, sólo estamos pidiendo que cumplan con el tema de los haberes” siendo que PIL Andina no tiene pretextos para no pagar al sector por la estabilidad del mercado de la leche.

Medrano justifica que el mercado cochabambino (en los municipios) “casi el 80 por ciento lo abarca (PIL Andina) en el tema de desayuno escolar. Estamos exportando más de 12 mil toneladas de leche en polvo a Venezuela, ahora cubre también a las Fuerzas Armadas”. Sin embargo, la empresa se justifica planteando la falta de mercados y evade el diálogo con los productores. Mientras tanto, el gerente decide viajar dejando a familias campesinas sin salarios y las mantiene más de un mes trabajando gratuitamente al mismo tiempo que la empresa se llena los bolsillos con la venta de la leche en territorio boliviano y extranjero.

A pesar de eso, el actual gobierno de Evo Morales sigue colaborando con la empresa, comprandole para muchas instituciones estatales como colegios fiscales (desayuno escolar), Fuerzas Armadas, Subsidio Materno, etc. y promoviendo la venta de esta hacia países como Venezuela.

Para demostrar que esta crisis no deben pagarla los trabajadores, es necesario pelear por la apertura de los libros de contabilidad y el control obrero colectivo de la empresa, junto a los campesinos-productores con la perspectiva de la nacionalización.







Temas relacionados

PIL   /    Bolivia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO