Política

CONGRESO NACIONAL

Otra vez sopa: el Bloque Justicialista y el FR volvieron a salvar a Cambiemos en Diputados

En la reunión convocada para el tratamiento de las leyes que reemplazan al cuestionado megaDNU 27/2018, esos bloques garantizaron la sesión.

Jueves 22 de marzo de 2018 | Edición del día

Pasan los años pero las mañas no cambian. Este miércoles, en la sesión de la Cámara de Diputados, el peronismo volvió a ser una ayuda para el oficialismo. En este caso, fueron los votos del Bloque Justicialista y los del Frente Renovador los que le permitieron a Cambiemos evitar que la sesión se cayera.

El oficialismo convocó este miércoles a reunión de labor parlamentaria y propuso ahí tratar en el recinto los dictámenes correspondientes a las leyes que buscan reemplazar el megaDNU 27/2018. Se trata de la norma publicada en enero pasado que modificaba y eliminaba decenas de leyes.

Sin embargo, algunos de esos dictámenes no cumplían los siete días desde su emisión. Ese es el plazo que establece el reglamento interno de la Cámara para tratar proyectos en el recinto. Por lo tanto el plan de labor parlamentaria debía ser aprobado por 2/3 de legisladores presentes.

En el momento de iniciarse la sesión era preciso someter a votación en el orden del día de la sesión establecido en labor parlamentaria. A la hora de votar, desde tanto desde el kirchnerismo como desde el Frente Renovador surgieron críticas hacia el oficialismo.

Desde estos sectores pretendieron señalar que era necesario primero derogar el DNU 27/2018 y luego proceder a discutir las normas que debían reemplazar parte de su contenido.

Sin embargo, a la hora de votar el plan de labor, desde el Frente Renovador, Graciela Camaño ratificó que no votarían en contra para evitar que se cayera la sesión.

Así, con los votos propios más los del massista Frente Renovador y los del Bloque Justicialista, Cambiemos logró sostener la sesión y avanzar en el tratamiento de las tres leyes que suplantarían el megadecreto.

Denuncias y pronunciamientos

La previa a la discusión del megaDNU estuvo cruzada por una serie de intervenciones y declaraciones sobre cuestiones que incluyeron el aniversario del golpe genocida de 1976, la Guerra de Malvinas y el brutal asesinato de Marielle Franco, la concejal del PSOL brasilera baleada en Río de Janeiro el pasado 14 de marzo.

Sorprendió ver las múltiples reivindicaciones de parte de integrantes de partidos que no solo apoyaron con intendentes a la Dictadura sino que también impulsaron leyes de impunidad como la Obediencia Debida, el Punto Final o los Indultos.

Pero incluso, la hipocresía política no es necesaria rastrearla tan atrás en el tiempo. Una de las legisladoras que habló contra la represión fue Alejandra Vigo, integrante de Córdoba Federal, esposa del gobernador Schiaretti y representante directa del gobierno de esa provincia. Se trata de la gestión peronista que, hace escasos meses, mandó a allanar más de 10 locales partidarios, de organizaciones sociales y políticas. Resulta sencillo condenar la represión ocurrida hace décadas mientras se lleva adelante otra en la actualidad.

Desde la izquierda, la diputada Nathalia González Seligra fue contundente en la denuncia de las verdaderas razones políticas y sociales del golpe.

“En la dictadura, el propio grupo Macri pasó de tener 7 a 47 empresas”, denunció la legisladora del PTS-FIT, mostrando que el golpe no fue solo accionar de las fuerzas represivas.

Su compañero de bancada, Nicolás del Caño intervino posteriormente en otros de los temas en los que produjeron homenajes.

Así, en relación a la Guerra de Malvinas, el diputado de la izquierda denunció no solo la hipocresía de pretender generar un sentimiento de unidad nacional entre distintos sectores políticos y sociales, sino también el hecho de que la derrota en esa guerra impuso un clima de sumisión ante el gran capital imperialista que perpetuaron todos los gobiernos posteriores, hasta la actualidad.

Del Caño planteó además que la Cámara Baja repudiara el brutal asesinato de Marielle Franco, la concejal brasilera del PSOL que fue baleada hace poco más de una semana.

Te puede interesar: A propuesta de Del Caño, Diputados aprobó repudio al asesinato de Marielle Franco

Madrugada de extorsión y escándalo

“Aquí lo que hubo fue una extorsión y no es la primer vez que ocurre”, afirmó el mismo Del Caño durante su intervención alrededor de la discusión del megaDNU. Recordó allí las veces en que el macrismo intentó avanzar por decreto, mostrando que el discurso “republicano” era una pura formalidad.

“Esta discusión no tiene ningún sentido. Porque el megaDNU está vigente”, agregó. Al mismo tiempo señaló que estos avances del macrismo nuevamente no hubieran sido posibles sin la colaboración del PJ.

Sobre el contenido del decreto 27/2018, Del Caño señaló “lo que hay acá es una desregulación, es decir menos controles del Estado y más beneficios para las grandes patronales. Lo que se hace es querer consolidar un esquema al servicio del gran empresariado”.

Sin embargo, lo que parecía un trámite, terminó en un verdadero escándalo cuando, pasadas las 2.30 de la madrugada, el oficialismo y sus aliados se retiraron para no votar la derogación del megaDNU.

Tanto los diputados y diputadas de Cambiemos, como de fuerzas afines como Evolución Radical (Lousteau y Carla Carrizo) se retiraron para evitar que se vote el artículo que establecía esa derogación.

Te puede interesar: #BochornoParlamentario: Cambiemos y aliados huyeron de la sesión para no derogar el megaDNU







Temas relacionados

Diputados   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO