×
×
Red Internacional

El 21 de mayo de 2019, con la excusa de “resolver” un robo, el oficial Luciano Nocelli del Comando Radioeléctrico de la Policía de Santa Fe asesinó a balazos a Jimena Gramajo y Maximiliano Rosasco. Para el tribunal que lo condenó este lunes, el efectivo mató cuando “no había peligro para terceros ni tampoco para los agentes”. Si no hubiera habido videos que lo mostraban en acción, probablemente nunca hubiera sido juzgado.

Martes 19 de abril | 11:45

El efectivo del Comando Radioeléctrico de la Policía de Santa Fe Luciano Nocelli, fue condenado este lunes a cumplir una pena de 25 años de prisión por el “homicidio calificado” a través de disparos “a quemarropa” contra dos personas la noche del 21 de mayo de 2019 en la esquina de Buenos Aires y Boulevard 27 de Febrero, en la zona sur de Rosario.

Según la versión que dio el propio Estado santafesino, esa noche Jimena Gramajo (25) y Maximiliano Rosasco (35) habían intentado robarle a una mujer en la zona de Parque Irigoyen. El oficial Nocelli y su compañero Hugo Leone iban en patrullero y habrían visto la escena, por lo que habrían decidido dar la voz de alto y habría comenzado un “intercambio de disparos” que terminó minutos después con la pareja de supuesto ladrones desangrándose en el asfalto del cruce de la calle Buenos Aires y el Boulevard 27 de Febrero.

Te puede interesar: Familiares y amigos de Bocacha se movilizaron en Rosario para que avance la causa

Tras un proceso en el que ambos efectivos fueron juzgados a partir de las evidencias registradas en diversos videos de cámaras de seguridad de la zona, los jueces Román Lanzón, Carlos Leiva y Mariano Aliau dictaron sentencia condenatoria para Nocelli y absolutoria para Leone. En su veredicto, consideraron que el primero cometió un “abuso de sus funciones como miembro integrante de una fuerza de seguridad”.

La investigación del caso había estado a cargo del fiscal Adrián Spelta, quien logró determinar que Nocelli con su arma reglamentaria efectuó dos disparos contra Gramajo y, al menos, otros dos contra Rosasco “cuando éste yacía desarmado en el piso”.

Las cámaras de seguridad resultaron determinantes para mostrar la conducta criminal de los policías, ya que allí se pudo ver que a las 22:10 de aquel 21 de mayo un patrullero giró en el Boulevard 27 de Febrero con dirección a Buenos Aires, donde se ve a Gramajo esperando sobre una moto. Enseguida se ve cómo la mujer cae desplomada, cómo su compañero intenta resguardarse detrás del vehículo caído y cómo Nocelli lo remata estando el supuesto ladrón herido y desarmado.

Las pericias dijeron que Gramajo (madre de tres niñes) fue baleada a una distancia máxima de 70 centímetros, mientras que Rosasco fue baleado por la espalda a poco más de un metro de distancia. Ambos fallecieron horas después en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez.

Te puede interesar: Un triple crimen narco en Santa Fe desnuda más aún un entramado de complicidades

La absolución del policía Leone, quien también disparó contra la pareja de supuestos ladrones, se basa según los jueces en que disparó “justificadamente” contra quienes “suponían una amenaza” contra su integridad física.

“Nunca debe perderse de vista que el Estado de Derecho sólo puede concebirse con un actuar reglamentado y medido de la fuerza policial”, dijo el Tribunal. Y agregó que “imaginarlo de otro modo implicaría exponer a cualquier ciudadano a ser víctima de un exceso- potencialmente letal-, por desconocer los límites inherentes a la utilización de la fuerza y armas de fuego que portan los agentes públicos”.

“En el momento final en que Nocelli efectúa los disparos ya no había peligro para terceros ni tampoco para los agentes que autorizara las detonaciones a quemarropa”, sintetizaron los tres magistrados. Vale preguntarse qué hubiera sucedido si en esa esquina y en ese momento no hubiera habido un registro fílmico que pudo ser volcado al expediente com prueba irrefutable. Tal como pasó con el policía bonaerense Luis Chocobar, quien el 8 de diciembre de 2017 asesinó por la espalda al joven Pablo Kukoc en el barrio porteño de La Boca, esa imágenes fueron claves para demostrar lo que los propios funcionarios habían querido negar desde un principio.

Leé más sobre la Doctrina Chocobar

Según lo difundido por varios medios rosarinos, los abogados defensores del agente Nocelli “reclamaron la absolución y adelantaron que apelarán el fallo ante un tribunal superior”. Y vale decir que, mientras uno de los policías fue condenado y otro absuelto, ambos fueron encontrados inocentes de “falsificación de documento público y encubrimiento”, otro de los cargos por los que habían llegado al juicio.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias