×
×
Red Internacional

Santiago Fraschina, Secretario de Anses, sostuvo que las jubilaciones mínimas ganaron 7 mil pesos más en 2020. Sin embargo, lejos de ganar, los jubilados fueron uno de los principales perjudicados de la orientación central del Gobierno de pagar la deuda externa. Enterate por qué.

Miércoles 27 de enero | 10:29
Alberto Fernández y el relato sobre los jubilados (Imagen: IProfesional).

El Director General de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Santiago Fraschina, volvió a sostener el relato del gobierno nacional en el cual en el año 2020 los jubilados que perciben la mínima habrían sido beneficiados. Sin embargo, los números muestran lo contrario.

Te puede interesar: Complaciendo al capital: el ajuste a las jubilaciones bajo el Gobierno de Alberto Fernández

En declaraciones en FM La Patriada, el funcionario que secunda a Fernanda Raverta afirmó que con los bonos que percibió la mínima, los jubilados ganaron 7 mil pesos más que lo que hubiesen percibido con la fórmula de Macri.

Pero la realidad mata relato:

  • La jubilación mínima durante 2020 se incrementó 35,3 % con los aumentos por decreto que decidió el gobierno de Fernández. Si se hubiese aplicado la fórmula de movilidad, el incremento hubiese sido de 42,1 %.
  • Como resultado, la jubilación mínima es hoy de $ 19.035, en lugar de $ 19.994, casi mil pesos menos por mes.
  • También el incremento a la jubilación mínima estuvo por debajo de la inflación acumulada, que fue de 36,1 %. Y si se tiene en cuenta la inflación de los alimentos, el Indec registra un incremento de 45,5 % en el costo de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) y de 39,1 % en la Canasta Básica Total (CBT).
  • Si se tiene en cuenta el aguinaldo, la pérdida acumulada mes a mes para el haber mínimo totaliza $ 7.639 en 12 meses. Y eso sin tener en cuenta el efecto de pérdida de poder adquisitivo con la inflación. Mirá el cuadro que lo muestra claramente:
Fuente: La Izquierda Diario en base a Anses, Ripte e IPC.
Fuente: La Izquierda Diario en base a Anses, Ripte e IPC.
  • El Gobierno argumenta que hay que tener en cuenta los bonos por única vez. Sin embargo, durante la pandemia solamente se otorgó un bono de $ 3.000 a la jubilación mínima en abril, que lejos está de compensar esa pérdida.
  • Como esto no es suficiente, el Gobierno agrega que también se otorgaron dos bonos más a la mínima en enero y febrero, de $ 5.000 cada uno. Pero estos se habían otorgado, supuestamente, para compensar la pérdida de los haberes que se había sufrido en los cuatro años anteriores con el gobierno de Macri, y no, para compensar el ajuste que el propio Fernández les haría después en 2020 a los jubilados con la suspensión de la movilidad previsional. Extraño mecanismo este de dar para quitar, para luego decir que se dio.
  • Esos dos bonos apenas representaron el 8,5 % de la pérdida que sufrieron los haberes mínimos durante el gobierno de Macri (a la que supuestamente iban a compensar), al mismo tiempo que Fernández se ocupó bien que no haya ninguna recuperación del nivel del haber, es decir, de cuánto reciben de bolsillo mes a mes.
  • El oficialismo usa alternativamente los $ 5.000 para decir que son la (falsa) compensación de lo perdido durante el macrismo o parte del aumento del año 2020. O son una cosa o la otra, pero no las dos a la vez. No obstante, en cualquiera de los casos resultaron totalmente insuficientes.
  • Esos bonos, al no formar parte del haber, no lo mejoran. Es por eso que las jubilaciones son ahora más bajas, y será sobre esos valores inferiores sobre los cuales se apliquen los incrementos de la movilidad previsional votada en diciembre de 2020 a la medida del FMI. Esta reducción del nivel de los haberes era el principal objetivo para complacer al capial.
  • La discusión no deja de expresar lo miserable del asunto. En ningún momento se discute si las jubilaciones alcanzan o no. Hoy en día un jubilado necesita al menos unos $ 50.000 para llegar a fin de mes (Canasta del Jubilado que elabora la Defensoría de la Tercera Edad). La jubilación mínima cubre poco más de un tercio (38 %).
  • ¿Y el resto de las jubilaciones? De la mínima para arriba el ajuste fue aún peor. Quienes tenían haberes de $ 20.000 apenas tuvieron aumentos de 31,5 % (frente a 42,1 % que arrojaba la movilidad). Y esto fue disminuyendo hasta llegar al haber máximo, que tuvo aumentos de 24,3 %, es decir, casi la mitad de lo que les correspondía. Llegaron a perder en un año hasta $ 184.920 en forma acumulada.

En un año en donde el gobierno de Alberto Fernández apuntó contra los jubilados como variable central en las negociaciones de la deuda con el Fondo Monetario Internacional y los bonistas privados, se pretende adornar el ajuste con un relato contrario. Lejos de ganar, los jubilados fueron uno de los sectores los que pagaron la fiesta de especuladores y grandes empresarios.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias