Sociedad

FEMICIDIOS

Otro femicidio, en la semana en que el movimiento de mujeres retomó las calles

Se trata de Vanesa Carreño, de 29 años, quien fue apuñalada por su expareja, delante de sus pequeños hijos. Dentro de esta brutal realidad, es importante que el movimiento de mujeres haya recuperado las calles ante el reclamo de Justicia por Úrsula. El Estado es responsable por la violencia machista.

Viernes 12 de febrero | 21:45

Un nuevo femicidio ocurrió éste viernes en la provincia de Buenos Aires. Se trata de Vanesa Carreño, de 29 años, quien fue apuñalada por su expareja, delante de sus pequeños hijos. El hecho ocurrió en localidad bonaerense de Marcos Paz, en el barrio Santa Catalina, a unos 48 km de la Ciudad de Buenos Aires.

Vanesa se había separado hacía tres meses de su agresor, Carlos Soruco Fernández, y personas cercanas publicaron en redes sociales que éste se presentó en su vivienda con la que excusa de traerle zapatillas a los nenes de 5 y 3 años: "la apuñaló, los nenes presenciaron ese momento horrible viendo cómo mataban a su mamá". Fueron los propios vecinos quienes capturaron Fernández.

La diputada del PTS en el Frente de Izquierda, Myriam Bregman, quien participó de la movilización en reclamo de Justicia por Úrsula, tuiteó:

Te puede interesar: Bregman sobre el femicidio de Úrusula: Hay una connivencia entre la Justicia y la Policía

La violencia machista es un flagelo estructural y diario en la sociedad capitalista patriarcal. Sólo en los primeros 15 días del año, se llevó la vida de 23 mujeres y personas trans. Como respuesta, en Argentina comenzó a alzarse un enorme movimiento de mujeres y diversidades al grito de #NiUnaMenos en el año 2015, que tuvo eco en todo el mundo.

Es el propio Estado, con sus fuerzas represivas y su división de poderes, quienes perpetúan y reproducen este sistema de desigualdad y violencia. Frente al femicidio de Úrsula, perpetrado por un efectivo de la policía bonaerense y encubierto por sus colegas, vimos a Sergio Berni y al Gobernador Kicillof, respaldar una vez más a las las fuerzas de seguridad.

Te puede interesar: Del Caño: “Uno de cada cinco femicidios es perpetrado por miembros de las fuerzas represivas”

La creación de Ministerios de la Mujer y las capacitaciones en problemática de género que instauró la Ley Micaela para todos los funcionarios del Estado, son medidas completamente insuficientes.

Al respecto Myriam Bregman explica: "Votamos a favor cuando se votó la ley Micaela. Pero son estamentos que tienen esto como una concepción. Ese es el rol que cumplen. La Justicia sabe que está encubriendo a la policía y la policía sabe que tiene a estos personajes adentro y no hace absolutamente nada".

A 6 años del #NiUnaMenos, todavía hacen falta medidas elementales, como la construcción de refugios y el acondicionamiento apropiado de los que ya existen, licencias pagas y facilidades laborales para las trabajadores que sufren la violencia machista, entre otras. En la provincia de Buenos Aires, hay sólo 58 refugios, cuando se estima que hay en total 9 millones de mujeres en el territorio. Mientras tanto se siguen destinando millones al pago del FMI sin atender estas urgentes prioridades.

Esta semana, el reclamo de Justicia por Úrsula, que trascendió por el impulso a la movilización de sus familiares y amigas, encendieron la llama del movimiento de mujeres en todo el país. En el marco de esta brutal realidad, es necesario recuperar la lucha en las calles, para una pelea que desde el Gobierno del Frente de Todos y desde otras fuerzas políticas, buscan encausar por las impotentes vías de las instituciones del Estado. Retomar las organización independiente: si nos tocan a una, nos organizamos miles.







Temas relacionados

Ursula Bahillo   /    Marcos Paz   /    #NiUnaMenos   /    Femicidios   /    Sociedad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO